El castillo de Xàtiva: La fortaleza inexpugnable

De pasado ibero, romano, árabe y cristiano ha perdurado en el tiempo dejando un gran legado arquitectónico y cultural.

Esta fortaleza ha sido privilegiada espectadora de toda la historia de Xátiva, en época romana permitió controlar la Via Augusta,  y fue escenario de las campañas de Anibal, Escipión y Sertorio. Jugó un papel fundamental en la caída de la dinastía Omeya y la posterior descomposición del califato de Córdoba, tras la conquista del rey aragonés Jaume I, se convirtió en la fortaleza más importante que defendía el paso desde Castilla hasta la capital del reino de Valencia. Más tarde se convertiría en prisión de estado de la Corona de Aragón, entre sus muros estuvieron encerrados pretendientes a ésta corona y al reino de Mallorca y Nápoles. Así fue pieza clave en todas las guerras y revoluciones desde el siglo XIV al XIX, donde sufrió el bombardeo de los cañones de Felipe V durante la guerra de Sucesión Española, la demolición que causaron las tropas napoleónicas en su huida durante la Guerra de la Independencia. A pesar de diferentes asedios, batallas y revoluciones, el castillo de Xàtiva antes capituló ya que nadie pudo conquistarlo por las armas así se le conoce como la fortaleza inexpugnable.

 

 

 

Sobre Blanca Domínguez Martín