Santa Teresa de Jesús

Nació en Ávila en 1515 y murió el 2 de octubre de 1582. fue una mujer de recio temple, ferviente, aguda y penetrante en apreciar los valores psicológicos, capaz de dominar a los demás con sus resortes humanos de gracia y voluntad. Sus ansias de salir de lo vulgar, le llevan joven aún, en 1534, a un convento carmelita, famoso entonces en Ávila, La Encarnación. No encontró allí el fervor que buscaba y nos dice que pasó años largos de tibieza espiritual . Hacia 1556 se siente llamada a una reforma, hacía una austeridad mayor en la misma orden. Las dificultades son enormes y las persecuciones de toda clase van templando su espíritu, que sube rápido hacia el estado místico.

Aceptados sus propósitos de reforma por la autoridad eclesiástica se lanza a una actividad fundadora que llena los días de su vida. Su vida está llena de anécdotas que destacan este valor humano que le hacía altamente simpática. No escasean los episodios de su capacidad de dominio: con la Princesa de Éboli y con el P. Jerónimo Gracián.

Comments are closed.