Música vocal e instrumental del s. XVI

Música para los diversos instrumentos: teclados


Lunes, enero 3rd, 2011

MÚSICA PARA LOS DIVERSOS INSTRUMENTOS: TECLADOS

Aunque los antecedentes son muy confusos, puede asegurarse que existen instrumentos de teclado desde el s.XVI.

Del perfeccionamiento de algunos instrumentos, como el organistrum o chofonía (zanfoña), el tymbalon (címbalo, dulcímer o salterio) o el exaquier (nombre relacionado con ajedrez por las teclas blancas y negras), surgieron en el s.XV el clavicordio y el clave.

El clavicordio:

En el clavicordio, el sonido se produce gracias a unas láminas metálicas que se encuentran en contacto con la cuerda, dividiéndola. Ésta puede ser golpeada por dos teclas. Presenta además, la posibilidad de graduar la intensidad del sonido, y su sonoridad es dulce y melancólica. Este instrumento fue relegado a un segundo plano durante el barroco, durante el cual adquirió mayor protagonismo el clavecín.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/H9ZyMG6YFO8" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

El clave, clavecín, clavicémbalo o hapicordio (según la nacionalidad)

Es un instrumento de cuerda pulsada mediante un mecanismo de teclado. Su sonido es más ferte que el del clavicordio, pero apenas se puede diferenciar matices. Para producir cambios de timbre o de intensidad, se vale de registros (incorporados a partir de 1500), pedales y de dos teclados.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/J5EbdNdX24Y" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

La espineta y el virginal inglés

Se trata de clavecines pequeños, portátiles, de forma regular, con un solo registro y un teclado de un máximo de cuatro octavas y media. El virginal alcanzó su apogeo en la época isabelina inglesa; su nombre proviene del hecho de que era tocado frecuentemente por las doncellas de la alta aristocracia inglesa. El nombre de espineta procede del mecanismo de arañar la cuerda con una púa o espina. La obra Dublin Virginal Book agrupa varias suites de danzas para virginal. En general, son de gran simplicidad y están basadas en temas populares.

Con la proliferación de estos instrumentos, fue emergiendo una escritura específica para teclado, que Willian Byrd (1543-1623) llevó a la perfección por medio de modulaciones muy interesantes, falsas suspensiones, investigaciones rítmicas (tres notas contra dos), etc... Dicho músico suele ser considerado el padre de la técnica virtuosística del teclado.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/ULn4gyyN9qE" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

 El órgano

Durante el Renacimiento, el órgano llamado en ocasiones "clásico" se enriqueció con nuevos registros y con un tercer teclado manual. A su vez, su extensión llegó a las cuatro octavas.

En España, los archivos demuestran que el órgano era un instrumetno de implantación antigua y sólida. Sin embargo, los primeros textos escritos para órgano no aparecieron hasta el segundo tercio del s.XVI, con las obras de Antonio de Cabezón (1510-1566), Pedro Alberto Vila (1517-1582), Soto de Langa (1534-1619) y Francisco Salinas (1533-1594). Lo depurado de la técnica de estos compositores demuestra que, efectivamente, eran depositarios de una larga tradición.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/BJMIiyXcylg" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

Comments are closed.