Que ver en Lyon

febrero 5, 2019 | Sin categoría

Hoy quiero hablaros de una ciudad francesa a la que podemos calificar de auténtica joya, se trata de Lyon. Es la capital del departamento de Rhone- Alpes y tiene más de dos mil años de antigüedad. Es la ciuda ideal para visitar en un fin de semana y para las personas que gustan de conocer lugares apartados de los circuitos turísticos.

Lyon tiene un relieve muy peculiar. Creció entre dos ríos, el Saona y el Ródano, y al abrigo de dos colinas, Fourviére y Croix Rousse. La primera fue el origen de la ciuadad, se sabe por un yacimiento romano del siglo I a.C. Está coronada por la basílica de Notre Dame, y se le conoce popularmente por “la colina que reza”. A la otra colina, Croix Rousse, se le conoce por “la colina que trabaja”, pues aquí se asentaron en los siglos XVII y XIX la célebres manufacturas de seda de Lyon. Desde cualquiera de las dos cumbres hay una bonita panorámica de la ciudad.

lyon que ver y hacer

Bajo la colina Fourviére se asienta el casco antiguo llamado Vieux Lyon, una de las áreas renacentistas más importantes de Europa, ha sido declarada por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad en 1998. En la década de los años 60 fue reconstruido y hoy en día es un laberinto de calles, algunas e ellas peatonales, con hermosas iglesias como St. Paul y St. George. Cuando vamos paseando por estas calles nos llama la atención el colorido de los tejados rojos y las fachadas de muchos palacios de gran riqueza ornamental.

Destacan la casa de Gadagne que es la sede del museo de Historia y el de Títeres; la Lonja edificada en 1630 y la Maison du Chamarier, adosada a la catedral de St. Jean, construida entre los siglos XI al XVI. Estas calles del Viejo Lyon tienen muchas tabernas tradicionales, son locales ideales para disfrutar de un típico menú compuesto por: ensalada lyonnaise, hecha con lechuga, higadillos de ave y huevos escaldados, de segundo plato, pollo Célestine con champiñone y tomates todo ello flambeado con coñac y vino blanco, y de postre coussins de Lyon, son pasteles de almendra bañados en chocolate. Todos estos platos bien regados con vino Beujolais.

Después de tan opípara comida podemos dar un paseo por el barrio de Presqu`île, que significa “casi isla”, que es el resultado de el urbanismo llevado a cabo en los siglos XVI al XIX sobre las crecidas del río Ródano. El barrio se desarrolla a los pies de la colina de la Croix-Rousse, tiene un fuerte carácter comercial desde la Edad Media y el Renacimiento. Es muy bonito y se recorre a pie, pasando de una calle a otra a través de patios vecinales.

En este barrio se encuentran algunos de los monumentos más emblemáticos de Lyon como el Hotel de Ville, que es el ayuntamiento desde 1646; la abadía de St. Pierre, cuyo claustro se ha transformado en jardín; las iglesias de St. Nizier y St. Martín dÀinayla Ópera o el Museo de las Bellas artes y el de los Tejidos. Hay en esta zona muchas tiendas artesanales y muchos restaurantes, joyas de la gastronomía de Lyon.

No nos podemos ir de Lyon sin pasear por el parque Tête d´Or situado junto al Ródano al norte del centro histórico. Tiene 105 hectáreas y es uno de los mayores de Europa. Sus rosaledas, invernaderos y lagos hacen de él una maravilla. Cuenta con un pequeño zoo.

Cuando hablamos de Francia, casi siempre pensamos en París, pero no olvidemos que este país tiene otras muchas hermosas y coquetas ciudades, Lyon es una de ellas.

Tags:

Leave a Reply

Categories

Pages

© Orsted Theme Copyright WPCorner

Find Wordpress Themes at WPCorner | Theme Sponsored by Cowboys Tickets