Germana de Foix Última reina de Aragón

17 noviembre 2009

“Pues no le queda, después de Dios, otro remedio sino sólo vos…”

Filed under: General — germanadefoix @ 15:33

338px-Tizian_081Fernando el Católico, en su testamento, le encomendaba a su nieto Carlos que no abandonase a su viuda, diciéndole “pues no le queda, después de Dios, otro remedio sino sólo vos”.

El primer encuentro entre Germana y Carlos se produjo en Valladolid; él era un chico de 17 años y ella una joven de 29 acostumbrados a otra cultura y que tenían en común el francés, lengua que apenas se hablaba en la Corte. Carlos comenzó a organizar banquetes y torneos en su honor. Pronto surgió entre ambos una apasionada relación amorosa y, según se cuenta, las casas palaciegas de ambos en Valladolid hacían frontera y Carlos mandó construir un puente de madera que las unía según los cronistas de la época “para disfrute de las gentes de bien, y sobre todo, para los enamorados”. Ese puente permitía que los amantes y damas se visitaran sin necesidad de atravesar la calle.

Germana de Foix acompañó a Carlos a Aragón, donde sería coronado Rey de España (1516) y a Aquisgrán (Alemania) dónde sería coronado Rey de Alemania. Además, para evitar habladurías sobre la relación que mantenía con Germana, se acordó el casamiento de ésta con el Marqués de Branderburgo.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Powered by WordPress