Home » Confusiones lamentables

Confusiones lamentables

 

«Zapatero, a tu zapato, os dirán. Vosotros preguntad: “¿Y cuál es mi zapato? Y para evitar confusiones lamentables, ¿querría usted decirme cuál es el suyo?»

Antonio Machado, Juan de Mairena.