Home » Abajo la vergüenza y la mentira

Abajo la vergüenza y la mentira

 

Wyoming, Alcalá de Henares, 22 de junio de 2012

Yo no vengo aquí a hacer el festival del humor,
vengo a deciros ¡más de lo mismo!,
pa’ que os jodáis.

La verdad es que el programa nuestro se ha convertido en un referente.
Tiene un lado positivo, que es que claro,
yo me beneficio de la subida de la audiencia,
pero tiene un lado negativo,
y es que nos hemos quedado solos por la total sumisión de los medios de comunicación
ante esta gran estafa al pueblo español.

Yo estoy ya muy cansado de escuchar,
ahora ya ha llegado el tiempo en que ya no hay responsables,
ya no hay nombres propios,
no hay que judicializar nada,
y no hay que mirar atrás.
Ahora ya se puede robar con total impunidad,
atracar al ciudadano,
que nadie va a pagar absolutamente nada.

Este es el estado de información en el que nos ha tocado vivir.
Yo estoy muy cansado de escuchar como Rajoy
dice a las 9 de la mañana en Onda Cero
que no va a dar ni un solo céntimo del dinero público a la banca española,
porque eso era una  cosa de Zapatero,
y a las 12 de la mañana del mismo día
se firman los primeros 2.000 millones de entrega a la banca.
¡El mismo día!
A eso los medios de comunicación le llaman falta de comunicación.
¡Es una simple y llana mentira!, ¡una patraña! y una estafa!
Y que lo digan alto y claro.
¡Vamos a volarle el dinero a los trabajadores para dárselo a los bancos!
Esa es la frase, que no publica ni un solo medio de comunicación.
Porque la única verdad es que si un presidente de Gobierno,
a las 9 de la mañana dice una cosa,
y a las 12 de la mañana su Ministro de Economía hace lo contrario,
lo cesa de forma fulminante.
No es falta de coordinación.
Esas cosas se aprueban en un Consejo de Ministros,
se reúnen, hacen el cálculo del dinero que necesitan
y se sabe ya de dónde lo van a sustraer.
Es decir, no es una falta de coordinación,
él lo sabía perfectamente,
pero está tomando el pelo,
porque lo que siente, en el fondo,
es un profundo desprecio por su pueblo.
Esa es la verdad.

Los mineros están encerrados en la mina.
Se pueden morir encerrados,
porque no van a mover un solo dedo.
¡Les importa un carajo!
Y cuanto más abajo se metan, mejor para ellos.
No les importa en absoluto.
Y esa es la razón por la que en mi programa
todos los días sacamos lo que dice el Sr. Rajoy en Europa
y lo que dice en España.
Y es absolutamente contradictorio, es lo opuesto.
Allí da el discurso de lo que va a hacer
y aquí nos cuenta una milonga.
Nos la cuenta cuando sale,
porque hemos vuelto a la era de los sátrapas,
de los grandes caciques,
cuando ya aparecer en el balcón es como un regalo que se le hace al pueblo.
Ya no tiene por qué dar explicaciones.
No se ha enterado todavía que está al servicio del pueblo,
al servicio de la ciudadanía.
Que el sueldo que cobra,
que su coche oficial,
que el Palacio de La Moncloa,
que todos esos servicios que le damos con el dinero de los impuestos los españoles
son para que trabaje y administre la Nación,
¡que no es el puto propietario!,
que es el administrador.

