Valoración de fuentes

Respecto a la cantidad de información que podemos encontrar y la fiabilidad de las mismas, podemos comentar, en primer lugar, la segunda cuestión. La información analizada procede, en primer lugar, de la Web oficial de uno de los más importantes museos arqueológicos de España, y en segundo lugar, de repositorios institucionales, buscadores específicos, directores y de una página como la Wikipedia, que si bien puede sufrir algunas modificaciones que alteren la objetividad de los contenidos, estos han sido comprobados antes de la realización de las entradas y se puede verificar su veracidad. Respecto a la información obtenida de forma presencial, procede de guías docentes, es decir, personal cualificado y cuya voz está más que autorizada.

Respecto a la cantidad de información disponible, podemos indicar que el volúmen de información encontrada acerca de diversos yacimientos va en directa relación al período histórico al que pertenecen, siendo así más abundantes los yacimientos de orígen íbero, romano o musulmán y mucho menos frecuentes los adscritos a la Edad Media, Edad Moderna o a la llamada arqueología industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.