La Prostitución

burdelEl denominado “oficio más antiguo del mundo” fue en la Valencia del quinientos un oficio perfectamente asimilado y regularizado en el municipio. Esto podemos verlo en documentación como las ordenanzas del régimen del burdel de la ciudad del 12 de mayo de 1495 donde se indicaba “axí en la present ciutat de Valencia, com en altres parts, viles e lochs populosos son permesoso los publichs, e es permes e dispensat que les dones mundaries vixquen publicament en aquells, del quest perque per la avinentea e copia que ha de les dites dones, se stavien es scusen graus dans e scandals e axi es permes lo cual, per evitar lo maior e senyaladament en la present ciutat, en lo qual hi ha tan gran concurs de persones, car per permetre e disponssar en lo dit loch publich, cessen molts dans e scandels en aquella”. Así mismo se indicaba que las prostitutas habían de quedar recluidas y no ejercer su profesión durante la Semana Santa, Navidad y las fiestas de la Virgen María (Asunción y Concepción), así como en los jubileos.

Vemos así una asimilación total de que esta profesión se ejerza. La escusa o motivo de aceptar estas prácticas tan perseguidas por la iglesia, fue fundamentalmente la riqueza que proporcionaba a la ciudad, dado que como hemos dicho estaba regularizado y controlado por el gobierno municipal. Además se citaban los beneficios sociales del ejercicio de la prostitución ya que se tenía la creencia de que evitaba el amancebamiento o el adulterio, y se creía que el que se acostaba con una prostituta “legalizada” quedaba redimido del pecado de fornicar  con ella.

aseo prostibulo

La Iglesia obviamente no vio con buenos ojos ni aceptó la aceptación de la prostitución en Valencia y, especialmente tras el Concilio de Trento, se lanzó a perseguirla y erradicarla todo lo que pudo.

El principal problema del burdel eran las enfermedades que en él podían transmitirse, algo que en verdad era muy frecuente. El contagio de enfermedades venéreas era frecuente en estos lugares que muchas veces actuaban como foco de origen y, para evitarlo, había un cuerpo de cirujanos especializados que cuidaban la higiene del burdel y que las enfermedades no se propagaran a partir de él, algo que en verdad fue poco efectivo.

Bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *