Fotografía aérea con un Drone en la necrópolis oriental. Colaboración científica UA-Université de Toulouse

Entre los días 19 de mayo y 1 de Junio se han desarrollado diversos trabajos de prospección arqueológica y estudio de materiales en Baelo Claudia y en el oppidum prerromano de la Silla del Papa.Este enclave está siendo objeto de estudio en la actualidad por parte de un equipo francoespañol (Université de Toulouse, Universidad de Alicante y  Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia) bajo la dirección del Dr. Pierre Moret. La Silla del Papa es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del suroeste peninsular por su amplio periodo de ocupación (casi un milenio, desde el siglo X a.C. hasta la época de Augusto), tanto por lo que aporta al conocimiento de la Edad del Hierro y de la época romano-republicana, como por su proximidad a Baelo Claudia. Las prospecciones y los trabajos de limpieza realizados desde 2007 han confirmado el buen estado de conservación de la estructuras de hábitat y de algunos elementos de fortificación en una superficie de unas 12 hectáreas.

Desde  inicios del siglo XX, la Silla del Papa ha sido objeto de numerosas hipótesis relacionadas con el problema de los orígenes de Baelo Claudia. Ha sido en este lugar donde se ha buscado, a partir de argumentos meramente topográficos y muchas veces sin un conocimiento directo del yacimiento, la Bailo púnica donde se acuñaron las monedas bilingües libiofenicias o el Mons Belleia de las guerras sertorianas. La hipótesis de que pudo ser el emplazamiento de la Bailo prerromana ha sido señalada por varios investigadores y parece confirmado por los estudios del equipo actual debido a su gran tamaño, a su relación de intervisibilidad con otros oppida cercanos  que acuñaron monedas “libiofenicias”, caso de Oba (Jimena), Lascuta (Alcalá de los Gazules) o Asido (Medina Sidonia) así como por presentar la única estructuración urbana de toda la Ensenada de Bolonia con la aludida continuidad de su ocupación anterior a la fundación de Baelo en la costa.

Fruto de la mencionada colaboración científica con el laboratorio TRACES de la Université de Toulouse se ha realizado fotografía aérea también en el solar de la necrópolis oriental de Baelo Claudia, desarrollados por los Dres. Carine Calastrenc y Nicolas Poirier (UMR-5608). En ellos han colaborado varios estudiantes del Máster de Arqueología Profesional de la Universidad de Alicante que forman parte de nuestro proyecto y que realizan actualmente sus TFM sobre diversos aspectos de la necrópolis.

Gracias al empleo de un vehículo aéreo no tripulado se han podido obtener numerosas imágenes verticales y oblicuas a 40 y 80 m de altura del área cementerial oriental de la ciudad hispanorromana  fundamentales para observar la organización de los sepulcros y su ubicación junto a la vía funeraria  localizada en la pasada campaña de 2012. 

Igualmente se han fotografiado otros sectores no excavados, en los que se observan varias anomalías que pueden corresponder a la vía sepulcral y a sepulcros de grandes dimensiones. Estas zonas serán objeto de una prospección geofísica durante la próxima campaña prevista para el mes de septiembre.

Sobre Fernando

Proyecto MBC en las redes sociales: FACEBOOK: MBC UA Twitter: Proyecto_MBC