Estudio poblacional del siglo XVI en Valencia

En el presente artículo voy a intentar abrir la temática poblacional, siempre insuficiente debido a la carencia de datos estadísticos. Las fuentes para el estudio de la población de Valencia en el siglo XVI se reducen a los registros parroquiales, los fogatges de Cortes, registros de impuestos (especialmente el morabadí y maridatge-coronatge) que a pesar de sus limitaciones, son necesarios para evaluar un posible censo disperso. A pesar de ello, las fuentes son deficientes, nunca exhaustivas, no aparecen clases sociales exentas del pago, pero sirven para establecer una evaluación cuantitativa aproximada.

En Valencia sobresale el carácter negativo de las fuentes, en las que debemos de ceñirnos a la Tacha real o registro de habitantes de la ciudad entre los que se distribuye según su poder económico, la subvención real acordada en Cortes. Se conservan en el Archivo Municipal de Valencia los registros de Tachas de 1513, 1528, 1542, 1547 y 1552, todos ellos paralelos a las sucesivas Cortes del reinado de Carlos I.

El análisis de la Tacha real, nos da a conocer la distribución por sexo de la población en la Ciudad, destacando que hay una evidente superioridad numérica de las mujeres sobre los hombres, en 1513 era del 113%, en 1528 alcanza la superioridad fémina el 132% del número de hombres, aunque descenderá ostensiblemente en los años posteriores. La razón de esta inflación femenina de 1528 reside en el alto porcentaje de viudas de este año, situación traumática debido a la crisis de las Germanías y la incidencia demoledora de la Inquisición.

Red de parroquias urbanas de Valencia

Red de parroquias urbanas de Valencia

Estas viudas desarrollan en su mayoría actividades comerciales, abundan en las profesiones de tenderas, taberneras y hosteleras. La tasa de nupcialidad era bastante alta, dada la mínima representación en la Tacha de los solteros, posiblemente porque se les cargaba con más impuestos.

A través de los registros de la Tacha de 1513 puede matizarse una población impositiva de 4693 individuos (2352 maestros-artesanos, 254 notarios, 33 juristas, 512 mercaderes, 1686 no autónomos que podían ser artesanos-oficiales, no vinculados corporativamente a ningún gremio, labradores, mujeres.. y finalmente 143 rentistas o ciutadans).

Estos 4693 individuos anotados en la Tacha están muy lejos de la cifra que en el censo realizado con motivo de las Cortes de 1510 se atribuía a la ciudad de Valencia a intramuros: 9879 cases. La diferencia hay que buscarla en los que están exentos y evadidos del impuesto. La Tacha hay que tener en cuenta que solo incide sobre el Brazo Real (quedan por tanto exentos los nobles y el clero), y que dentro de este Brazo Real no constan en la Tacha la gran masa de oficiales y aprendices, sino sólo algunos de ellos, de manera dispersa insertos en el comú de la ciudad.

Los maestros-artesanos están distribuidos en los 46 gremios de la ciudad, la mayoría dedicados al textil con el 48% de los artesanos, la talla la pagaban por gremios mediante la cuantía demográfica de cada gremio.

Bookmark the permalink.

About Carmelo Santo Mateo

Licenciatura de Historia Unviersidad de Alicante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *