Chief Data Officer (CDO)

El fenómeno Big Data es algo que vivimos en el día a día de la sociedad tecnológica actual, ya que prácticamente en todos los sectores y ámbitos se genera una gran cantidad de información de forma masiva y en periodos de tiempo muy pequeños (días, minutos e incluso segundos). Por este motivo, las empresas cada vez se aprovechan más de este fenómeno para estar a la vanguardia de su mercado en tareas como el análisis de la competencia, el análisis de ventas de productos o la demanda en diferentes ciudades, provincias y países, entre otros. La consultora Gartner, según investigaciones de su vicepresidente Debra Logan, intuye que en 2017 el 50% de las empresas reguladas tendrá en su plantilla un CDO.

Según la encuesta de Gartner a distintos CEO’s y altos ejecutivos de diferentes empresas, las organizaciones tienen diferentes enfoques para la gestión de datos como una ventaja.  Logan afirma la necesidad de un CDO argumentando que: “Como CIO, usted no es dueño de los datos. Cuando se tiene una ventaja, ¿es usted capaz de obtener una respuesta a partir de los datos? Los datos no toman decisiones, y usted no sabe tomar las decisiones a partir de los datos”. Aquí es donde el CDO puede desempeñar un papel importante en cómo la organización determina el uso de ventajas legales, nuevas o ya existentes, a partir de los datos.

El CDO es un alto ejecutivo responsable de la estrategia de datos e información de toda la empresa. El papel del CDO es combinar la rendición de cuentas y la responsabilidad de la protección de datos y privacidad, la gestión de la información, la calidad de los datos y la gestión del ciclo de vida de los mismos, así como la explotación de las ventajas que proporcionan esos datos para crear valor empresarial.  La pregunta es: ¿el CDO y el CIO son amigos o enemigos? La Sra. Logan detalla: “No deben tener responsabilidades de trabajo superpuestas”. El CDO debe impulsar la estrategia de análisis e información sirviendo un propósito comercial, mientras que el CIO sólo participa en el diseño que posteriormente reporta al CDO o, de forma paralela, también al COO y al CFO de la compañía. En esencia, el CDO debe ser el pegamento entre la estrategia de datos y las métricas de la compañía haciendo uso de las siguientes habilidades:

  • Aprovechar los datos como una ventaja competitiva: mediante el acceso a información detallada del mercado, los datos del cliente y utilizando técnicas de análisis predictivo, el CDO de una organización está en la posición perfecta para identificar formas en la que los datos pueden ser aprovechados en beneficio de la empresa.
  • Legitimar datos: el CDO también están en condiciones de ayudar a definir y ejecutar una estrategia de datos que conduzca el crecimiento de su organización a la primera línea del sector.
  • Inspirando el cambio utilizando datos: con las nuevas tecnologías de gestión de datos que golpean el mercado diariariamente, el CDO tiene una posición única para proponer ideas únicas de cómo esa innovación puede transformar el negocio de su empresa.
  • Identificar nuevas oportunidades a partir de los datos: el CDO está bien preparado para asegurar que los recursos están en el lugar adecuado para identificar posibles oportunidades de negocio.

Estas son habilidades que un CIO debe tener. Sin embargo, dado el crecimiento de la cantidad de información generada en la sociedad, cada vez es más visible la necesidad de disponer de un responsable que se haga cargo de esos datos para aprovecharlos como una ventaja de la organización. En este gráfico se muestran un porcentaje de datos reconocidos como ventajas corporativas por 410 CEO’s y altos ejecutivos.

CDO_infographic

Se puede ver una presentación del Gartner Symposium / ITxpo de la Sra. Logan, disponible en Gartner Events on Demand bajo el título “Chief Data Officers: Who They Are, What They Do and Why This Role Will Keep Growing”.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.