La escuela valenciana de pintura en la segunda mitad del siglo XVI

Fernando Llanos

La Flagelación, de Fernando Llanos.

La Flagelación, de Fernando Llanos.

Fernando Llanos será junto a Fernando Yáñez, con quien vemos una pintura totalmente renacentista en tierras valencianas, aparece documentado en Florencia, ya que se formó como pintor en Italia, Valencia y Murcia entre 1505 y 1525 aunque no conocemos sus orígenes dado que las referencias documentales a este autor son más bien pocas. Al igual que Yáñez la influencia de Leonardo en su obra será muy patente.

Este autor presenta ya una obra en la que no hay cabida para elementos propios de la pintura gótica. Podemos citar su obra la Flagelación en la que los rasgos que caracterizaban ya la pintura italiana desde el siglo pasado se hacen presentes en la escuela valenciana de pintura. Encontramos el uso de una arquitectura claramente renacentista con el uso por ejemplo de  columnas corintias y arcos de medio punto. Además hay claramente perspectiva y un mayor conocimiento de la anatomía humana en la Flagelación apreciable especialmente en la musculatura de Cristo y su obra tiene movimiento como podemos ver en el movimiento del hombre que está flagelando a Cristo. También sabemos que elaboró varias obras para la Catedral de Valencia como el retablo de los Santos Médicos.

Vicente Masip y Juan de Juanes

La Visitación, de Vicente Masip.

La Visitación, de Vicente Masip.

El Martirio de Santa Inés, de Vicente Masip.

El Martirio de Santa Inés, de Vicente Masip.

A diferencia de los Osona, los Masip (Vicente Masip y su hijo Juan, más conocido como Juan de Juanes) no realizarán obras de forma conjunta. Con ellos se impone en la escuela valenciana o levantina el estilo Rafaelesco, más naturalista, idealizado y dulzón. Vivieron durante la segunda mitad del siglo XVI.

En las obras de Vicente Masip como El Martirio de Santa Inés o la Visitación, que forman un díptico, ya vemos una pintura totalmente renacentista en la que por ejemplo la profundidad está ya muy lograda en las obras producidas por este autor.

De entre las obras de Juan de Juanes, quien se formó en Italia con Leonardo y Rafael, destaca La Última Cena (realizada hacia 1562) que recuerda claramente a la obra del mismo nombre de Leonardo da Vinci. La perspectiva es muy clara, Jesucristo en el centro y alrededor los apóstoles en una perfecta simetría. Juan de Juanes se basa claramente en la obra de Leonardo, hay perspectiva, hay simetría, hay arquitectura y hay centralidad.

La última cena, de Juan de Juanes.

La última cena, de Juan de Juanes.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *