La figura de L’encobert

Hoy dedicaremos una entrada en exclusiva a analizar la figura de l’encobert: ¿Quién era? ¿Cómo era? ¿Qué pretendía? ¿Tuvo éxito? ¿Qué reconocimiento social alcanzó?

30743838_9651491

Aún hoy, podemos ver como la figura de l’encobert está muy presente en la sociedad y numerosos son los espacios públicos y privados que han decidido recordar su nombre, sobre todo en la provincia de Valencia y la comarca de la Costera, antiguo término municipal de Xàtiva. También tiene una gran presencia en la literatura, siendo por ejemplo el título y tema principal de la obra cumbre de Vicent Boix que vemos en la imagen. Por todo ello nos parece interesante dedicarle esta entrada y ayudar a los interesados a conocer más sobre esta figura tan intrigante. Hemos de advertir que de poco podemos estar seguros cuando hablamos de este personaje y es que como su sobrenombre, este personaje mantuvo bien oculta su identidad y su historia ha podido ser mitificada con el paso del tiempo y por los diferentes autores que sobre él han escrito.

La primera noticia que tenemos de él en relación con el conflicto de las germanías la tenemos cuando se nos dice que el 21 de marzo de 1522, poco después de la muerte de Vicent Peris, un misterioso personaje hizo aparición en la plaça de la seu de Xàtiva y realizó un incendiario discurso a favor de la revuelta. En un momento en el que la rebelión agermanada daba sus últimos coletazos, este misterioso personaje con mensajes en contra de la monarquía y las clases privilegiadas logró avivar la llama casi extinguida de la revuelta y la gente decidió seguirle y mantener la esperanza que tenían cuando empezó el conflicto.

Su historia cobra especial interés cuando descubrimos que en sus discursos defendía ser de muy alta cuna y de estar íntimamente ligado a la familia real, habiendo versiones que incluso decían que era el legítimo heredero al trono. La propia sociedad pareció hacer de su historia un mito y elevarlo a la categoría de elegido. Lamentablemente hoy en día no podemos asegurar su origen, pero todo apunta a que su origen fue humilde y su historia una mentira. Su nombre pudo ser Antonio Navarro y en su proceso inquisitorial parece quedar patente que apenas tenía bienes, era castellano y carecía de vecindad en el Reino de Valencia.

García Cárcel, en su libro las germanías de Valencia lo define de la siguiente manera: “Hombre de mediano cuerpo, membrudo, con pocas barvas y roxas, el rostro delgado, los ojos zarcos, la nariz aguileña, las manos cortas, boca muy chiquita, las piernas corvadas, la hedad de 25 años, hablava muy bien castellano y del palacio; vestía una bernia de marinero parda, capotín de sayal abierto a los lados, calzones de lo mismo, de marinero, bonete castellano, una avarca de cuero de buey y otra de cuero de asno por calzado.”

Su fama como decimos creció rápidamente y se convirtió en todo un líder, un verdadero mesías para muchos, y es que la sociedad, posiblemente falta de un referente, decidió erigir a este supuesto salvador como líder absoluto y su única esperanza. Lamentablemente para ellos, el rey oficial, Carlos V, y su virrey, Diego de Mendoza, no parecían querer dejar que esta rebelión se alargara más y mandó asesinarlo sin que hubiera pasado ni un mes desde su discurso en la plaza de Xàtiva. Así, cayó en Burjassot atacado por asesinos a sueldo y poniendo fin a otro mito que se había formado: que lo encobert era inmune a las armas. Xàtiva sin su “Rei encobert” pudo aguantar unos meses más sin caer, pero todo fue en vano, ya no había ningún líder, el bando realista había ganado.

De esta manera se puso fin al conflicto de las germanías en el Reino de Valencia y en la ciudad de Xàtiva. Las repercusiones para los agermanados sublevados fueron muy duras, con hasta 800 ejecuciones y muchas más multas y requisiciones de bienes a los involucrados. Sin embargo, pronto Xàtiva volvió a la normalidad y siguió su camino por la historia disfrutando de buena fortuna y un gran desarrollo comercial y económico general. Asimismo, gozó de un período amplio de paz sin importantes incidentes hasta esa fatídica guerra para la ciudad que fue la Guerra de Sucesión.

De esta manera concluimos nuestra breve historia de las Germanías y su repercusión en la ciudad de Xàtiva. Aprovechamos para animaros a seguir leyendo el blog porque pronto podremos ver una entrevista a  Joanjo Garcia, regidor i secretario local del BLOC en Xàtiva, el cual nos dirá cosas muy interesante sobre la historia y cultura del pueblo xativí.

Sobre juancarlosbetancort