¡Y Johnny cogió su fusil!

Se necesitaban 125.000 voluntarios para el ejército del Tío Sam. El dibujo de Bartholomew muestra que estaban más que dispuestos.

Por cierto, en los cartoons sobre la Guerra de Cuba se aprecia un cierto pluriempleo de la personificación de los EE.UU, el Tío Sam. Es curioso cómo esta figura se ha mantenido en primera línea todos estos años en el campo de la propaganda estatal.

[Se me olvida siempre: aquí está el libro de donde saco los dibujos]

Tags: , , , , , , , , ,

Comments are closed.