Home » Muerte de Enrique IV

Muerte de Enrique IV

La ocupación del maestrazgo de Santiago, vacante por la muerte de Pacheco, dividió una vez más a los nobles que aspiraban al control de la orden: el duque de Alburquerque, Beltrán de la Cueva; el conde de Benavente; el marqués de Santillana; el hijo de Juan Pacheco y marqués de Villena, Diego Téllez, a los que se unieron, Rodrigo Manrique, conde de Paredes, Gabriel Manrique, conde de Osorno y comendador mayor de Castilla, y Alonso de Cárdenas, comendador mayor de León, todos los cuales buscaron el apoyo del rey o del arzobispo de Toledo, Alonso Carrillo. Esta vez Carrillo estaba al lado de Enrique IV y era partidario de dar el maestrazgo al marqués de Villena, contra la opinión de los demás aspirantes y de Isabel, que confiaba en que Roma nombrara maestre o administrador de la Orden de su marido, Fernando.

A todo puso fin la muerte de Enrique IV el 12 de septiembre de 1474, dos meses y ocho días después de la muerte del marqués de Villena y maestre de Santiago. Tuvo un reinado de 20 años y 5 meses y sus restos fueron depositados en el monasterio de San Jerónimo del Paso. Tras su muerte, se inició una Guerra de Sucesión, que se prolongó hasta 1479 , entre los partidarios de Isabel y los partidarios de Juana, de la que salió victoriosa Isabel, que pasó a ser reina de Castilla, mientras que Juana se retiró al monasterio de Santa Clara de Coimbra. 

Enrique IV “el Impotente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.