Y todo esto es posible
porque tenemos una Justicia
que nunca pasó por una Transición.
Hoy, mejor dicho ayer, lo dijo muy claro
Doña Esperanza Aguirre, Ilustre Presidenta de nuestra Comunidad,
dijo: el Tribunal Constitucional no está formado por magistrados,
está formado por políticos.
Bien, ¿al servicio de quién?, ¿al servicio de quién?
¿O va a decirnos que la Justicia española trabaja
para la extrema izquierda y para Herri Batasuna?
¿Qué nos quiere decir con esto?
Ya nos había anunciado algo el Sr. Gallardón, Ministro de Justicia,
cuando dijo: voy a cambiar el sistema de elección de los jueces
para acabar con la politización.
¡Ah! ¿qué estaban politizados?
Es que hasta ahora nos habían dicho
que eran absolutamente independientes,
que había una división de poderes
y que estos señores eran absolutamente objetivos.
Y resulta que dice el Ministro de Justicia que no,
que están politizados.
Entonces para qué tanto tiempo
nos hacen acatar las sentencias y callar
y no hacer una sola crítica a la Justicia
porque era un poder objetivo.
Ahora tanto el Ministro de Justicia como la Presidenta de la Comunidad
dicen que son todos políticos, al servicio de intereses.
Sí, al servicio de los intereses del capital.
¡Y esa es la razón por la que ni un solo corrupto de este país está en la cárcel!

Hay decenas de miles de folios de fechorías en el sumario de Gürtel. Ahora, hoy, en junio de 2012, no hay ni una sola persona procesada ni en la cárcel,
por esas decenas de miles de fechorías
y esos miles de millones que han robado.
¡Y no se ha devuelto un duro!

Pero como ellos dicen
no les tiembla la mano a la hora de firmar recortes.
No les tiembla la mano
a la hora de deshacer eso que llamábamos el Estado del Bienestar.
Y encima quieren hacer responsable al pueblo,
diciéndole: es que habéis vivido siempre por encima de vuestras posibilidades.
¿Por encima de qué posibilidades?
La gente vivía con las posibilidades que tenía.
Uno puede vivir por encima de sus posibilidades un fin de semana, un mes…
¿Me están diciendo que la gente ha vivido 60 y 70 años por encima de sus posibilidades?
¡¡¿es que somos gilipollas o qué?!!

Y tienen muy clarito el ejemplo.
Dicen, es que se entiende muy bien,
es como una familia:
una familia no puede ingresar 100 y gastar 200.
¿Pero qué familia de este país puede estar años y años gastando el doble de lo que tiene?,
¿en qué coño supermercado le fían?,
¿qué banco deja que no paguen la hipoteca?,
¡¡¿pero de qué están hablando?!!
¿por qué? ¿a santo de qué?.

Es verdad que hay muchos españoles endeudados,
porque esa es la base del funcionamiento de este sistema: ¡El endeudamiento!
Si no este sistema en el que vivimos,
que se llama capitalista, se para y se cae.
El Estado está endeudado, ¡claro que está endeudado!
Cuando hay que hacer una carretera
no llega allí el Ministro con miles de millones a repartir.
Se hace la carretera y se paga a 30, 60…
y se muere entregando certificaciones.

La gente para comprar un piso, cuando llega y lo ve,
no llega y dice: ¿cuánto vale? 300.000 €.
Tenga: los 300.000… ¡no!
Tiene que ir a un banco, ese es el primer paso,
Y en el banco es donde le dicen cuáles son sus posibilidades.
¡Nunca por encima!
Le dicen: tráeme, la nómina;
tráeme, un aval, si lo tienes… tráeme…
Pues esto es lo que hay.
Bien, entonces entran en una cosa que se llama “bastanteo”,
se  lo dan a un técnico y le dicen: éstas son tus posibilidades:
tanto al mes, durante tantos años.

El ciudadano no decide sus posibilidades.
El ciudadano se tiene que buscar la vida con lo que tiene.
Y las posibilidades se las han dado los bancos,
cuando ellos han tenido que acceder  a una vivienda.
Porque a ellos les han convencido de que el régimen de alquiler era nefasto,
era quemar dinero.
Y que lo que tenían que hacer era comprar una vivienda,
hipotecarse a 30 años la mayoría de los ciudadanos.
Para no quemar ese dinero,
para tener un pequeño patrimonio que les sirviera a ellos y a sus hijos.
Es decir, las posibilidades no las han decidido los ciudadanos,
las han decidido los mismos que han creado esta gran estafa.

 

(en proceso de transcripción)

 

[kml_flashembed movie=”http://www.youtube.com/v/JP4Hg4CX4a8″ width=”425″ height=”350″ wmode=”transparent” /]