Enrique IV el Impotente

Otro sitio más de blogsUA

Polémica de la homosexualidad de Enrique IV

without comments

Luego, después de las dos polémicas precedentes (la de la impotencia del rey y la de la inseminación artificial), surge otra polémica, dicen que es homosexual porque tiene relaciones cercanas con varios nobles que le auxilian en sus labores de gobierno (por ejemplo, se trata de Beltrán de la Cueva, que es el favorito de Enrique IV en vez de Juan Pacheco). En cambio, nadie lo esperaba pero nace Juana. Es reconocida como heredera al trono. Pero, uno de los nobles propaga la rumor de que Juana no es la hija legitima del rey ya que le había engendrado la reina y el auxiliar del rey (Beltrán de la Cueva). Además, Alonso de Palencia en su obra y en sus poemas satíricos atribuye a Enrique IV el ser homosexual después de haberlo atribuido a Juan II de Castilla y a Álvaro de Luna. Así que podemos sospechar que estas acusaciones eran habituales para desprestigiar a una persona. Muerto Alfonso, preferido a Isabel por su condición de varón, sus partidarios se pasaron al bando de Isabel. De aquí, viene otro debate: son ambas mujeres, o sea que la legitimidad de Isabel requiere la ilegitimidad de Juana. Huelga decir que Isabel cuenta con numerosos partidarios y llega a impulsar un proceso de beatificación en su nombre.

Cabe decir que a Enrique se le ha achacado impotencia, homosexualidad y de forzar las relaciones de su esposa con otros hombres (como si fuera una forma de inseminación para que tenga un heredero).Por otra parte, gracias a estas peculiaridades, Gregorio Marañón escribió en 1930 su Ensayo biológico sobre Enrique IV de Castilla y su tiempo. Respecto a eso, tenemos que decir que todos estos testimonios son subjetivos porque por ejemplo, son los detractores los que hablan de impotencia porque ven en ella señales de que Enrique IV no puede gobernar correctamente.

Evidentemente, Enrique IV lo niega pero un puede evitar la lucha interna por el poder en la que están sus hermanos Alfonso e Isabel. Alfonso muere de repente mientras que Isabel consigue que su hermano la reconozca como heredera al trono en vez de su propia hija. Pero esta situación de equilibrio no dura mucho y Enrique IV vuelve a dar los derechos al trono a su hija, al que todos llaman “La Beltraneja”.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 2:52 pm

Posted in Polémicas

Leave a Reply