Ja han passat 2 anys, i molts de nosaltres et trobem a faltar …

Joaquin_DevesaHola Joaquín!

Cóm passa el temps, Ximo!

Ja hauràs vist des d’alt, des del cel (on segur que estàs), que moltes coses han canviat aquí baix … En tot cas, molts de nosaltres, associats a les 2 famílies que vas gaudir en el teu tram final de vida, no t’oblidem … Els teus nets, sobre tots el meus, sempre canvien de semblant quan t’anomenem, i un sentiment d’amor i anyorança recorre les seues cares. I qué dir de la teua dona i els teus fills (entre ells la meua esposa) … Igualment passa, estic segur, en col·legues teus de la Creu Roja de Novelda, estiguen ara o no vinculats encara allí. No m’extranyaria que durant aquest dies encara rebres un ramell de flors a la teua tumba … Estic segur que encara guardaran bons records de tu gent com Jesús Navarro, Marianet (actual alcalde de Novelda), Sarrió, el teu amic francés Henry, etc.

No escric més, que si no em salten les llàgrimes … Però, no vuig acomiadar-me de tu sense fer 2 coses més:

1- Missatge per a “els vius”: “La felicidad de ahora es el dolor de entonces”, pero también “El dolor de ahora es la felicidad de entonces”. (De la película “Tierras de penumbra”), Así que, como decía Gandalf a Frodo dentro de las Minas de Moria (en la película “La comunidad del anillo”): “A ti (nosotros) te (nos) toca decidir qué hacer con el tiempo (vida) que nos han concedido”. I crec, Ximo, que seguir els teus passos finals com a líder carismátic és un bon camí de satisfaccions i felicitat …

2-Reproducción aquí (para que no se pierda nunca) de mi carta en tu memoria en el foro noveldense “Torretriangular” tras tu entierro y la demostración popular de cariño y reconocimiento hacia ti en la Plaza del Ayuntamiento, y delante del edificio de tu Cruz Roja:

Estimada familia de la Cruz Roja de Novelda:

En representación de la familia Devesa-Rico, os agradeceremos eternamente el acto tan emotivo de homenaje que habéis organizado hoy con motivo del fallecimiento de “nuestro” Joaquín Devesa. Muchísimas gracias de todo corazón, en nombre de Gumer, Mª Carmen, Marisa, Fran, Alberto, etc.

Parece evidente a estas alturas que “nuestro” Joaquín Devesa se merecía un acto de despedida como éste. Es verdad, y voy a intentar justificarlo desde la perspectiva de su capacidad de liderazgo, sobre todo en su quehacer diario en la Cruz Roja de Novelda. La verdad es que mi suegro era un hombre de, y para, la familia. Pero es que tenía dos familias: su esposa, hijos y nietos, etc, y, su Cruz Roja. Por todo lo acontecido esta tarde, y en nombre su primera familia, me gustaría corresponder acercando a la gente la figura de Joaquín Devesa en estas breves líneas, sobre todo su carisma como líder dentro de su segunda familia, para daros todo el aliento e impulso posible para superar conjuntamente la pérdida de “nuestro” Joaquín Devesa.

Adjunto a esta carta incluyo dos mini-libros sobre las cualidades de un buen líder y el trabajo en equipo [se encuentran en el correo electrónico de la Cruz Roja Novelda], que considero oportuno citar y apoyarme en ellas para alentaros a seguir siendo una institución de referencia en nuestra ciudad, y en toda la provincia.

Joaquín Devesa, desde un punto de vista de administración de empresas, realizaba con total dedicación y motivación por su trabajo tareas de dirección a varios niveles (operativo, táctico y estratégico): desde organizar tareas, secuencias acciones y supervisar funciones de muchos compañeros, hasta asegurar recursos y participar en la realización del diagnóstico interno-externo de la organización local, pasando en muchas ocasiones por el aseguramiento de la coordinación y la optimización de muchos recursos de la Cruz Roja de Novelda. Era, en definitiva, uno de los catalizadores de esta institución, puesto que era un jugador que, trabajando en equipo y abarcando multitud de recursos y habilidades personales, conseguía que las cosas sucederían día a día.

Joaquín Devesa practicaba diariamente el liderazgo sin saberlo, como si fuera algo innato en él. Tenía una gran capacidad de influencia sobre mucha gente, era escuchado y respetado, sobre todo entre sus compañeros más jóvenes. Pero, sobre todo, a la hora de captar socios para la Cruz Roja , y tareas afines (lotería, etc), lograba tocar el corazón de la gente antes de pedir una mano, por lo que muchísimas veces la gente lo apoyaba antes de dar explicaciones sobre su visión de la Cruz Roja de Novelda. En definitiva, un sembrador de bienestar, salud e ilusión.

Según la ley de la moral alta, nada duele cuando se está ganando. Pero, evidentemente, ambas familias estamos “tocadas”, por lo que siendo conscientes ya de esto, y con el apoyo de y la confiabilidad en las fuerzas colectivas de ambas familias (equipos), debemos reaccionar para realizar los ajustes pertinentes en pro de recuperarnos y crecer en todos los sentidos a pesar de esta inesperada y dura experiencia.

Creo que es el momento oportuno, a pesar del “sacrificio” de Joaquín Devesa, de impulsar el crecimiento de nuevos líderes en ambas familias, puesto que se necesita un líder, aunque ya se haya ido, para levantar a otro, para dirigir nuevos líderes, a la escala que sea, de forma multiplicativa, y no aditiva mediante solamente la captación y dirección de seguidores. Por parte de la primera familia de Joaquín Devesa, eso es justamente lo que haremos sobre todo con nuestras esposas y nuestros hijos, cuñados y sobrinos, y demás familia. Espero, y deseo, que tal iniciativa se lleve a cabo con igual ímpetu y confianza en el éxito en la segunda familia de Joaquín Devesa: la Cruz Roja de Novelda.

Así que, para finalizar, según la ley del legado (herencia) -el valor duradero del líder se mide por la sucesión- , animo a todas las personas que amaban y estimaban a “nuestro” Joaquin Devesa a poner en práctica, a la escala que sea, las enseñanzas que diariamente ejercía este “catedrático” del liderazgo.

Nunca te olvidaremos, Joaquín, porque tu recuerdo perdurará a través de la interacción y quehacer diario con nuestras familias y compañeros de trabajo.

Fdo: Francisco Miguel Martínez Verdú

 

Una abraçada i seguirem en contacte,

Francis

Leave a Reply