Home » Finanzas

Category Archives: Finanzas

Destacados protagonistas del negocio musical se darán cita en la UA

El departamento de Análisis Económico Aplicado de la UA organiza las jornadas “Sympathy for the Business” los días 18 y 19 de abril.

Los participantes conocerán de primera mano cómo funciona el negocio musical, un sector cuyo trasfondo económico resulta tan apasionante como la misma música.

Los ponentes, todos ellos destacados profesionales y expertos del sector, tratarán los temas más relevantes del negocio como el papel de las discográficas, la propiedad intelectual, los grandes festivales, la radio musical, el coleccionismo o el uso de la Inteligencia Artificial.

La matrícula es gratuita previa inscripción en este enlace.

Las sesiones son presenciales, existiendo también la posibilidad de seguirlas online.

Información e inscripciones

Ponentes:

Fernando Martínez Teruel “Fernandisco”

BOM Radio (director de “Desde que amanece apetece”) Radio 4G, premio Ondas por el programa “Del 40 al 1” de Canal +, licenciado en psicología.

 

 

Juan Francisco Albert Rosado

Promotor de conciertos en España (Rolling Stones en El Ejido, Elton John y Supertramp en Benidorm, Brian Adams en Alicante, Madonna en La Cartuja, …)

 

 

Javier Doria Dulanto

Director general de BMG España, compositor, productor y músico (guitarrista de Anni B. Sweet y Lori Meyers), ingeniero informático.

 

 

Marcos J. Rubio Sicilia

Promotor de conciertos y festivales: Leyendas del Rock, Rabolagartija, …

 

 

 

Marta Margalef Gilabert

Propietaria de “Discos Naranja y Negro”, licenciada en Comunicación Audiovisual y Magisterio por la UB.

 

 

Álvaro Oltra Pastor

Director SGAE en la Comunidad Valenciana y Murcia, MBA y licenciado en Gestión Comercial y Marketing.

 

 

Óscar Martínez López

Ingeniero de sonido, músico y productor musical, socio fundador de estudios O.S. Records.

 

 

Raúl Moreno Izquiedo

Músico, científico informático de la IA y de la Música Electrónica, grupo ECO-IA, profesor asociado en URJC y UC3M.

 

 

Ángel Martínez Molina
CEO de Producciones Artísticas Patos’s S.L. y Niwala Music. Coautor de “El poder vivir de la música”.

 

 

 

Cande Sánchez Olmos

UA, dptto. de Comunicación y Psicología social, coautora de “Bitch, She’s Madonna”.

 

 

 

Marina Vázquez Esteban

UA, dptto. de Derecho Mercantil y Derecho Procesal, especialista en derecho digital.

 

 

 

Antonino Martín Palacios

Director de las jornadas. UA, dptto. Análisis Económico Aplicado, grupo ECO-IA.

 

 

El día que Bill Gates llamó a Mick Jagger

Aunque suponemos que Mick Jagger no suele coger el teléfono directamente, en este caso parece que sí lo hizo. Si te llama Bill Gates, es muy probable que la conversación acabe en un buen negocio.

Gates quería lanzar su Windows 95, el primer windows con sistema operativo incluido; su objetivo era dar a conocer  el nuevo programa entre sus clientes, el cual ya tenía el clásico botón de inicio “Start”.

Una empresa líder mundial como Microsoft necesita una promoción a la altura, así que Bill Gates pensó en “Start me up”, uno de los temas más conocidos de los Rolling Stones, que nunca falta en sus directos desde su lanzamiento en 1981 e incluido en el LP “Tatoo you”, uno de los grandes clásicos de los Rolling.

Desde luego la idea no parecía que fuera a salir barata y en su momento Jagger dio esta versión:  “Me llamó Bill, le pedí 14 millones para disuadirle y me dijo, de acuerdo”. En realidad fueron $ 3 millones por usar la canción durante 6 meses, según el ya retirado director de operaciones de Microsoft, Bob Herbold, quien afirma que gracias a la campaña Microsoft se convirtió en un nombre familiar para el gran público.

Anuncio Windows 95 (1995)

Las canciones clásicas del rock se han convertido en una de las mejores formas de añadir valor a anuncios de todo tipo de productos: perfumes, coches, lencería.

La incorporación de música en anuncios, películas, documentales y similares se denomina sincronización, pero si se trata específicamente de anuncios, hablamos de musicidad, un término acuñado por la profesora de la UA Cande Sánchez.

Aunque según Promusicae los ingresos generados por sincronización representan tan solo el 3% del total de las ventas de música en el mundo, canciones de casi todos los grandes artistas de rock han aparecido en algún momento en anuncios y películas; más en los últimos años en los que catálogos enteros de músicos como Dylan, Springsteen, Bowie o Sting han sido adquiridos por discográficas y fondos de inversión, los cuales deben rentabilizar el desembolso.

La sincronización implica sinergias, pero la incorporación de un determinado tema musical a un anuncio debe tener sentido, de este modo no solo el anunciante, sino también el artista salen ganando. El caso más recordado es el anuncio de Chanel Nº 5 del año 1987, que incluía el tema “My baby just cares for me”, el cual llegó, 30 años después de ser editado, al “top ten” de las listas en los principales países de Europa y supuso no sólo el relanzamiento del producto anunciado, sino también de la carrera de Nina Simone.

