Enrique IV el Impotente

Otro sitio más de blogsUA

1476: Victoria castellana en Toro

without comments

La guerra de sucesión entre Isabel la Católica y Juana la Beltraneja tiene una serie de elementos que hacen de ella un conflicto de gran interés. En primer lugar, supone el enfrentamiento entre la nobleza y el rey, la nobleza quiere tratar de conservar sus privilegios. Por otro lado, se trata de un enfrentamiento entre algunas de las más importantes familias nobles castellanas, que quieren apoderarse del poder de la monarquía. Pero sobre todo, es un enfrentamiento entre Portugal y Castilla, con una acusada guerra en cuanto a los limotes de las fronteras. La batalla de Toro tiene lugar el 1 de marzo de 1476, en la pradera de Peleagonzalo, a las puertas de Toro. Es un episodio de escasa relevancia militar e importante repercusión política. Ademas, cabe decir que la batalla de Toro pone fin al intento de Alfonso V de Portugal de ser nombrado Rey de Castilla, y deja vía libre a la consolidación como reina de Isabel la Católica, esposa de Fernando el Católico, rey de Aragón desde 1479.

En diciembre de 1474 muere Enrique IV de Castilla e inmediatamente Isabel se autoproclama Reina. La princesa Juana “la Beltraneja” también pretende el trono de Castilla, y recibe el apoyo de algunos pocos pero muy importantes nobles castellanos y de Alfonso V de Portugal. Alfonso V invade España con su ejército en mayo de 1475, se desposa con Juana y se proclaman reyes de España en Plasencia. El enfrentamiento en Toro hace que Alfonso V abandone la lucha por la corona y se vuelva a Portugal. La nobleza castellana rebelde se tiene que someter a Isabel.

Los enfrentamientos militares entre los ejércitos portugueses e isabelinos no son especialmente fuertes, salvo el de la batalla de Toro. Durante los diez meses en que el ejército portugués esta en España subiendo desde Extremadura hasta Toro, sus enfrentamientos con el ejército castellano fueron fundamentalmente de posiciones, de ocupación de plazas estratégicas como Burgos, o de ganar posiciones ante la nobleza. Es decir que es más un juego de estrategia que un enfrentamiento con armas.

Luego, el 4 de diciembre de 1475 se levanta la ciudad contra los portugueses y Fernando ocupa la ciudad y sitia al castillo. El 13 de febrero Alfonso V sale de Toro y rodea a Fernando en Zamora. Alfonso de Aragón llega a Zamora de Burgos y rodea a su vez a Alfonso V.

El 1 de marzo, Alfonso V abandona el sitio de Zamora y se vuelve a Toro. Le persigue Fernando y ambos ejércitos se encuentran a la entrada de Toro y combaten. La vanguardia de Fernando alcanzó a la retaguardia de los portugueses, mandada por Juan, príncipe heredero de Portugal y le causó daños, y sobre todo le impidió que pudieran atravesar ordenadamente el pequeño puente sobre el río Duero que da acceso a Toro, obligando a los portugueses a darse la vuelta y ponerse en posición de combate. Sea la victoria de las armas de uno o del otro, la partida había terminado con triunfo castellano pues Alfonso V no volvió a plantar batalla y en junio se vuelve definitivamente a Portugal.

Written by marionbalenci

diciembre 8th, 2012 at 3:41 pm

Leave a Reply