Categories

El primer Barbarroja

 
En primer lugar es necesario hablar del hermano mayor de Hayreddín Barbarroja, Aruj, y de sus peripecias, pues veremos que ejerció una enorme influencia sobre él. Los cuatro hermanos se interesaron por la piratería (puede que influidos por el trabajo de comerciante marítimo de su padre), pero Aruj fue el primero que destacó por sus grandes hazañas marítimas.
 
Aruj Barbarroja
Aruj Barbarroja (wikipedia)
 
Aruj nació en 1473 y fue el primogénito del matrimonio de Yakup y Catalina. En principio, ayudó a su padre en las actividades comerciales y, desde bien temprano, mostró afán de éxito y superación, por ejemplo, hablando diversas lenguas. Alrededor del 1500-1505, abandonó su casa en Lesbos, embarcó en una nave con su hermano Ilías (aunque otras fuentes dicen que viajó solo) y se dedicó a la piratería.
 
Selim I (nndb)
Selim I (nndb)

Su primera parada fue en Constantinopla, donde le pidió al sultán turco Selim I una serie de barcos; el sultán aceptó darle los barcos que pedía con la condición de que navegara bajo el Imperio otomano. Aruj navegó con esta nueva flota, pero tuvo la mala suerte de ser atacado por las naves cristianas de los Caballeros de San Juan de la isla de Rodas, orden que se encargaba, entre otras cosas, de la piratería, atacando barcos turcos y practicando la trata de esclavos. De este modo, Ilías murió y Aruj fue prisionero de los cristianos, siendo condenado a remar en las galeras de la orden. Tras dos años como esclavo, Aruj huyó, huída que las fuentes relatan de distintas formas: unos dicen que su hermano Hayreddín le ayudó y otros que escapó de los grilletes cortándose el talón, hecho que le dejó cojo de por vida. La leyenda cuenta que como Aruj se negaba a decir su nombre a sus captores, porque significa “renegado”, los cristianos acabaron llamándole Barbarroja por el color rojizo de su pelo.

La fama de Barbarroja comenzó a cobrar fuerza, pues, tal era su afán, que en una ocasión sobornó a los tripulantes del barco en el que trabajaba como timotero para poder matar al señor sin oposición y hacerse así con la galera.

Aruj atracó en Antalya (Turquía) y fue recibido por el príncipe y futuro gobernador, el cual le otorga una flota para luchar contra los cristianos, específicamente con los Caballeros de San Juan, pues representaban un peligro para el comercio marítimo otomano. A partir de entonces, Barbarroja se dedica a asaltar a los barcos cristianos, llegando a reunir una flota mucho más potente que la de algunos reyes; hay que tener en cuenta que Aruj disfrutaba de la patente de corso, a diferencia de los piratas, con lo cual los gobernantes le permitían robar a las potencias enemigas, recaudando así muchísimas riquezas.

Aruj regresó a Lesbos para llevarse consigo a sus hermanos Isaac y Hayreddín. Así, los Barbarroja asaltaban juntos las naves y los puertos cristianos, haciéndose ricos y ganándose merecidamente la fama de inteligentes almirantes y de sanguinarios. Pero, a pesar de la gran cantidad de dominios, Aruj ansiaba un reino propio.

Una de las hazañas más conocidas de Aruj era transportar a los musulmanes mudéjares desde el sur de España, “recién reconquistada” por los cristianos, al norte de África; de esta forma, se ganó el apoyo de muchos musulmanes. De esta labor obtuvo el nombre honorífico de Baba Oruç, que pudo dar lugar al apodo de Barbarroja.

Aruj con el brazo de hierro (biografiasiniestras)
Aruj con el brazo de hierro (biografiasiniestras)

Barbarroja se dirigió a Túnez y le ofreció al rey esclavos, caballos y artillería, con lo que se ganó su confianza. Tras ser nombrado gobernador, Aruj consiguió convencer al rey de Túnez para tomar la ciudad de Bugía (Argelia), entonces bajo control español. Pero, en 1512, durante el combate, Aruj recibió un tiro y perdió el brazo izquierdo; ordenó que le fabricaran un brazo artificial de hierro con una mano de plata, por lo cual fue conocido como “brazo de hierro”. Tan pronto como Barbarroja se recupera, decide contraatacar a los españoles: emprende una campaña de saqueo contra la costa de Andalucía, Levante (Valencia, Alicante, Santa Pola…) y las islas Baleares; también ataca las costas de Italia y se apodera de naves genovesas. En resumen, en un solo mes, Aruj había capturado 23 naves. En 1514 decide atacar de nuevo Bugía cercando la ciudad, en cuya batalla murió su hermano Isaac; además, la llegada de una flota española de refuerzo obligó a Aruj a retirarse por segunda vez. Las fuentes cuentan que esta derrota sumió a Barbarroja en una profunda depresión y que, a pesar de ser musulmán, se entregó al alcohol y confió en adivinos para cambiar su destino.

En 1516 muere el rey de España, Fernando el Católico. Esta situación de crisis es aprovechada por el sultán de Argel, hasta entonces vasallo de España, para romper sus lazos con el Imperio español. El sultán llamó a Aruj Barbarroja y éste acudió con un ejército a Argel para ayudar al sultán contra los españoles, sus grandes enemigos. Pero, deseoso de un reino, Barbarroja acabó decapitando al sultán y se proclamó rey (bey) o sultán de Argel; otras fuentes defienden que el sultán murió de forma natural y que Aruj sólo se aprovechó de la situación. Aruj se llevó a su hermano Hayreddín, su mano derecha, a su nuevo reino. La leyenda cuenta que convirtió Argel en su reino personal, como si fuera un gobierno corsario, y que obligó a la viuda del sultán a casarse con él. Parece ser que en 1517 Aruj decidió renunciar a su título de rey y le cedió Argel al sultán del Imperio Otomano, Selim I, para estar bajo su protección contra España y su futuro nuevo rey Carlos I. Debido a este acto, el sultán le nombró gobernador de Argel.

Carlos I de España (mmolinaa.iespana)
Carlos I de España (mmolinaa.iespana)

Cuando Aruj tomó la ciudad de Argel, todos los españoles que vivían allí huyeron y se refugiaron en un fuerte construido en una isla de la costa argelina, en el Peñón de Argel. Éstos pidieron ayuda a España y el nuevo regente hasta la llegada del rey Carlos, el cardenal Cisneros, envió al ejército con el fin de recuperar Argel. Sin embargo, la batalla fue a favor de Barbarroja y sus corsarios.

El siguiente objetivo de Aruj fue Tlemecén, ciudad bajo dominio español, pues quería conquistar el máximo territorio argelino. Las fuentes dicen que tomó la ciudad pacíficamente, porque los ciudadanos estaban en contra del dominio español; pero, cuando descubrieron lo sanguinario que era, el pueblo se levantó contra el pirata. El antiguo rey de Tlemecén pudo huir y pidió ayuda a España, ya gobernada por Carlos I. En 1518 el rey español mandó a 10.000 soldados españoles a Orán, en Tlemecén, mientras que  Aruj sólo contaba con 1.500 soldados turcos y 5.000 moros. Defendió la ciudad con todas sus fuerzas, pero los españoles acabaron recuperando la ciudad.

 

En esta última batalla, Aruj fue alcanzado por unos disparos que le provocaron la muerte. Según otra versión, Barbarroja intentó huir, pero sus enemigos lo descubrieron: le cortaron la cabeza y la mostraron clavada en una pica.

Lugares costeros del Mediterráneo donde Aruj llevaba a cabo sus batallas
Lugares costeros del Mediterráneo donde Aruj llevaba a cabo sus batallas

1 reply on “El primer Barbarroja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *