Acción tutorial y la comunicación virtual

La acción tutorial en la vida universitaria, tanto para el estudiante como para el profesor, es un aspecto clave en el desarrollo integral y profesional futuro del primero, y en el desarrollo competencial del segundo, como parte también de su progresión profesional como líder reconocido a nivel académico, o científico, etc. Este aspecto del desarrollo integral del estudiante es de especial interés a nivel estratégico para la Universidad de Alicante desde varios años, puesto que supone un indicador de calidad diferencial evidente y relevante en todo el contexto universitario nacional e internacional. 

Citando a Bozeman y Freeney, podemos utilizar la siguiente definición para la acción tutorial o mentoría universitaria: 

un proceso para la transmisión informal del conocimiento, el capital social y el apoyo psico-social, percibidos por el recipiente como relevante para el trabajo, la carrera o el desarrollo profesional; la mentoría envuelve la comunicación informal, usualmente cara a cara y durante un período de tiempo sostenible entre una persona que se percibe poseedor de más conocimiento relevante, sabiduría o experiencia (el mentor) y una persona que se percibe con menos (el protegido). 

Por tanto, partiendo de la vocación del profesor como persona más experta en la vida universitaria, y real, y de la predisposición inicial del estudiante de ser asesorado (luego él ya toma sus propias decisiones …), nos estamos refiriendo desde un punto de vista ideal de una actividad inherente a la función docente realizada individual y colectivamente con el alumnado, directo o indirecto, para facilitar su desarrollo integral como persona y futuro profesional. En consecuencia, la ácción tutorial universitaria es el elemento dinamizador del proceso formativo académico, personal y profesional del alumnado. 

Desde la Universidad de Alicante se aplica año tras año un programa de institucional de acción tutorial en coordinación con los centros académicos. . Partiendo de que “la tutoría debe surgir de la necesidad, y que no debe imponerse, sino que hay que motivarla, estimularla”, se vienen llevando a cabo desde el ICE varios talleres de formación para los “tutores”, tanto personal docente convencional como estudiantes experimentados de cursos finales de grado, máster, o incluso de doctorado. 

Los ámbitos de interacción estudiante-tutor son en principio los siguientes: 

  • Orientación personal: plan de acogida, aspectos internos como la autoestima, motivación, etc
  • Orientación académica: recursos del entorno universitario, estrategigas de aprendizaje, organización de itinerarios académicos, etc
  • Orientación profesional: desarrollo de recursos profesionales, información para mejorar la empleabilidad, etc

Las vías de comunicación con el estudiante interesado abarca tanto la entrevista presencial individual o grupal, como la comunicación virtual. Y los tipos de consulta pueden abarcar aspectos como los siguientes: 

  • componente cognostivo: ¿qué sé o no sé? ¿cómo saberlo?
  • componente procedimental: ¿cómo hago esto?
  • componente emocional: me siento mal …
  • componente temporal: ¿cuánto tiempo puedo tardar en aprender?
  • etc

En cualquier caso, y con los tiempos tan dinámicos que corren, el tutor universitario debe ser competente en el asesoramiento individual como grupal, aplicando continuamente destrezas de inteligencia emocional y social. Pero partiendo de la definición anterior, y con las tendencias actuales de comunicación 2.0 de nuestros estudiantes, ¿cómo podemos ser eficientes? ¿cuesta mucho prepararse como tutor (con todo nuestro bagaje previo en gestión de conocimiento y aprendizaje) para ser competentes en comunicación virtual y las nuevas tendencias como redes sociales, blogs, wikis, etc? 

¿Y los estudiantes? 

El primer taller de formación para tutores se centrará en los aspectos diferenciadores de las herramientas web 2.0 (blog, wiki, red social, Campus Virtual, Google Docs, etc) para la comunicación virtual, marcando sus pros y contras para ser eficientes en la acción tutorial. ¿Realmente vamos a encontrarnos con una herramienta 2.0, actual o futura, que aglutine todas las prestaciones que necesitamos ambas partes (estudiantes y tutores) para una acción tutorial eficaz? 

Por otra parte, ¿no merece también este programa institucional UA una mejor difusión y proyección institucional interna y externa, con visibilidad dentro y fuera del Campus Virtual? ¿Cómo lograrlo?

Comments are closed.