Los Borgia en Xàtiva: cuna de Papas

Calixto III se rodeó de miembros de su familia e hizo lo posible por introducir en la curia papal y en su ámbito de influencia personalidades de origen catalán, aragonés o valenciano, pero alguien recibió la protección especial del papa extranjero en Italia, su sobrino Rodrigo Borja.

Nacido el primer día de enero de 1431 en Xàtiva y fue bautizado en la iglesia de San Pedro. Se trasladó a Roma con 18 años junto a su tío, donde gracias a ser el protegido del pontífice alcanzó los puestos de canónigo de Segorbe, chantre y deán de la colegiata de Xàtiva y obispo de Valencia, siguiendo los pasos de Alfonso Borja. Finalmente fue nombrado vicecanciller, siguiente puesto en importancia en la jerarquía del Vaticano, convirtiéndose al mismo tiempo en una de las personalidades religiosas más ricas de su tiempo. Finalmente fue elegido Papa en 1492, pasando a ser conocido como Alejandro VI.

Estatua de Alejandro VI, situada en el exterior de la Seu de Xàtiva

La llegada de este xativí a la curia romana ha sido calificada en las fuentes históricas como la llegada de “la semilla del mal”: se le relaciona con intrigas, simonía, sobornos, asesinatos, sexo y multitud de valores y conductas que poco tenían que ver con las de su tío Calixto III, aunque sí compartía con él la práctica del nepotismo y las habilidades diplomáticas. Lo mismo ocurre  con sus hijos, especialmente con César Borgia, cuyo nombre suele ir seguido de calificativos como “vengativo”, “violento”, “celoso” y un largo etc.

Sin embargo, la familia de los Borgia, como eran conocidos en Italia, llegó a competir por convertirse en una de las más importantes de Europa, con una inmensa trama de relaciones y alianzas políticas y matrimoniales que ponía de manifiesto la astucia y la capacidad de sus representantes más célebres.

Además, durante el papado de Alejandro VI tuvo lugar el descubrimiento de América, uno de los hechos históricos más importantes para la humanidad. Por otro lado, mejoró el ejército Vaticano por ser un periodo de abundantes guerras y disputas, realizó multitud de obras por toda la ciudad de Roma como la Universidad de la Sapienza y llevó a cabo una labor intensa de mecenazgo para artistas como Bramante o Miguel Ángel.

La familia Borgia sin duda dejó huella en la historia para siempre recorriendo un camino ensombrecido por multitud de leyendas y rumores, si bien es cierto que otros aspectos más amables que son recordados mediante las obras que patrocinaron y su asistencia a muchos de los acontecimientos más relevantes del Renacimiento hacen meritoria su presencia en el recuerdo.

Actualmente la historia de los Borgia sigue suscitando un gran interés en la sociedad, que puede satisfacer su curiosidad acudiendo a la numerosa producción literaria y también a diferentes películas y series de televisión. Sin embargo lo que realmente nos parece interesante desde este blog son las iniciativas que se han llevado a cabo desde el municipio de Xàtiva, con rutas turísticas y fines de semana culturales dedicados a la memoria de su familia más celebre, sea cuestionable o no la manera en que lo consiguieron. ¿Qué opináis vosotros?

A continuación la noticia sobre la recreación histórica “Borgia y Xàtiva” realizada en 2011: http://portaldexativa.es/los-borgia-visitan-su-ciudad-natal-este-fin-de-semana/

Sobre clarallorens