Condado de Denia

Hijo de don Hernán Gutiérrez de Sandoval y doña Inés de Rojas, hermana del célebre arzobispo de Toledo, don Sancho de Rojas, Diego Gómez de Sandoval y Rojas, adelantado mayor de Castilla, recibió por parte de Juan de Navarra, el condado de Denia como reconocimiento y lealtad a la corona por su parte.

La carrera política de don Diego Gómez de Sandoval y Rojas presentó una vida ligada a la corona, cuyos importantes hitos, marcaron el devenir de la corona aragonesa.

Por un lado destacamos su actuación como ayo de los príncipes, hijos de Fernando I de Aragón, y mayordomo mayor y consejero después del infante don Juan. En 1425 fue nombrado padrino del infante don Enrique, hijo del rey de Castilla. Por el otro hay que destacar, sin lugar a duda, su actuación frente al infante de Castilla cuando pretendía la sucesión de Aragón. Diego Gómez de Sandoval y Rojas junto a los aragoneses que le favorecían, vencieron en la batalla cerca de Murviedro, hecho que don Fernando reconocería con la donación de Lerma el 8 de julio de 1412. Poco después, él mismo ganó otra importante batalla contra los ingleses, defensores del conde de Urgel y competidor de don Fernando, hecho que le significó la donación por parte de doña Juana la Saldaña.

Obligado, pues, por la gratitud el infante de Aragón y rey de Navarra, quiso de algún modo premiar la lealtad de don Diego Gómez de Sandoval, y le heredó con reinos, haciéndole donación de las villas de Denia y Ayora y del lugar de Jávea el 8 de marzo de 1431, en Lérida, ante notario Antonio Noguera estando presentes, además del rey de Navarra y de don Diego Gómez de Sandoval, el rey Alfonso V de Aragón, quien aprobó y confirmó esta donación.

Las condiciones con que se dio el condado de Denia, no eran otras más que las que desde 1323 tenían a su favor los infantes de Aragón, sus señores, el último de los cuales era rey de Navarra. Hay que anotar que el condado de Denia se extendía a todo su término general, en el cual el Conde tenía la jurisdicción suprema civil y criminal.

Además, Diego Gómez de Sandoval y Rojas, recibió también el derecho de acuñar moneda, poner almadrabas, establecer contribuciones, nombrar justicia y ejercer toda jurisdicción civil y criminal.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *