¨La Valencia Medieval¨

Una breve descripción de la ciudad de Valencia durante la Edad Media

¨La Valencia Medieval¨ - Una breve descripción de la ciudad de Valencia durante la Edad Media

Tributos y regalías

 

Nos es imposible hablar de la administración Valenciana sin mencionar el sistema de financiación  de la ciudad. Esta se realizaba a través de un sistema de impuestos establecidos por el Consell, este estaba formado por tres tipos diferentes de ingresos: las sisas, las tallas y los censals.

a)      Las sisas, creado a fines del S. XIV con fin extraordinario aunque se acabaría fijando ordinariamente. Consiste en la imposición de un valor añadido a los productos alimentarios básicos, vituallas, cereal molido, venta del ganado, tejidos,  inmuebles entre otros, vamos algo parecido al I.V.A. actual. Para recaudar este impuesto el Consell lo saca a subasta pública, el mejor postor será el encargado de recaudarlo, los cuales se enriquecerían con el tiempo. Este impuesto al gravar los productos de primera necesidad afectó considerablemente a las clases más bajas de la sociedad.

b)      La talla, este sí de carácter extraordinario y directo, era un impuesto que se basaba de forma proporcional a los bienes del individuo. Se cobraba cuando era necesario financiar un gasto importante o algún pago terminante.

c)      El censal, una especie de título de deuda, con una hipoteca como fianza y con posibilidad del deudor de rescatarla cuando reintegre el total recibido, vamos un préstamo a interés. Excepto por una salvedad, este préstamo se hace disfrazado de venta, el prestamista compra por cierta cantidad la obligación del deudor de pagarle una cierta cantidad anual cuyo total dependía del interés fijado. Una vez el deudor cubriera la totalidad del préstamo y su interés, este quedaba librado de pagar esta anualidad.

Encontramos dos tipos de censales, el violari, que duraba una o dos vidas, tras las que finalizaría la pensión sin necesidad de pagarla pero con un interés mayor, y el censal mort, cuya renta era perpetua

La corona además fijó otro sistema de recaudación similar al de los consells:

1)      El compartiment, fue el sistema establecido para repartir entre los estamentos de la poblacion los subsidios a la corona aprobados en Cortes. Era de carácter extraordinario y consiste en la división de este en seis partes, de las que corresponde tres al “brazo real”, dos a la nobleza y una a la Iglesia. Un impuesto directo, puesto que se pagaba por hogar y cabeza de familia.

2)      Las generalitats, un arancel indirecto que gravaba la entrada y salida de productos del reino. A través de este impuesto y de las sisas la corona intervendría totalmente en la economía del reino. Al igual que las sisas era sacado a subasta pública en la Lonja de Valencia, el mejor postor se quedaría con su recaudación.

3)      Las regalías, al conquistar la corona el territorio, esta se hace con la propiedad de todo. Las tierras que no cedió se quedarían en dominio público cuyo dominio útil podrían explotar particulares con licencia de la Corona y la participación de esta en los beneficios de la explotación. Estas cesiones eran denominadas regalías.