Crea tu propio proyecto de negocio en el sector de la música

Rock and roll business II es el curso de especialización de la Universidad de Alicante diseñado para que los emprendedores creen su propio proyecto de negocio en el sector de la música.

El objetivo del curso es proporcionar las herramientas básicas para que los emprendedores den forma a su idea de negocio.

Y son muchas las posibilidades de emprendimiento en este sector, como por ejemplo gestión de artistas y salas, organización de festivales, producción de música o coleccionismo musical.

Con una duración de 12 horas lectivas los alumnos completarán, a partir de una idea propia, un proyecto de negocio basado en el modelo canvas y un plan de viabilidad, listo para su presentación a posibles inversores.

El curso finalizará con la exposición y defensa de los proyectos.

Fechas: Viernes 18 de febrero (de 16 h. a 20 h.)  sábado 19 de febrero (de 9 h. a 13 h.) y viernes 25 de febrero (de 16 h. a 20 h.)

Matrícula: 40 € (Alumnos / PAS UA, 30 €)

Inscripciones ya abiertas

David Bowie, el gran innovador… de las finanzas.

A lo largo de su dilatada trayectoria artística, David Bowie siempre se distinguió por ser un gran innovador; le llamaban el camaleón por su asombrosa capacidad para crear tendencias musicales o hacer suyas las del momento, como la psicodelia, el glam, el punk o la música disco. Estuvo incluso en la vanguardia de otras expresiones artísticas como la moda o los videoclips.

En los rutilantes años 90, época de espectaculares operaciones financieras, Bowie seguía en plena forma, así que el camaleón se transmutó en lobo del Wall Street.

Antes de conocer la historia completa aclararemos que las finanzas hacen referencia al origen de los recursos que permiten desarrollar una actividad económica.

Todo buen emprendedor sabe que para financiarse existen dos grandes posibilidades: la financiación propia y la ajena, ambas con sus ventajas e inconvenientes, siendo lo habitual que se recurra simultáneamente a las dos, sobre todo cuando se trata de proyectos de cierta envergadura.

Si se opta por usar financiación propia, la ventaja es que no hay que devolver los fondos utilizados, aunque sí se espera que el riesgo asumido acabe proporcionando beneficios.

La financiación ajena hay que devolverla y además con intereses, normalmente son los bancos quienes la proporcionan, pero también se recurre al público en general a través de la emisión de bonos, a proveedores a través de aplazamientos de pagos, e incluso a clientes a quienes se les cobra por adelantado. La financiación ajena tiene dos ventajas a destacar: la primera es que existe una gran variedad de posibilidades como las ya mencionadas y la segunda, que se puede recurrir a ella en cuando contamos un buen proyecto pero no podemos afrontar la inversión requerida por nosotros mismos. Es necesario tener siempre en cuenta que lo habitual es que quién nos proporciona el crédito, además de los intereses, pida alguna garantía para su devolución, normalmente bienes inmuebles o un avalista solvente.

Volvamos a 1997, año en el que Bowie necesita $ 55 millones. No parece que dispusiera de esos fondos en efectivo ya que recurrió a la financiación ajena. Pues bien, entre las diferentes posibilidades eligió la emisión de unos bonos a 10 años a los que denominó “Bonos Bowie”. ¿Y con qué garantía? Pues la de lo más valioso que tenía entonces, sus canciones, concretamente las de 25 de sus discos, ¿qué verdadero fan de Bowie no compraría sus bonos y más con el 7,9% de interés anual? Muchos pensarían, “bueno y si no recupero el dinero me quedo con parte de los derechos de Jean Genie, Rebel Rebel o Changes“. Sin duda algo genial y revolucionario que nadie había hecho antes.

Los bonos se lanzaron, pero nunca llegaron a sus fans ya que la totalidad de la emisión, calificada con grado A3 (medio superior) por la agencia Moody´s, fue adquirida por la aseguradora Prudential

Tras la operación llegó la hecatombe: irrumpieron internet, Napster, el formato MP3 y las copias ilegales de cedés; con todo ello era difícil rentabilizar el valor de las canciones así que los “Bonos Bowie” fueron degradados a la categoría Baa3, casi “bono basura”.  En esta situación lo normal hubiera sido una declaración de quiebra y la pérdida de la garantía, sin embargo, en 2004 el camaleón terminó de cumplir con los pagos, de modo que siguió conservando los derechos de sus canciones. Y entonces fue cuando se supo la causa de que Bowie necesitara $ 55 millones en 1997: los utilizó para comprar los derechos de sus primeros discos, aquellos que todavía estaban en poder de su antiguo mánager.

Por suerte o visión de futuro, los derechos musicales cobraron un nuevo auge a partir de 2008 con la llegada del “streaming”, desde entonces casi no se venden discos, pero cada vez más aficionados pagan por estos servicios, dando un nuevo impulso al mercado de la música grabada.

David Bowie, el camaleón, visionario y revolucionario hasta el final.

David Bowie: Jean Genie (1972)