Rainer Wenger (La ola)

Rainer Wenger, el profesor, al principio es poco consciente de la situación que se ha generado a raíz de su forma peculiar de impartir el taller de autocracia.  Vemos una clara evolución del personaje a lo largo del largometraje. De la idea principal de ser un claro opositor a todo movimiento totalitario, dictatorial, etc; posicionado como un claro anarquista, poco a poco, a raíz del sentimiento de poder que va adquiriendo con motivo de las clases de autocracia, llega a superarle esta situación a su propio sentido común y llega a creerse un verdadero líder. Finalmente de nuevo da un vuelco el personaje dándose cuenta de las dimensiones que había llegado a tener su taller, puesto que se había llevado a la práctica más allá de las clases e intenta mediante una terapia de choque hacerles ver que lo que en un principio se partió de adaptar los “aspectos positivos” de tal ideología les había conducido de nuevo a una autocracia.

El profesor instaura conceptos de la Alemania nazi como es el control, obediencia, disciplina, sentido de comunidad, acción y orgullo, crea el papel del Führer (papel que él de forma inconsciente va adoptando).

 En un principio la intención era explicar dicha ideología a través de la imposición en clase de dichos conceptos, pero se extrapolan al resto de la vida diaria de muchos de los alumnos.  Te hace ver como ni la memoria histórica, ni el propio sentido común nos podrían salvar de un sistema autocrático.

También la evolución anímica del profesor te hace ver como no sólo es la mente de los jóvenes influenciables, pues es un claro ejemplo de que también se deja al final influir por dichos ideales y todo por el propio afán de protagonismo del ser humano, ese egoísmo innato del hombre.  Al principio no es consciente de lo que puede generar esta forma especial de explicar una ideología. Poco a poco es consciente de la situación, pero sin querer quizás aceptar la realidad, pues en parte se beneficia de ésta.

El profesor era también entrenador del equipo de waterpolo y, antes de adquirir tal poder ante un grupo, nadie iba a los partidos a mostrar su apoyo, pero a raíz de establecer conceptos como el de sentido del grupo, de la comunidad, recibe un gran apoyo por el alumnado en los partidos y ello le produce gran satisfacción, fuerza, orgullo, superación de un fracaso de afluencia de gente a los partidos, afán de poder…  Llega a tener parte del colegio a su merced. Al igual que Hitler, quien gracias a su carisma, oratoria e insensibilidad logró generar miedo en lo demás. Wenger utiliza el miedo que genera en otros para lograr el poder absoluto y así manipular a sus estudiantes.

En fin, se podría considerar una clara metáfora de Hitler y su dictadura.

2 thoughts on “Rainer Wenger (La ola)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>