Marquesado

Consolidada la casa Sandoval, toma el título de marqués Diego Gómez de Rojas y Sandoval, hijo del anterior duque don Fernando de Rojas y de doña Juana Manrique (biznieta de Enrique II).

La donación del título de marquesado a la villa de Denia tuvo lugar en un contexto importante para el devenir de la historia de España. En estos momentos Isabel de Castilla empuñaba el cetro de Castilla en 1472, mientras que su esposo Fernando de Aragón hacía lo propio en 1479.

En esta época también tuvo lugar el descubrimiento del Nuevo Mundo (1492) por parte de Cristóbal Colón, al mismo tiempo que Castilla acosaba a los árabes del desierto, atrincherados dentro de los muros de Granada, y Aragón pulverizaba sus orgullosos torreones.

Es por ello que todos los esfuerzos de los Reyes Católicos estaban dirigidos en 1487 a la conquista de la importante plaza de Málaga, debilitándose los sitiadores cuando vieron llegar al conde de Denia y a los de Cocentaina y Almenara y al duque de Medinasidonia, que traían consigo la gente de sus estados, dinero para los gastos de la guerra y multitud de galeras con provisiones. Poco después capitulaba la plaza.

Fue, entonces, a partir de este acontecimiento cuando los Reyes Católicos premiaron a don Diego de Sandoval, nombrándole marqués de Denia.

El 28 de septiembre de 1478, llegó el nuevo marqués a Denia, concediéndo a los habitantes de ella y a los de Jábea indulto general. Se casó con doña Catarina de Mendoza, hijo de don Iñigo López, conde de Tendilla, y de este matrimonio nació don Bernardo de Sandoval, quien sucedió a su padre cuando falleció en 1502.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *