Notas y valoraciones finales

Ya han pasado varios meses, verano, otoño y Navidad por enmedio, y muchos avatares más (incluso lesiones graves …), del final de esta asignatura. Quizás me he esperado demasiado, pero a tenor de lo que voy a contar a continuación, creo que es el momento adecuado. Vamos allá.

Tal como se avanzó en la entrada anterior, allá por mayo, la última sesión presencial del curso se dedicó a realizar un control (examen) escrito, de forma que la fecha oficial (o convencional) del examen para junio se reservó para las exposiciones de los grupos de trabajo, pero también para una retroalimentación final, y, una encuesta informal de opinión sobre los puntos fuertes y débiles como sugerencias de mejora de esta asignatura, que ha sido la primera asignatura en modalidad semi-presencial (b-learning) de la Diplomatura de Óptica y Optometría de la Universidad de Alicante.

Como ya se avanzó, previo a ese control escrito final, se proporcionó a los alumnos ejemplos de exámenes resueltos y puntuados (hechos por el profe) de cursos anteriores. De esta forma, a pesar de que el ritmo en mayo era frenético, los alumnos pudieron disponer de otra guía orientativa sobre los objetivos de evaluación de esta asignatura. Ese último día, 27 mayo, justamente ahora 8 meses, se hizo el examen, pero con solamente 9 de los 13 alumnos matriculados anteriormente, al igual que pasó el 17 de junio, día señalado para las exposiciones y final de curso.

Como ya preveía, para este control escrito (con solamente 30 % de nota máxima para el total de la asignatura), algunos alumnos se lo prepararon mejor, otros peor. El examen, con una duración máxima de 90 minutos, constaba de una parte teórica (6 cuestiones cortas, con posibilidad de pequeños ejercicios numéricos) y una parte de problemas largos (dos en concreto), con unos pesos de 60 y 40 %, respectivamente. En cualquier caso,  he aquí las notas del control:

Resultados del control escrito

Nº ALUMNO

TEORÍA /10

TEORÍA /6

PROBL. /10

PROBL. /6

EXAMEN

1

8.33

5.00

4.50

1.80

6.80

2

7.92

4.75

0.00

0.00

4.75

3

 

 

 

 

NP

4

 

 

 

 

NP

5

 

 

 

 

NP

6

8.33

5.00

0.00

0.00

5.00

7

8.33

5.00

10.00

4.00

9.00

8

9.58

5.75

8.75

3.50

9.25

9

8.75

5.25

4.50

1.80

7.05

10

9.17

5.50

4.50

1.80

7.30

11

7.50

4.50

8.75

3.50

8.00

12

7.08

4.25

4.00

1.6

5.85

13

 

 

 

 

NP

Como se puede ver, los resultados fueron completamente satisfactorios, tanto para ellos como para mí.

Respecto a la evaluación continua, cuyo herramienta estandarte ha sido este sub-blog, resultante de la supervisión de las actividades individuales (participación en blog, problemas, etc) y grupales (exposiciones), la tabla siguiente muestra los resultados obtenidos:

 Resultados de la evaluación continua

Nº ALUMNO

OPINION

PROBL.

ACTIV.

EXPOS.

TOTAL /10

1

9

10.00

7.78

8.50

8.71

2

3

0.00

1.11

9.00

5.02

3

0

0.00

0.00

0.00

0.00

4

3

0.00

2.22

0.00

0.74

5

2

0.00

1.11

0.00

0.42

6

3

0.00

1.11

9.50

5.27

7

8

10.00

6.67

9.50

8.88

8

9

10.00

4.44

8.50

8.04

9

10

10.00

7.78

8.50

8.81

10

7

10.00

4.44

8.50

7.84

11

9

10.00

6.67

8.50

8.48

12

7

6.67

3.33

8.50

6.95

13

3

0.00

1.11

0.00

0.52

Y, de acuerdo con la separación de la nota final, comunicada al principio del curso, aquí los tenemos:

Resultados de la evaluación final

Nº ALUMNO

EXAMEN

PRÁCTICAS

EVAL. CONT.

TOTAL /10

1

6.80

8.00

8.71

8.0

2

4.75

5.00

5.02

5.0

3

NP

 

0.00

NP

4

NP

 

0.74

NP

5

NP

 

0.42

NP

6

5.00

8.00

5.27

5.7

7

9.00

10.00

8.88

9.1

8

9.25

8.00

8.04

8.4

9

7.05

8.00

8.81

8.1

10

7.30

8.00

7.84

7.7

11

8.00

8.00

8.48

8.2

12

5.85

6.00

6.95

6.4

13

NP

 

0.52

NP

Como se puede ver en estas tablas, algunas conclusiones pueden extraerse:

  •  9 de 13 alumnos matriculados participaron activamente en la asignatura. Dos de estos nueve alumnos, las codificados como “2” y “6”, tuvieron una evaluación continua pequeña, pero más que suficiente para aprobar la asignatura compensando con otras secciones de evaluación.
  •  La participación en el blog de aula en el formato “opinión” fue muy alta. De 17 entradas del profesor y 9 temas explicados, el promedio de intervenciones coherentes de los alumnos fue de 6.
  •  La participación en el blog de aula en el formato “acción” (actividad) también fue muy alta, con un nota promedio de 4.81 (descartando a los alumnos NP) para 9 actividades propuestas.
  •  Más de la mitad de los alumnos entregaron más de dos problemas numéricos propuestos (de un total de 3).
  •  Las notas del control escrito fueron muy positivas para los alumnos presentados.
  •  Las notas de exposición fueron altas y merecidas, siendo para todos la primera vez que hablaban en público encima del “púlpito del profesor”, pero también gracias a la labor gratificante de supervisión que realicé en cada equipo.
  •  En definitiva, que todos aquellos que participaron y fueron evaluados (9 de 13) en cada una de las actividades principales propuestas (control escrito, prácticas y evaluación continua) aprobaron la asignatura, o sea, un porcentaje real de aprobados del 100 %.

 

Respecto a la recuperación de la asignatura, aspecto que tampoco debemos olvidar y que tenemos que prever, aunque sea una metodología b-learning, se avisó desde el principio que todo alumno debía puntuar en cada actividad principal. Cada sub-nota principal no era excluyente, sino acumulativa, a no ser que no hubiera registro. Esto quiere decir que si un alumno acumula nota suficiente hasta 5 ptos con el control escrito y las prácticas, pero no ha participado en la exposición de final de curso, no se le aprobará, sino que se codifica como NP, y se le guarda la nota acumulada para la convocatoria de recuperación (septiembre). Pues bien, ninguno de los 4 estudiantes NP se apuntaron a la convocatoria de septiembre. Cabe decir, para finalizar esta puntualización, que también está relacionada con las bajas producidas en la asignatura, que justamente estos 4 estudiantes, que casi nunca asistieron a clase, expresaron una indiferencia absoluta desde principios de curso al conocer las innovaciones educativas que incorporaba, y suponer por ello un plan de trabajo continuo a lo largo del cuatrimestre, para el cual no estaban prestos a hacer sin cambiar sus prioridades previstas.

VALORACIONES FINALES

Un profesional docente competente no puede dejar de ser reflexivo sobre su actividad. Y a este respecto no dejé desaprovechar la oportunidad del día de las exposiciones (mediados de junio), una vez que todos los alumnos habituales ya podían valorar coherentemente toda la asignatura, para recoger sus opiniones sobre el periodo/proceso docente compartido con ellos. A este respecto, preparé una encuesta propia, con los siguientes aspectos a evaluar:

  •  esfuerzo y tiempo dedicado por los alumnos en la asignatura, tanto de la parte teórica como de la práctica, y tanto de la parte presencial como la de la no presencial;
  •  puntos fuertes y débiles;
  •  y sugerencias de mejora.

 

Por tanto, aproveché las 9 encuestas informales de opinión para auto-reflexionar sobre mi labor docente y tomar, si cabe, algunas decisiones de cambio, siempre para mejorar lo ya establecido. Del análisis de los resultados de las encuestas cabe resaltar:

  •  Sobre contenidos/documentación: notas muy positivas, la asignatura es interesante y útil, tal como ya refleja las directrices ministeriales para el futuro Grado en Óptica y Optometría.
  •  Sobre metodología: se ha asimilado bien, pero ha costado puesto que no estaban preparados para ello. Aún así, el formato de evaluación ha sido altamente reconocido.
  •  Profesorado y coordinación académica: los alumnos se sienten altamente satisfechos con el asesoramiento y la orientación que ha realizado el profesor en base a sus requerimientos individuales.
  •  Estudiante: a pesar del esfuerzo y el tiempo dedicado a una asignatura optativa (que infravaloraban inicialmente), los grados de implicación y satisfacción de lo vivido y aprendido en la asignatura han sido altos.
  •  Respecto a la pregunta 5 (“¿recomendarías esta asignatura a otras personas?): sí a nivel de contenidos y relación con la carrera universitaria, siempre y cuando se informe previamente al alumnado sobre la nueva metodología docente empleada. Por tanto, si el estudiante no está preparado o habituado ya en la nueva metodología b-learning que promulgan las directrices del EEES, es muy probable que no se decante por seleccionar esta asignatura optativa. Y así ha ocurrido en la matrícula del curso 2008-09, donde nadie se ha matriculado.
  •  Puntos fuertes: se aprende mucho, al ritmo que desee el estudiante, y las nuevas herramientas digitales (CVirtual, blog, etc) ayudan a interactuar y aprender mejor.
  •  Puntos débiles: demasiadas actividades (3 máximo por tema), se debe estimar mejor el tiempo de dedicación del alumno.
  •  Sugerencias de mejora: limitar las actividades no presenciales.

 

Respecto a mi valoración personal:

1. Obviamente, no se puede siempre superar un reto al primer intento y sentirse satisfecho del todo, pero, en mi caso, debo confesar que la experiencia ha sido muy gratificante. Así, por ejemplo, el rendimiento académico de este curso comparado con los anteriores ha sido incluso ligeramente superior.

 

2. A pesar del tiempo invertido, sobre todo en la preparación de nuevos materiales docentes, cuando se ya se disponía de ellos en otros formatos (PowerPoint, etc), estoy convencido de haber asentado bien esta metodología docente en esta asignatura, y, saber implementarla en otras. Con lo cual, en próximas ediciones de la misma se potenciarán sus puntos fuertes y se minimizarán sus puntos débiles, sobre todo limitando bien las actividades no presenciales (por ejemplo de tres a dos por tema, y, trabajando con “debates” del CVirtual para realizar el seguimiento de las exposiciones, y no vía GoogleDocs).

 

3. Sin embargo, estoy bastante desanimado con la falta de continuidad en esta asignatura al ser de carácter optativo, y por ejemplo no tener alumnos en el curso actual (2008-09). Es verdad que como asignatura optativa es muy amplia en contenidos debido a su impronta inter y multi-disciplinar. Lo ideal sería dividirla en varias asignaturas más, al menos en dos separando radiometría/fotometría (temas actuales 1-5) y rendimiento visual (temas actuales 6-10).

 

4. Para colmo, aun siendo una materia recomendada en las directrices ministeriales de esta carrera universitaria, incluida en el bloque conceptual de Optometría, dudo mucho que en la actual comisión de grado, que actúa en la Universidad de Alicante para el diseño del plan de estudios del futuro Grado en Óptica y Optometría, la mantenga como está, sino que seguramente, muy a mi pesar, será disgregada en temas sueltos dentro de otras asignaturas troncales y optativas.

 

5. Por tanto, da para pensar que se ha perdido en parte el tiempo, que esto ha sido como un single de éxito (de fama muy efímera, como en los años 60), si bien estoy convencido que este modo de actuar como profesional docente, y con esta nueva metodología y saber actuar, es el correcto y seguiré haciéndolo en asignaturas presentes y futuras, asesorando sin inconvenientes a colegas que estén dispuestos a escuchar y valorar (no necesariamente seguir) mis experiencias y consejos.

 

6. Espero pues que los aspectos positivos de esta experiencia educativa se puedan extrapolar con mayor éxito en otros estudios universitarios y pre-universitarios. En cualquier caso, siempre estaré a la disposición de aquellas personas inquietas por la innovación educativa, ya sea pre o universitaria.

 

7. A la vista de mi experiencia educativa, y teniendo en cuenta la zona de rendimiento óptimo adaptada al aprendizaje que enuncia D. Goleman en su reciente monografía “Inteligencia social” (Ed. Kairós, 2006, página 351), estoy convencido de que las nuevas TICs de apoyo a la docencia pueden aportar muchos recursos para adaptar los retos de aprendizaje a un nivel proporcional al alcance de las capacidades individuales de cada estudiante. Este blog de aula es un claro ejemplo de implementación práctica, con mayor o menor éxito, según como se mire. Sin embargo, esta misma implementación puede que no sea tan fácil para grupos más numerosos de estudiantes y disciplinas pre y universitarias, y todas ellas impartiéndose simultáneamente en modalidad b-learning en el mismo periodo lectivo. Éste será el gran reto para los próximos años si no se optimizan eficientemente los recursos instrumentales y humanos, ya disponibles y otros necesarios, en la educación universitaria.

 

Por tanto, ¿estamos ante “The End” de esta aventura de innovación educativa?

Leave a Reply