Enrique IV el Impotente

Otro sitio más de blogsUA

Archive for the ‘Batallas’ Category

1476: Victoria castellana en Toro

without comments

La guerra de sucesión entre Isabel la Católica y Juana la Beltraneja tiene una serie de elementos que hacen de ella un conflicto de gran interés. En primer lugar, supone el enfrentamiento entre la nobleza y el rey, la nobleza quiere tratar de conservar sus privilegios. Por otro lado, se trata de un enfrentamiento entre algunas de las más importantes familias nobles castellanas, que quieren apoderarse del poder de la monarquía. Pero sobre todo, es un enfrentamiento entre Portugal y Castilla, con una acusada guerra en cuanto a los limotes de las fronteras. La batalla de Toro tiene lugar el 1 de marzo de 1476, en la pradera de Peleagonzalo, a las puertas de Toro. Es un episodio de escasa relevancia militar e importante repercusión política. Ademas, cabe decir que la batalla de Toro pone fin al intento de Alfonso V de Portugal de ser nombrado Rey de Castilla, y deja vía libre a la consolidación como reina de Isabel la Católica, esposa de Fernando el Católico, rey de Aragón desde 1479.

En diciembre de 1474 muere Enrique IV de Castilla e inmediatamente Isabel se autoproclama Reina. La princesa Juana “la Beltraneja” también pretende el trono de Castilla, y recibe el apoyo de algunos pocos pero muy importantes nobles castellanos y de Alfonso V de Portugal. Alfonso V invade España con su ejército en mayo de 1475, se desposa con Juana y se proclaman reyes de España en Plasencia. El enfrentamiento en Toro hace que Alfonso V abandone la lucha por la corona y se vuelva a Portugal. La nobleza castellana rebelde se tiene que someter a Isabel.

Los enfrentamientos militares entre los ejércitos portugueses e isabelinos no son especialmente fuertes, salvo el de la batalla de Toro. Durante los diez meses en que el ejército portugués esta en España subiendo desde Extremadura hasta Toro, sus enfrentamientos con el ejército castellano fueron fundamentalmente de posiciones, de ocupación de plazas estratégicas como Burgos, o de ganar posiciones ante la nobleza. Es decir que es más un juego de estrategia que un enfrentamiento con armas.

Luego, el 4 de diciembre de 1475 se levanta la ciudad contra los portugueses y Fernando ocupa la ciudad y sitia al castillo. El 13 de febrero Alfonso V sale de Toro y rodea a Fernando en Zamora. Alfonso de Aragón llega a Zamora de Burgos y rodea a su vez a Alfonso V.

El 1 de marzo, Alfonso V abandona el sitio de Zamora y se vuelve a Toro. Le persigue Fernando y ambos ejércitos se encuentran a la entrada de Toro y combaten. La vanguardia de Fernando alcanzó a la retaguardia de los portugueses, mandada por Juan, príncipe heredero de Portugal y le causó daños, y sobre todo le impidió que pudieran atravesar ordenadamente el pequeño puente sobre el río Duero que da acceso a Toro, obligando a los portugueses a darse la vuelta y ponerse en posición de combate. Sea la victoria de las armas de uno o del otro, la partida había terminado con triunfo castellano pues Alfonso V no volvió a plantar batalla y en junio se vuelve definitivamente a Portugal.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:41 pm

Guerra civil

without comments

Antes del nacimiento de su hija, Enrique IV convoca las Cortes en Madrid, que la juran como princesa de Asturias. Pero el conflicto con la nobleza se reanuda cuando Juan Pacheco y su hermano Pedro Girón son desplazados del poder por Beltrán de la Cueva. Este acontecimiento acarrea una alteración de las alianzas: la familia de los Mendoza pasa a apoyar al monarca y Juan Pacheco reactiva la liga nobiliaria para eliminar la influencia de Beltrán de la Cueva, para apartar a Juana de la sucesión a la corona. Para todo ello, una campana de deslegitimación del monarca se instaura diciendo que Juana no es la verdadera hija de Enrique IV. En septiembre de 1464, la oposición nobiliaria redacta un manifiesto en Burgos, en el que se destacan acusaciones e injurias contra el rey (esta oposición dice que el monarca favorece a los judíos y a los musulmanes, perjudica a los nobles a favor de gente que pertenece al estamento social bajo, pone impuestos excesivos y responsabiliza a Beltrán de la Cueva de los males del reino). Entonces, esta oposición exige que Alfonso sea heredero a la corona y educado por Juan Pacheco. Así que, Beltrán de la Cueva seria alejado de la corte y por lo tanto, Juana quedaría como ilegitima. Enrique IV no acepta estas medidas y se pone a negociar: el 25 de octubre de 1464, en las vistas de Cigales, la nobleza y el monarca se ponen de acuerdo y Enrique IV acepta que Alfonso sea heredero.

Además, el 16 de 1465, se dicta la Sentencia arbitral de Medina del Campo en la que se incluyen medidas exhaustivas de gobierno como por ejemplo, la organización de las Cortes, la justicia a aplicar a los nobles, el nombramiento de los cargos eclesiásticos (…): el rey es muy debilitado por el alejamiento de la corte de Beltrán de la Cueva. El monarca no acepta todas estas medidas y sus adversarios proclaman rey a Alfonso. Cabe decir que luego, el 5 de junio de 1465, se ratifica la proclamación de Alfonso como rey en la “Farsa de Ávila”.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:31 pm

1467: Segunda batalla de Olmedo, el rey Enrique IV ayudado por la Hermandad general va a vencer la nobleza a Olmedo

without comments

Después de todas las acciones por parte de los rebeldes y de todo este desorden general, el rey decide reaccionar. En 1467, tiene lugar la segunda batalla de Olmedo entre partidarios y adversarios del rey, del que sale levemente favorecido. Sin embargo, pierde Segovia (sede del tesoro real). El apoyo de los concejos, organizados en una nueva Hermandad General, y de los nobles adictos, como la familia de los Mendoza, permite al rey derrotar a la nobleza levantisca en Olmedo en 1467. La ciudad de Olmedo vuelve a ser el escenario de una victoria monárquica.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:21 pm

Posted in Batallas

1445: Primera Batalla de Olmedo

without comments

Hacia 1444, Enrique IV se convierte en Príncipe de Asturias. Además, el 10 de octubre de 1444, se convierte en el primer y único Príncipe de Jaén. El 19 de mayo de 1445, tiene lugar la Primera batalla de Olmedo. Antes de esta batalla, cabe decir que durante el reinado de Juan II de Castilla se produjeron una serie de enfrentamientos entre dos bandos nobiliarios. Por un lado, Juan II y su privado Álvaro de Luna y distintos nobles. Por otro lado, los Infantes de Aragón y los nobles que los apoyaban. Se sucedían los enfrentamientos y tregua. La última formada expiraba en febrero de 1445. Se inició entonces una guerra de desgaste, y a finales de marzo los Infantes de Aragón entraron en Olmedo, pese a la resistencia ofrecida por la villa. []

Olmedo se encuentra en poder de Juan II de Navarra, mientras que en el real de Olmedo se habían celebrado cuatro días antes cortes que apoyaban a Juan II como rey de Castilla, en detrimento de los Infantes de Aragón, que habían tratado de controlarle.[]

El 19 de mayo de 1445, el príncipe Enrique, futuro rey de Castilla se acerca imprudentemente a caballo a la muralla la villa. Entonces sus defensores salen en su persecución. Entonces, las tropas castellanas atacan intentando repelerlas y el combate se generaliza. El bando de Juana se organiza en cuatro cuerpos (uno dirigido por Íñigo López de Mendoza, y el condestable De Luna, otro con el conde de Alba al mando, otro mandado por Enrique IV, con su mayordomo Juan Pacheco y del obispo de Cuenca Lope de Barrientos, y el cuarto dirigido por el maestre de la Orden de Alcántara). También, por otro lado, el bando de los Infantes de Aragón cuenta con el apoyo de nobles familias castellanas.[]

De esta batalla, se destacan 22 muertos y numerosos heridos. Los Infantes de Aragón pierden el control de Castilla. Además, don Enrique de Aragón (el tercer “infante sin reino”), herido por la batalla, fallece. En cuanto al príncipe Enrique y a su favorito Juan Pacheco salen fortalecidos de la crisis. Pacheco recibió el Marqués de Villena y su hermano, Pedro Girón, el cargo de maestre de la Orden de Calatrava. Íñigo López de Mendoza recibiría el título de Marqués de Santillana. Álvaro de Luna sale al principio favorecido, pero rápidamente va a perder su poder.][]

Entonces, esta batalla de Olmedo estalla, en la que saldrá derrotado el bando de los Infantes de Aragón. Después de la victoria de Olmedo, el poder de Álvaro de Luna se debilita y Enrique IV y Juan Pacheco ganan influjo.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:13 pm