Valoración general

La creación de este blog nos ha ayudado a saber manejarnos por él y sobre todo, indagando en el tema que nos ha sido dado, hemos aprendido sobre la Guerra de Afganistán y sus consecuencias. Por otro lado, nos hemos obligado a nosotras mismas a buscar lugares donde encontrar información sobre ésta, tales como recursos electrónicos, revistas, libros, entre otros. De esta manera, hemos aprendido a movernos para encontrar información y pasamos a redactar nuestra valoración sobre el tema.

Bajo un cielo ensombrecido, los habitantes de Afganistán pasean por sus ciudades con el miedo aferrado a su vida diaria. Vivir en un país como España, donde la palabra guerra es un simple concepto que nos viene dado por las noticias de la televisión, ante las cuales en ocasiones nos tapamos los ojos, no nos adentra en esa parte del mundo que no conoce la democracia. Uno de esos países que continuamente nos muestran sus muertos en los telediarios, es Afganistán. No creemos que sea necesario buscar un culpable a esta situación bélica, pero compartir un poco de este dolor con los afganos, nos hace pensar sobre el futuro de la Humanidad. ¿Cuánto tiempo seguiremos con todos estos ataques desmesurados e incoherentes? ¿Cuándo finalizarán las muertes de personas humildes que sólo corren a esconderse de las manos de una muerte injusta? Afganistán se ve envuelto en guerras desde hace tanto tiempo, que asociamos esta palabra tan fúnebre a este país. La guerra se vuelve algo común. ¡Algo común! ¿De verdad se merece un país ser caracterizado por una palabra así? Los niños pierden su infancia entre armas y trabajos en las minas. El aire que se respira grita por la necesidad de un cambio.

Así, leyendo unos cuantos proverbios afganos o de origen persa, destacamos el siguiente:

La sangre no puede lavarse con sangre

Existe la necesidad de borrar el concepto de venganza de estos pueblos. No sólo de éstos, sino del mundo entero. Una pérdida no se puede recuperar con otra pérdida. Y así como nos dice otro proverbio afgano,

El árbol no se mueve si no sopla el viento

Luchemos por que el viento sople, busquemos soluciones a los problemas de la Humanidad. Hagamos entre todos un mundo mejor, donde el respeto sea la mejor alianza y la sangre deje de encharcar la tierra, dejémosla correr por nuestras venas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.