febrero 2014
M T W T F S S
« Jul   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Archivos

Las aventuras del manuscrito de Mendel

No cabe duda de que el artículo de Gregor Johan Mendel “Experimentos sobre hibridación de plantas (Versuche über Plflanzen-Hybriden), publicado en 1866 en las Actas de la Sociedad de Historia Natural de Brno, es uno de los más importantes de la Biología, sienta las bases del descubrimiento del gen y origina la ciencia de la Genética. Mendel era un monje agustino (como Martín Lutero y Fray Luis de León) en la abadía de Brno, de la que llegó a ser superior. Menos conocida es la historia política, nacionalista y económica tras este conocido artículo.

Verhandlungen des naturforschenden Vereins Brünn, que es como se llamaba la sociedad científica originalmente en alemán, supuestamente custodiaba el manuscrito de Mendel, es decir, los documentos que envió el monje a la sociedad para su publicación. No debían de estar muy organizados, porque milagrosamente, en 1910 fueron rescatados de la papelera de la biblioteca de la Sociedad por el profesor y biógrafo de Mendel Hugo Iltis, que lo restituyó a los archivos de la sociedad. Iltis fundó el Museo de Mendel en 1932, y fue su conservador hasta 1939, cuando se trasladó a Estados Unidos huyendo de la invasión nazi.

La ciudad de Brünn, o Brno, estaba situada por entonces en una zona multicultural, habitada por comunidades de habla alemana y checa. En la versión checa de la historia, tras la invasión de la Checoslovaquia por el ejército nazi en 1939, la Universidad Masaryk de Brno fue anexionada a la universidad alemana, y fueron nombrados responsables de los distintos departamentos profesores pro-alemanes. Oswald Richter, de la Universidad Tecnológica Alemana de Brno, fue nombrado director del departamento de Fisiología Vegetal de Masaryk, y máximo responsable del archivo de la Sociedad de Historia Natural. Se dice que Ritcher, también un estudioso de Mendel, llevaba el manuscrito constantemente en su maletín. Huyó de Brno cuando el ejército soviético se aproximaba, y no se volvió a saber del manuscrito de Mendel. Richter se instaló en Hannover, donde siguió su carrera hasta su muerte en 1955. De la desaparición del manuscrito se hicieron eco las autoridades académicas checas en un artículo en Nature de 1947 por el Dr. Jaboslav KHženeck.

Mendel nació en Heinzendorf bei Odrau, un pequeño pueblo de la región de Silesia, de habla alemana por ese tiempo, en el imperio austricaco. Ahora es la ciudad checa de Hynčice. Mendel hablaba alemán como lengua materna, y el artículo estaba escrito en alemán, idioma científico del momento, y lengua franca del imperio. Cuando acabó la segunda guerra mundial, la comunidad de habla alemana abandonó Checoslovaquia para instalarse en Alemania y Austria, como hicieron los descendientes de las hermanas de Mendel, Veronica y Theresia.

En 1988 Erich Richter, un descendiente de Mendel y también monje agustino conocido como Padre Clemens, que vivía en Stuttgart (Alemania), comunicó a los miembros de su familia que había recibido el manuscrito de Mendel de otro monje de Praga, para que lo restituyera a la familia de Mendel. En el año 2001, ocho miembros de la familia de Mendel formaron una sociedad para preservar el documento como un tesoro nacional alemán, y se depositó en una caja de seguridad de un banco en Darmstadt (Alemania).

Para complicar más el asunto, y contradiciendo la versión checa, surge una versión austriaca. La vicaría general de los Agustinos en Viena estimó que el manuscrito les pertenecía. Alegaron que tras su publicación, fue devuelto a su autor y que había estado custodiado en la abadía de Brno (o Brünn) desde la muerte de Mendel en 1884. Durante la inestabilidad política tras la segunda guerra mundial (la orden fue disuelta en Checoslovaquia en 1950 por el estado comunista), el manuscrito estuvo en poder de varios monjes hasta que es enviado al Padre Clemens para su custodia, no para que lo devolviera a la familia. Ante esta reclamación, el padre Clemens se decide a entregar el manuscrito a la Vicaría de Viena. Sin embargo, el Ministerio de Ciencia, Investigación y Arte de la región de Baden‐Württemberg impide su salida del país, alegando que es un tesoro cultural alemán.

Entonces empezó un conflicto diplomático y legal donde están implicados tres países (Alemania, Austria y la República Checa), los parientes de Mendel y la Orden Agustina. Una vez que se determinó judicialmente que el manuscrito pertenecía a la abadía de Brno, se abandonó la idea de considerar el manuscrito un legado alemán, y la mayoría de los miembros de la familia de Mendel opinó que el manuscrito debería pertener a los agustinos. En el año 2012 fue devuelto definitivamente a la abadía de Brno, donde no hay ya monjes pero sí un museo dedicado a Mendel en las instalaciones del convento.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>