La mirada bélica de Spielberg en War Horse

War Horse es una pieza de arte al más puro estilo cinematográfico de Steven Spielberg. La película estrenada en 2012, fue ambientada en el año 1914, durante los difíciles tiempos de la Gran Guerra, con la inconfundible marca del mencionado director estadounidense. Ya el cineasta nos había demostrado su sobresaliente forma de retratar situaciones bélicas en La Lista de Schindler. Aunque en esa oportunidad, fue la Segunda Guerra Mundial con el nazismo como eje central lo que la condujo.

Para War Horse o Caballo de Batalla en español, la historia relata las vivencias de un equino purasangre llamado Joey,  nacido y criado en Inglaterra bajo la mirada de Albert. Con el lazo fundamental entre ser humano y animal, transcurren poco más de dos horas y media de filme, inspirados en una novela de 1982. Muestra la profundidad de un guión que estremece las más hondas sensaciones, por las necesidades y situaciones que genera la guerra, obteniendo un punto de referencia en la cinta.

El toque Spielberg

Steven Spielberg es reconocido primordialmente por su influencia en las creaciones fantásticas, con los efectos especiales como bandera, sin embargo, en War Horse toma mano de otros elementos. Sin dejar de lado la crudeza que producen los tiempos de batalla, con escenas tan potentes como en las que, se fusila, a un par de jóvenes alemanes por abandono del ejército, Spielberg exhibe una muestra de heroísmo en Joey. Luego de ser vendido a las tropas británicas por el padre del criador Albert, el caballo exhibe una muestra de resistencia inspiradora.

Marca cinematográfica

Las veces que Spielberg ha decidido incursionar en el cine bélico, épico, ha dejado su huella. También es recordada su notable dirección en Salvando al Soldado Ryan. Si bien es cierto que este tipo de filmes no forman parte del grueso de su filmografía, es quizás la que mayores fibras ha tocado con War Horse como una de sus pruebas.

 

 

 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *