La morería de Xàtiva

Después de la conquista de Xàtiva por Jaume I, en 1244, la población musulmana que permaneció a la ciudad bajo dominio cristiano fue relegada a los extramuros, situada al oeste del núcleo urbano. Jaume I regulará la nueva aljama sarracena en 1252: su gobierno, las condiciones del uso de las tierras, casas, impuestos…  y pone a todo sus miembros bajo la supervisión real.

La revuelta sarracena de 1276-1277 no va afectar a la morería, pero si que lo hará una incursión de jinetes granadinos que, a comienzos de 1287 llegaron a Xàtiva. La mayoría de los habitantes de la morería, siguieron a los jinetes en su retirada a Granada, tanto de forma voluntaria como obligados. Después de esto, los cristianos saquearon las casas del raval. Incursiones similares, acompañadas de huidas de moros valencianos, se van repetir en 1304, 1331 y en 1332 en las comarcas de Alcoi, Alicante, Elche y Oriola.

A causa de la fuga de gran parte de sus habitantes y del saqueo cristiano, la morería queda despoblada y todos los que no habían unido ya, abandonaron sus casas. Comienza, ahora, la tarea de repoblarla, por ello, Alfonso adoptará diversas medidas. En primer lugar, ordena a sus oficiales que vigilasen las casas de los que aún no se habían marchado; después concederá salvoconducto a todos los sarracenos que fuesen al raval, tanto los que habían huido, como los de otras procedencias y les ofrece casas, huertos… En tercer lugar, nombra cadi de Xàtiva a un sarraceno, con el cargo de coordinar y promover la repoblación de la morería.

castillo-de-xativa-1

El Castillo de Xàtiva es una doble fortaleza situada en la Sierra Vernisa.

 

La operación de repoblamiento durará unos cuantos años. En octubre de 1287, comienzan a venir los primeros, al año siguiente, en 1288, algunos ya se habían establecido y el rey les da las casas y las tierras que tenían antes. En 1292, Jaume II todavía incentiva la repoblación de estas morerias. En 1295, concederá una franquicia de tributos durante tres años para favorecer el poblamiento y todavía en 1311, un grupo de sarracenos se dirigirá de Granada a Xàtiva para establecerse, aunque fueron apresados por el camino.

Durante el siglo XIV, la morería de Xàtiva experimentará un gran crecimiento y no habrá problemas de convivencia hasta que en 1329, coincidiendo con la empresa de Alfonso el Benigno contra Granada, los oficiales de Xàtiva empezaron a apresar rehenes para impedir la convivencia con los granadinos, en el caso de que hiciesen una incursión en la ciudad. El rey desaprobará la iniciativa.

En la segunda mitad del siglo premiaba la idea de que los sarracenos colaboraban con los que asaltaban a los cristianos y los llevaban a Granada, lo que causará incidentes entre cristianos y sarracenos. En 1369 y 1376 Pedro el Ceremonioso, se verá a obligado a abrir una querella contra los sarracenos para ver si las acusaciones son ciertas, pero recomienda la protección de los moros si los cristianos intentaban atacarlos. Este ataque se producirá finalmente en febrero de 1386. Posteriormente, se producirán más ataques en 1398. Después de esto no se tienen más noticias de ataques, aunque se conoce un intento en 1455.

Respecto a la demografía, se sabe que era la morería más poblada de todo el Reino de Valencia. En el año 1424 tenía 425 casas y obradores que disminuyeron a 382 en 1493, remontaron nuevamente a 470 en el año 1511, pero a causa de las Germanías, que tuvieron un marcado carácter antiislamista, volvieron a disminuir y en 1528 se vio reducida a 116.

Sobre Blanca Domínguez Martín