Home » Matrimonio entre Enrique y Blanca de Navarra

Matrimonio entre Enrique y Blanca de Navarra

El 15 de septiembre de 1440, unos meses después de cumplir quince años, Enrique se casó con Blanca de Navarra,  hija de Juan de Navarra, para garantizar la paz entre los reinos y asegurar el predominio del infante en Castilla. El matrimonio se había concertado cuatro años antes (1436), con la firma entre Juan II de Castilla y los Infantes de Aragón, de un tratado de paz, en el que se acordaba dicho matrimonio. Como Enrique y Blanca eran parientes, el rey de Castilla se comprometió a conseguir de Roma la necesaria dispensa papal, para que los desposorios se realizaran canónicamente.  La ceremonia, a la que acudieron los padres de los novios y un gran número de nobles,  fue oficiada por el cardenal Juan de Cervantes y fueron padrinos el almirante de Castilla, Fadrique Enríquez y Beatriz, hija del rey de Portugal.

Doce años más tarde, el 2 de mayo de 1453, el papa Nicolás Vdeclaró nulo este matrimonio, debido a una impotencia parcial de Enrique, alegando un maleficio de Blanca, pues en los tres años de convivencia que la Iglesia exigía a sus fieles antes de anular la unión, Blanca y Enrique no se habían conocido carnalmente, a pesar de haberlo intentado, aunque sí que podía hacerlo con otras mujeres. Este será el punto de partida para las acusaciones de impotencia de Enrique, y de su fama de “impotente”.

Enrique IV

Blanca de Navarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *