Ventajas e inconvenientes del cambio de hora

Origen:   http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/sociedad-y-consumo/2013/03/29/216272.php

Fuente: Eroski Consumer

El cambio de hora de verano permite aprovechar más la luz, pero puede provocar picos de demanda que incrementen los costes

A pesar de la lluvia, el viento e incluso el frío, el domingo parecerá que el verano está más cerca. Aunque solo sea porque el 31 de marzo da comienzo el horario estival. Se producirá a las 2:00 horas, momento en que el reloj debe adelantarse una hora y colocar las manecillas en las 3:00 horas. La razón esgrimida para cambiar el horario dos veces cada año es el ahorro de energía, aunque el tema siempre suscita controversia. A favor o con reservas, lo incuestionable es que los días serán más largos a partir del domingo y, como se indica en el siguiente artículo, tras adelantar el reloj una hora habrá tanto ventajas (aprovechar más y mejor la luz), como inconvenientes (puede estimular la aparición de picos de demanda de electricidad, con lo que incrementan los costes).

Cambio de hora, en España desde 1974

El horario de verano fue ideado por primera vez por Benjamin Franklin. Propuso atrasar una hora los relojes durante el periodo estival para mejorar el aprovechamiento diurno de la luz natural. Sin embargo, cuando se empezó a popularizar fue en 1916, durante la Primera Guerra Mundial, con objeto de ahorrar carbón.

En España, esta medida se aplica desde 1974, a raíz de la primera crisis del petróleo). Aunque después, la Unión Europea ha unificado las fechas en que todos sus países miembro deben realizar el cambio. La directiva 2000/84 estableció con carácter permanente las fechas de inicio del horario de verano (cuando se debe adelantar el reloj una hora) y del horario de invierno (cuando toca atrasar el reloj sesenta minutos). Se hace dos veces al año: el último domingo de octubre y el último domingo de marzo.

Sin el cambio de horario, en el intervalo entre mayo y septiembre se desaprovecharían horas de luz

La medida, cuya finalidad es ahorrar energía, suscitó controversia -que se repite cada año- desde el mismo momento en que se decidió su implantación. Cuenta con defensores, que subrayan el ahorro y los beneficios de adelantar una hora en verano para diversos ámbitos como el comercio, el ocio… Pero también tiene detractores, que no consideran tan necesario (o incluso contraproducente en algunos aspectos) estar “moviendo el reloj” dos veces por año.

Ventajas del cambio horario de verano

Aunque el adelanto de una hora se hace a finales de marzo, es en el intervalo entre mayo y septiembre, sobre todo, cuando sin el cambio de horario se desaprovecharían horas de luz. En principio, si se trasladan esas horas de luz hacia la tarde, coincide con el tiempo en el que hay más actividad -en el trabajo, en casa o en la calle- y se puede aprovechar. Pueden enumerarse varios aspectos en los que se observan las ventajas del cambio horario:

  1. Ahorro energético:Adecuar la hora para aprovechar más la luz reduce la necesidad de utilizar iluminación artificial. Para un país como España, el cambio de hora puede significar un ahorro de hasta el 5% del consumo eléctrico en iluminación, según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Ese 5% equivale, en términos absolutos, a un ahorro de unos 300 millones de euros.
  2. Ecología:Algunas voces ecologistas argumentan que este menor consumo de energía repercute también en una menor contaminación ambiental.
  3. Seguridad vial:Añadir horas de luz durante las horas en que más se coge el coche puede ayudar a disminuir los accidentes de tráfico.
  4. Comercio:El horario de verano favorece al comercio y a los negocios relacionados con la hostelería. El hecho de que haya más luz tiene un componente psicológico elevado: a la mayor parte de las personas les gusta más salir a la calle cuando es de día que por la noche. Con más luz la gente se anima a no quedarse en casa y, además, no anochece hasta después de haberse cerrado las tiendas.
  5. Ocio:Salir al parque con los niños, hacer deporte, quedar con amigos… La luz hasta más tarde también hace más apetecible cualquiera de estas actividades relacionadas con el tiempo libre.
  6. Salud:Un informe realizado por la consultora neerlandesa Research Voor Beleid señala que la existencia de más horas de luz reduce el estrés, ya que la gente tiene más tiempo para realizar actividades al aire libre, se siente más segura al volver a casa con luz diurna o puede beneficiarse de los efectos positivos de la exposición al sol, como la asimilación de vitamina D.

Inconvenientes de cambiar la hora

A pesar de las ventajas, hay personas en desacuerdo con el cambio horario. Desde quienes sostienen su inutilidad hasta sus detractores, cuyas razones para disentir de los cambios de hora bianuales se resumen en las siguientes:

  1. ¿Ahorro de electricidad?:El cambio de hora puede favorecer la aparición de picos de demanda de electricidad, con lo que los costes aumentan. El ahorro pretendido, entonces, no sería tan grande. Además, entre la comunidad científica se extiende la idea de que el ahorro energético que se pueda tener en determinadas horas se incrementa en otras.También, para que se ahorre en realidad, se debería llevar a cabo un comportamiento responsable, tanto en las casas (prescindir de la iluminación artificial cuando no es necesaria) como en empresas e industrias.
  2. Aumento del uso de aire acondicionado:Al haber más horas de luz por la tarde (cuando más calor hace), se consume más aire acondicionado y también se gasta más. Además, se perjudica al medio ambiente.
  3. Trastornos en la salud:El cambio de hora puede dificultar la percepción del tiempo y afecta, según los expertos, al reloj biológico. Puede provocar trastornos en el sueño, sobre todo en niños y ancianos. Además, quienes padecen migrañas y jaquecas se ven también afectados y, entre la población sana, las personas de conducta diurna tienen mayores problemas de adaptación.
  4. Agricultura:Puede ocasionar problemas a la agricultura y a otras ocupaciones que dependen del tiempo de exposición a la luz solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *