Palacios Reales

Palacios Reales


Martes, diciembre 21st, 2010

(citado de http://es.wikipedia.org/wiki/Casita_del_Pr%C3%ADncipe_%28El_Pardo%29 y http://es.wikipedia.org/wiki/Quinta_del_Duque_del_Arco)

Alrededor de El Palacio Realm de El Pardo,se ha desarrollado un conjunto monumental, promovido por la monarquía española, en el que destacan los siguientes edificios:

La Casita del Príncipe es una de las residencias de la Familia Real Española. Es un palacete neoclásico  de finales del siglo XVIII, que se encuentra en el barrio madrileño de El Pardo.El edificio está situado junto al Palacio Real de El Pardo, en el monte homónimo, una extensa área forestal vinculada históricamente con la monarquía española, que la utilizaba con fines cinegéticos. Fue erigido en 1784 como pabellón de caza, para uso de Carlos IV, por entonces príncipe de Asturias, por encargo de su padre, el rey Carlos III. Se debe al arquitecto madrileño Juan de Villanueva, quien ideó un diseño previamente ensayado en las Casitas de Arriba y de Abajo, de su misma autoría, levantadas en el Real Sitio de El Escorial.

Descripción

El palacete está construido en materiales de granito y ladrillo y se dispone en cinco cuerpos principales, en los que prevalece la horizontalidad sobre la verticalidad. Junto a la fachada principal se extienden unos jardines neoclásicos de trazado hipodámico, separados del edificio por una vía asfaltada realizada en el siglo XX.

En el interior, organizado en pequeñas salas, se guardan importantes colecciones de bordados y sedas, así como pinturas de Lucas Jordán, Anton Raphael Mengs y Francisco Bayeu, autor de los frescos de la bóveda del comedor (1788).

Durante el franquismo la construcción fue destinada a la vivienda del Jefe de la Casa Civil del General Franco dada su proximidad al Palacio del Pardo donde éste residia.

En los primeros años del siglo XXI se procedió a una rehabilitación. Después de dieciocho años cerrada, se reabrió al público en abril de 2009.

la Quinta del Duque del Arco (conocida también como Quinta de El Pardo) es un ejemplo de las casas de campo que algunos aristócratas de los siglos XVII y XVIII utilizaban para retirarse a las afueras de Madrid.

Se encuentra en el Monte de El Pardo, a pocos kilómetros del pueblo del mismo nombre, dentro del término municipal de Madrid.

Historia

El Palacio de la Quinta tuvo su origen en la Quinta de Valrodrigo, una casa de labor que compró el Duque del Arco, don Alonso Manrique de Lara (íntimo cortesano, Montero Mayor de Felipe V y Alcaide de El Pardo) en 1717. Construyó una casa cuyas trazas recordaban al Palacio de la Zarzuela, del arquitecto Gómez de Mora. A la muerte del Duque en 1745, la Duquesa donó la propiedad a los reyes Felipe V e Isabel de Farnesio, quienes la incorporaron al Real Sitio de El Pardo.

El golpe de estado de Francisco Franco sorprendía el 17 de Julio de 1936 al presidente del Estado, Manuel Azaña, en la Quinta del Pardo, donde residía. Por motivos de seguridad se trasladó al Palacio de Oriente tras la noticia.[1] Más tarde, durante la Guerra Civil española, en el palacio estuvo alojada la Quinta División del Ejército de la República (mandada por el comandante Palacios). Por lo cual fue objetivo frecuente de los obuses de las tropas Nacionales de la Casa de Campo.

En el año 1974 se celebraban en la Quinta las audiencias del entonces príncipe don Juan Carlos.

Desde 1994 y gracias a los esfuerzos del Servicio de Jardines, Parques y Montes del Patrimonio Nacional, en colaboración con la Escuela Taller de Jardinería y Medio Ambiente de El Pardo, se está tratando de recuperar este auténtico tesoro de entorno natural.

Descripción

Jardines de la Quinta del Duque del Arco.

Exterior

Los jardines, que son lo más importante en la Quinta, fueron diseñados por el francés Glaude Truchet hacia 1726, y responden al mismo gusto formal que el de La Granja de San Ildefonso. Los jardines de más de 10.000 m2 se componen de cuatro grandes terrazas con rasgos españoles e italianos, esculturas y estanque. Grandes coníferas llaman poderosamente la atención.

Interior

El Palacio tiene una superficie en planta de 920 metros cuadrados, distribuidos en 15 estancias, siendo la mayor de ellas de unos 110 m2 aproximadamente. Consta de una planta noble en la que se ubican los salones y zonas de recepción. La decoración de las paredes está realizada a base de papeles pintados, adquiridos en Francia en el siglo XIX. Dispone de un sótano inferior para su utilización por el personal de servicio y de una buhardilla que ocupa toda la planta alta, para los mismos fines. Son apreciables también el mobiliario, las pinturas y las alfombras de la época de Fernando VII e Isabel II.

Martes, diciembre 21st, 2010

(materiales de http://www.patrimonionacional.es/Home/Palacios-Reales/Palacio-Real-de-El-Pardo.aspx y http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_Real_de_El_Pardo)

El Palacio Real de El Pardo es una de las residencias de la Familia Real Española. Se encuentra en el Real Sitio de El Pardo , en el entorno del monte protegido del mismo nombre. Se construyó en el siglo XVI, a partir de un edificio primitivo del siglo XV. Su aspecto actual corresponde a las reformas y ampliaciones emprendidas en el siglo XVIII, a instancias del rey Carlos III, en las que participó el arquitecto Francesco Sabatini.

Además de por sus valores arquitectónicos, el palacio destaca por su decoración interior, representativa de diferentes épocas históricas. Destacan unos frescos, obra Gaspar Becerra, restos de la decoración pictórica que tuvo el palacio durante el reinado de Felipe II.

Asimismo, es especialmente relevante su colección de tapices, del siglo XVIII, en la que figuran cinco de las series más conocidas de Francisco de Goya.

Historia

El palacio conserva la base del castillo medieval sobre el que se levanta.

Los orígenes de este palacio se remontan al año 1405, cuando el rey Enrique III de Castilla ordenó la construcción de una Casa Real en el Monte de El Pardo, lugar que el monarca frecuentaba, dada su riqueza cinegética. Enrique IV, por su parte, edificó sobre la misma un pequeño castillo.

Posteriormente, el emperador Carlos I determinó la conversión de este castillo en palacio, a partir de un primer diseño de Luis de la Vega, autor también del palacio de Valsaín. Las obras comenzaron en 1547 y concluyeron en 1558, ya bajo el reinado de Felipe II, con el impulso del arquitecto Juan de Vergara.

El 13 de marzo de 1604 sobrevino un gran incendio que destruyó buena parte del palacio y la mayoría de las obras pictóricas allí depositadas, si bien se salvó la llamada Venus de El Pardo, de Tiziano (que se expone actualmente en el Museo del Louvre, de París). Se cuenta que cuando notificaron a Felipe III el siniestro, preguntó por dicho cuadro y terminó diciendo: «Si ese cuadro se salvó, lo demás no importa». El monarca decretó su reconstrucción con un presupuesto de 80.000 ducados, concediendo la dirección de la obra a Francisco de Mora, el mismo que había sucedido a Juan de Herrera en la ejecución del Monasterio de San Lorenzo del Escorial.

En 1772, Carlos III promovió obras de mejora y ampliación en el palacio, que encomendó a Francesco Sabatini, uno de los arquitectos del Palacio Real de Madrid.

Fue en este palacio donde murió Alfonso XII, en el año 1885. En 1898, su viuda, la reina regente María Cristina, ordenó convertir la habitación mortuoria en oratorio.

En el siglo XX, una vez acabada la Guerra Civil Española, el edificio fue objeto de una serie de obras para habilitarlo como residencia del Jefe del Estado, el General Francisco Franco. Durante este periodo (1939-1975) fue el centro de la mayoría de las grandes decisiones políticas españolas.

Tras la muerte de Franco, se emprendieron nuevas obras para su acondicionamiento como lugar de alojamiento de los jefes de estado y autoridades que visitan España. La celebración de actos oficiales y sociales, por parte de la Familia Real Española, es otro de sus usos actuales.

En el entorno del edificio, fue articulándose un pequeño núcleo urbano, que, con el tiempo, dio lugar al pueblo de El Pardo, integrado hoy día en el término municipal de Madrid, como uno de los ocho barrios del distrito Fuencarral-El Pardo.

Descripción de su interior

El palacio albergaba importantes obras pictóricas, así como elementos decorativos de gran valor, que desaparecieron, en su mayor parte, en el incendio del siglo XVII. Pese a ello, de la época de Felipe II aún se conserva un techo pintado por Gaspar Becerra, con la historia de Perseo. Del tiempo de Felipe III, tras el incendio de 1604, se conservan algunas de las pinturas de los techos realizadas bajo la dirección de Bartolomé Carducho, quien llegó a proyectar e iniciar la serie de las Hazañas de Carlos V en la Galería del cuarto del Rey  y Juan Pantoja de la Cruz, hasta su muerte en 1608, ocupándose de ellas finalmente, con Pedro de Valencia como mentor intelectual, Francisco López, autor de los frescos de la Toma de Granada, en el techo del antiguo Salón de retratos, o sala de vestir, Patricio Cajés, a quien corresponden los de la Historia de José, en la Galería de la reina, y Jerónimo de Cabrera, Historia de Esther, en las bóvedas del Cuarto de la reina; se conserva, además, una Cacería con Aurora atribuida a Luis de Carvajal.

En el siglo XVIII, sus salas fueron dotadas de una relevante colección de tapices, elaborados en la Real Fábrica de Madrid, a partir de bocetos de Bayeu, Castillo y Goya, del que se guardan cinco series.

Los cuadros más destacados que se exhiben en el palacio son el Retrato de Isabel la Católica, de Juan de Flandes, y el Retrato de Don Juan José de Austria a caballo, de José de Ribera.

el Retrato de Isabel la Católica

En el incendio de 1604, se quemaron importantes lienzos de la colección pictórica iniciada por Felipe II, no así la llamada Venus de El Pardo, de Tiziano, actualmente en el Museo del Louvre.

En lo que respecta al mobiliario, la mayor parte de las piezas corresponden a los siglos XVIII y XIX, estas últimas de estilo Imperio.

Arquitectónicamente, la escalinata diseñada por Francesco Sabatini y el Patio de los Borbones son los elementos más sobresalientes del interior del palacio.

Alrededor del palacio real,se ha desarrollado un conjunto monumental, promovido por la monarquía española, en el que destacan los siguientes edificios:

La Casita de El Príncipe

La Quinta del Duque del Arco

Hoy día,su gestión corresponde a Patrimonio Nacional, organismo estatal que administra los bienes al servicio de la Corona Española. Su principal uso en la actualidad es el de alojar a los jefes de Estado extranjeros de visita oficial en España.

Martes, diciembre 14th, 2010

El Palacio Real de Aranjuez es una de las residencias de la Familia Real Española, situada en el Real Sitio y Villa de Aranjuez (Comunidad de Madrid), que es gestionada y mantenida por Patrimonio Nacional. Está situado a orillas del río Tajo entre la avenida del Palacio y la plaza de las Parejas por el Sur, el jardín del Parterre por el Este, la Ría por el Norte y la plaza del Raso de la Estrella por el Oeste.

Cuando el Emperador Carlos V empezó a interesarse por desarrollar Aranjuez como una villa regia con amplio coto de caza se aposentó, como en 1501 había hecho Felipe el Hermoso, en el viejo palacio de los maestres de Santiago.

Fue erigido por orden de Felipe II de España, quien le encomendó el proyecto al arquitecto Juan Bautista de Toledo, que murió durante su construcción, por lo que su discípulo Juan de Herrera fue el encargado de rematar la obra. Durante todo el siglo XVII se paró la obra, hasta que en tiempos de Fernando VI se acomete una importante ampliación, que continuará Carlos III dotándolo de unas alas que encierran el patio de armas, tal y como se puede contemplar hoy en día. Un palacio menor, la llamada Casa del Labrador, se sitúa fuera del recinto, formando parte del Jardín del Príncipe.

Aquí tenemos el vídeo,un conjunto de fotos con la canción En Aranjuez Con Tu Amor.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/watch?v=h0lH08Jz4b8" width="undefined" height="undefined" wmode="transparent" /]

PALACIO REAL Y JARDINES DE ARANJUEZ Madrid


Los inmensos jardines, construidos para ensalzar la residencia real de la árida y seca meseta del centro de España, y regados con las aguas de los ríos Tajo y Jarama, son los más importantes del periodo de los Habsburgo en España. Alcanzaron singular renombre gracias al Concierto de Aranjuez, de Joaquín Rodrigo, considerada la composición musical española más escuchada en el mundo. En 2001 este entorno fue declarado «Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad» por la Unesco.

Del Palacio destacan la Sala China o Gabinete de Porcelana, así como la Sala de los Espejos.

En el plano histórico, el 25 de septiembre de 1808, en una ceremonia celebrada en la Capilla del Real Palacio de Aranjuez ante monseñor don Juan de la Vera, arzobispo de Laodicea, se constituyó oficialmente la Junta Central Suprema y Gubernativa del Reino. La Junta Central quedó formada por los diputados procedentes de las Juntas Supremas de las capitales de los antiguos reinos,tal como quedó decidido en la reunión llevada a cabo el día anterior en la posada en la que se hospedaba el conde de Floridablanca, a la postre, presidente de la tratada Junta.

Miércoles, diciembre 8th, 2010

(citado del texto de http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_del_Louvre

El Palacio del Louvre (en francés: Palais du Louvre), en la Margen derecha del Sena en París, es un antiguo palacio real situado entre los jardines de las Tullerías y la iglesia de Saint-Germain l’Auxerrois. Sus orígenes se remontan al período medieval, y su actual estructura ha evolucionado en etapas desde el siglo XVI.

El Louvre toma su nombre de la palabra franca leovar o leower, que quería decir lugar fortificado, según el historiador francés Henri Sauval (1623-1676). Fue la sede real del poder en Francia, hasta que Luis XIV se trasladó a Versalles en 1682, llevándose a la fuerza el gobierno con él; el Louvre fue la sede formal del gobierno hasta el final del Antiguo Régimen en 1789. Desde entonces ha albergado el célebre Museo del Louvre así como varios departamentos gubernamentales.

Historia

Período medieval

Fortaleza

El Palais du Louvre fue en su origen construido como una fortaleza, construida en el siglo XII por el rey Felipe Augusto junto con el primer recinto murario de la ciudad para defender las orillas del río Sena contra los invasores del norte.1 La fortaleza tenía en su centro una torre cilíndrica: el Donjon, o Torre del Homenaje. Descubrimientos arqueológicos de la fortaleza original son actualmente parte de la exposición Louvre Medieval en el ala Sully del museo.

La fortaleza de Felipe Augusto de 1190 no era una residencia real sino un arsenal de tamaño significativo que comprendía un cuadrilátero con foso (de 78 por 72 metros) con bastiones redondeados en cada esquina, y en el centro de los muros septentrional y occidental. Torres defensivas flanqueadas por estrechas puertas en las paredes sur y este. En el centro de este conjunto había una torre del homenaje, la Grosse Tour (de 15 metros de diámetro y 30 m de alto). Dos edificios interiores colindaban con las paredes exteriores en los lados occidental y meridional.

 Residencia real

El Louvre fue renovado frecuentemente a lo largo de la Edad Media. Bajo Luis IX a mediados de los años 1200, el Louvre se convirtió en sede de la tesorería real. El castillo fronto tuvo una función doble: además de su papel protector, se convirtió en una de las residencias del rey y de la corte, junto con el castillo de Vincennes, el Hotel Saint-Pol en el Marais y el palacio de la Île de la Cité.

La fortaleza fue ampliada y embellecida en el siglo XIV por Carlos V, haciendo de él la residencia real más célebre en la Europa de su época. Carlos V comenzó la ampliación del Louvre en 1358, pero su obra quedó arruinada en el curso de la Guerra de los Cien Años y demolido en los años 1500 por Francisco I, para hacer sitio a una nueva estructura construida en estilo renacentista.1

Período renacentista

A partir del año 1546, después de volver de su cautiverio en España, el rey Francisco I de Francia empleó al arquitecto Pierre Lescot y al escultor Jean Goujon para eliminar la torre del homenaje y modernizar el Louvre para que se convirtiera en un palacio de estilo renacentista.3 4 Lescot había trabajado previamente en los castillos del valle del Loira y fue adoptado como el arquitecto del proyecto. El nuevo estaba formado por un patio cuadrado, con el ala principal separada por una escalera central, y las dos alas de los lados comprendían un suelo. Lescot añadió un techo al dormitorio del rey Enrique II (Pavillon du Roi) que se apartaba del usual estilo con vigas, e instaló la Salle des Caryatides, que presentaba cariátides esculpidas basadas en obras griegas y romanas.5 El historiador del arte Anthony Blunt se refiere a la obra de Lescot «como una forma de clasicismo francés, teniendo sus propios principios y su propia armonía».Francisco adquirió lo que se convertiría en el núcleo del contenido del Louvre; sus adquisiciones incluyeron la Mona Lisa de Leonardo da Vinci.

La muerte de Francisco I en 1547, sin embargo, interrumpió el proyecto de hacer del Louvre una residencia real. El arquitecto Androuet du Cerceau también trabajó en el Louvre.7

Fue la reina Catalina de Médicis la que esbozó el proyecto para hacer del Louvre un gran palacio. En 1564 Catalina dirigió la construcción de un palacio al oeste llamado Palacio de las Tullerías, enfrentado al Louvre y los jardines de los alrededores.3 El Palacio cerraba el extremo occidental del patio del Louvre. Catalina entonces emprendió la restauración de todo el palacio. Su arquitecto Philibert de l’Orme comenzó el proyecto, y fue reemplazado tras su muerte en 1570 por Jean Bullant.

Dinastía Borbón y posterior

El Louvre, las Tullerías y la Gran Galería en 1615.

Los trabajos de Catalina de Médicis los continuó Enrique IV después de las guerras de religión que terminaron en 1589. Durante su reinado (1589-1610), comenzó su «Gran Diseño» para eliminar los restos de la fortaleza medieval, para ampliar la zona del Cour Carrée, y para crear un enlace entre el Palacio de las Tullerías y el Louvre. La unión fue terminada a través de la Grande Galerie por los arquitectos Jacques Androuet de Cerceau y Louis Métezeau.

Más de un cuarto de milla de largo y un centenar de pies de ancho, este gran añadido fue construido a lo largo de la orilla del Sena; en el tiempo de su acabado era el edificio más grande de su clase en el mundo. Enrique IV, un promotor de las artes, invitó a cientos de artistas y artesanos para que vivieran y trabajaran en las plantas inferiores del edificio. Esta tradición continuó durante otros doscientos años hasta que Napoleón III lo acabó.

A principios de los años 1600, Luis XIII demolió el ala septentrional del Louvre medieval y lo reemplazó con una continuación del ala Lescot. Su arquitecto, Jacques Lemercier, diseñó y completó el ala en 1639 (posteriormente conocido como el Pavillon de l’Horloge, después de que se le añadiera un reloj en el año 1857.)

El ala Richelieu también fue construida por Luis XIII, el edificio fue por vez primera abierta al público como un museo el 8 de noviembre de 1793 durante la Revolución francesa.1 Luis XIII (1610-1643) acabó el ala hoy llamada el ala Denon, que empezó Catalina de Médicis en 1560. Hoy ha sido renovada como parte del programa de renovación «Gran Louvre».

El Louvre bajo el Rey Sol

En 1659, Luis XIV promovió una fase de construcción bajo los arquitectos Le Vau y André Le Nôtre, y el pintor Charles Le Brun.8 9 Le Vau supervisó la decoración del Pavillon du Roi, el Grand Cabinet du Roi, una nueva galería para quedar paralela a la Petite Gallerie y una capilla. Le Nôtre rediseñó el jardín de las Tullerías en estilo francés, que habían sido creados en 1564 por Catalina de Médicis en estilo italiano; y Le Brun decoró la Galerie d’Apollon. Un comité de arquitectos propusieron la Columnata de Perrault; el edificio se empezó en 1668 pero no acabó hasta el siglo XIX.

Encargado por Luis XIV, el ala oriental del arquitecto Claude Perrault (1665-1680), rematada por una balaustrada italiana inflexible junto con su distintivamente tejado plano no francés, fue un apartamiento radical de la arquitectura francesa. Su severo diseño fue elegido en lugar de un diseño proporcionado por el gran arquitecto italiano Bernini, que había viajado a París específicamente para trabajar en el Louvre. Perrault había trasladado al arquitecto romano Vitrubio al francés. Ahora las columnas pareadas rítmicamente de Perrault formaron una columnata en sombras con una entrada de arco triunfal con frontón alzada sobre una base alta, más bien defensiva, en un estilo barroco bastante clasicista que ha proporcionado modelos para grandes edificios en Europa y Estados Unidos durante siglos. El Museo Metropolitano en la ciudad de Nueva York, por ejemplo, refleja el diseño del Louvre de Perrault.

Pavillon de Flores (1595), obra de Jacques Androuet II du Cerceau, reconstruido por Hector Lefuel.

La construcción del Palacio de Versalles, agilizada bajo el reinado de Luis XIV, hizo que el Louvre quedara desocupado por la familia real en 1678. El Palacio del Louvre se convirtió en una galería de arte.11 Por ello se instalaron en él, ya en el siglo XVIII, la Academia Francesa y después las restantes academias. Allí se celebraron exposiciones anuales de la Real Academia de Pintura y Escultura.

Obras posteriores

Tras la Revolución francesa que implicó la abolición de la monarquía, el Palacio del Louvre fue destinado (por decreto de mayo de 1791) a funciones artísticas y científicas, concentrándose en él al año siguiente las colecciones de la corona. Parte del Louvre se abrió por primera vez al público como museo el 8 de noviembre de 1793. Ésta era una solución lógica, habida cuenta de que estaba ocupado por las academias y porque, ya en 1778, se había elaborado el proyecto de utilizar su Gran Galería como pinacoteca. Lo novedoso de la medida fue que se nacionalizaban bienes de propiedad real, y que el acceso era libre pues no se limitaba al público culto ni se regulaba mediante visitas concertadas, como sí ocurría en los Uffizi y en el Museo del Prado durante sus primeros años.

En 1806 comenzó la construcción del Arco de Triunfo del Carrusel, situado entre las dos alas occidentales, encargado por el emperador Napoleón I para conmemorar sus victorias militares, diseñado por el arquitecto Charles Percier, coronado por una cuadriga esculpida por el barón François Joseph Bosio, y terminado en 1808.

El Louvre aún tuvo más añadidos obra de Napoleón III. El nuevo ala de 1852-1857, por los arquitectos Louis Visconti y Hector Lefuel, reprsenta la versión del Segundo Imperio del neobarroco, lleno de detalles y cubierto de esculturas.

El edificio del Louvre estuvo unido al palacio de las Tullerías (la traducción correcta es Palacio de las Tejerías) formando un solo conjunto hasta 1871, cuando este último fue destruido en los hechos de la Comuna de París. El extremo occidental del patio del Louvre ha permanecido abierto desde entonces, formando el Patio de honor. Los tesoros artísticos de las Tullerías se perdieron en el incendio del palacio, cuyas ruinas fueron demolidas. El continuo embellecimiento y expansión del Louvre continuaron a lo largo de 1876.

El «Gran Louvre» y las Pirámides

El Palacio del Louvre actual es una estructura casi rectangular, compuesta del Patio Cuadrado (Cour Carrée) y dos alas que envuelven al Cour Napoléon al norte y al sur. En el corazón de este complejo se encuentra la Pirámide del Louvre, sobre el centro de visitantes. El museo está dividido en tres alas: el Ala Sully al este, que contiene el Cour Carrée y las partes más antiguas del Louvre; el Ala Richelieu al norte y el Ala Denon que limita con el Sena al sur.

El enorme museo, cuyas salas y pasillos marcan un recorrido de varios kilómetros, fue sometido a una ambiciosa modernización en la década de 1980. En 1983, el presidente francés François Mitterrand propuso el plan Grand Louvre para renovar el edificio y trasladar el Ministerio de Hacienda fuera, permitiendo exposiciones por todo el edificio. Su elemento más visible fue la pirámide de cristal. Fue diseñada por el arquitecto Ieoh Ming Pei e inaugurada el 15 de octubre de 1988 para centralizar el acceso de los visitantes, que descienden por ella a un recibidor subterráneo por el que se accede a las diversas alas del museo. Controvertido al principio, se ha convertido en un monumento parisino arquitectónico. La segunda fase del plan Grand Louvre, La Pyramide Inversée (La pirámide invertida), fue terminada en 1993. En 2002, el número de visitantes se había doblado con respecto a la época anterior.

A pesar de tal modernización, varios sectores del Louvre seguían ocupados por organismos públicos, y sólo en fecha reciente se han desalojado y adaptado como salas de exposición. En marzo de 2004 se anunció la apertura de una nueva ala dedicada al arte del Islam. Para su diseño se convocó un concurso internacional en 2005. Se inauguró en el 2008, con una inversión de 50 millones de euros.

El patio del Museo del Louvre por la noche, con la Pirámide mostrada en el centro.

Martes, noviembre 30th, 2010

(citado del texto de http://es.wikipedia.org/wiki/Real_Sitio_de_San_Lorenzo_de_El_Escorial_y_El_Escorial)

Monasterio de El Escorial

Historia

El Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial y El Escorial, también conocido como Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial o Real Sitio de El Escorial, era un híbrido de señorío  de realengo  y señorío de abadengo  constituido en el último tercio del siglo XVI, a instancias del rey Felipe II.Se extendía alrededor del monasterio homónimo, por los actuales términos municipales de San Lorenzo de El Escorial, El Escorial, Zarzalejo y Santa María de la Alameda, en la vertiente meridional de la Sierra de Guadarrama, en la Comunidad de Madrid (España).

De la Carta de Fundación del Monasterio de El Escorial se puede inferir que Felipe II protegió jurídicamente este edificio y su entorno mediante una figura legal híbrida de lo que en su tiempo se entendía por priorato, realengo  y abadengo.

Los orígenes de este Real Sitio se remontan a 1562, un año antes de colocarse la primera piedra del Monasterio de El Escorial, cuyo solar se encontraba en las inmediaciones de El Escorial, por entonces una pequeña aldea perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia.

El rey Felipe II comenzó a adquirir terrenos próximos al edificio, para anexionarlos y crear un espacio de uso recreativo, cinegético y agropecuario, aspecto, este último, que resultaba clave para el mantenimiento de la comunidad monacal y cortesana que iba a residir en el Monasterio. Entre las fincas apropiadas, figuraba la de El Campillo, adscrita a la realeza desde tiempos de Enrique IV de Castilla. Todas las tierras fueron valladas, mediante la llamada Cerca de Felipe II. El proceso de anexiones duró hasta 1595.

El Real Sitio se regía jurisdiccionalmente mediante tres figuras principales. La administración de los cotos de caza correspondía a la Casa Real, mientras que el Prior del Monasterio gestionaba las tierras dedicadas a la explotación agrícola y ganadera. Por su parte, el Alcalde Mayor de El Escorial ejercía sus poderes en el núcleo urbano de El Escorial. Este pueblo fue desvinculado de la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia y logró alcanzar una personalidad jurídica propia, como villa, en un margo legal híbrido entre Sitio Real y Sitio de Abadengo.

Se trataba de una estructura administrativa de gran complejidad, que dio lugar a numerosos conflictos. El litigio más importante tuvo lugar en el siglo XVIII, en tiempos de Carlos III, cuando los monjes y las autoridades municipales escurialenses se enfrentaron por el control del suelo destinado a uso residencial.

La demanda de viviendas, por parte de funcionarios y personal de servicio, era un asunto especialmente sensible en aquellos momentos, ante las frecuentes visitas de la Familia Real al lugar. Fruto del interés mostrado por la Casa de Borbón hacia el Real Sitio fue la construcción de las Casitas del Príncipe y del Infante, obras de Juan de Villanueva. A este arquitecto también se debió el cierre de la lonja que rodea el Monasterio con la tercera Casa de Oficios y las Casas de Infantes.

Carlos III intervino en la citada disputa y resolvió crear en 1782 una única figura administrativa, la de Gobernador del Real Sitio, con la que tomaba su control indirecto, en claro perjuicio del Prior y del Alcalde, que vieron mermados sus poderes. Al mismo tiempo, impulsó la segregación de parte del término de El Escorial, de la que surgió el actual municipio de San Lorenzo de El Escorial, donde se encontraban los principales edificios, incluido el Monasterio.

Asimismo, articuló un nuevo marco territorial, que favoreció el desarrollo de un caserío en los aledaños del Real Monasterio, más allá del núcleo urbano de El Escorial. Las viviendas construidas en el entorno más próximo al edificio dieron origen al actual pueblo de San Lorenzo de El Escorial, constituido oficialmente en municipio el 26 de septiembre de 1836, como una escisión de El Escorial.

El Real Sitio volvió a fraccionarse a finales del siglo XVIII, durante el reinado de Carlos IV. La Desamortización de Juan Álvarez Mendizábal y Pascual Madoz dejó en manos privadas algunas de las fincas anexionadas en el siglo XVI. Entre ellas, destaca la de La Granjilla de La Fresneda, donde Felipe II ordenó construir un palacio y unos jardines renacentistas, erigidos en la desaparecida aldea de La Fresneda, cuyo caserío fue demolido para tal fin.

Por esta razón, La Granjilla de La Fresneda ha quedado fuera del circuito turístico principal, junto con otros conjuntos de similar importancia histórico-artística. Éste se articula preferentemente sobre los espacios gestionados por Patrimonio Nacional.

Patrimonio artístico y natural

Término de San Lorenzo de El Escorial

Monasterio de El Escorial. Fue diseñado en el siglo XVI por Juan Bautista de Toledo, dentro de un plan urbanístico, de carácter integral, que afectaba a todo su entorno, en el que este edificio constituía el núcleo central.Tras su muerte, Juan de Herrera asumió el proyecto y finalizó el edificio, implantando un nuevo estilo arquitectónico, bautizado con su apellido.(más información)

Silla de Felipe II. Aunque la tradición afirma que fue mandada construir por Felipe II como observatorio de las obras del Real Monasterio, recientes investigaciones apuntan a que puede tratarse de un altar prerromano para sacrificios, de los cuales se han encontrado hallazgos similares en la Península Ibérica. Algunos autores afirman que esta silla no es más que una recreación levantada en el siglo XIX.

Silla de Felipe II

Término de El Escorial

La Granjilla de La Fresneda. Este conjunto monacal y palaciego se debe a Juan Bautista de Toledo. Fue ordenado edificar por Felipe II en 1563 —el mismo año en que se colocaba la primera piedra del Monasterio— para usos recreativos personales, como contrapunto al Monasterio. Se asienta sobre una finca que actualmente ha quedado reducida a 148 hectáreas, diez veces menos que la superficie original. Integra unos jardines renacentistas, diseñados a semejanza de la Casa de Campo de Madrid.

La Granjilla de La Fresneda

Casita del Príncipe (o de Abajo). Es una de las construcciones más notables de Juan de Villanueva, que utilizó, en su diseño, trazas muy similares a las empleadas en el Museo del Prado, la obra maestra de este arquitecto. Data de 1772 y fue utilizada como pabellón de recreo por Carlos IV, entonces Príncipe de Asturias.

Casita del Príncipe

Hay mucho más que ver allí.Además,se encuentra muy bien comunicado a través de las carreteras M-505 y M-600, que son accesibles desde la autopista A-6 (Madrid-La Coruña). Además, la estación de El Escorial dispone de una amplia frecuencia de trenes de Cercanías, a través del ferrocarril Madrid-Ávila.

Jueves, noviembre 25th, 2010

resumen de textos en  http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_Real_de_La_Granja_de_San_Ildefonso  y http://www.patrimonionacional.es/Home/Palacios-Reales/Palacio-Real-de-La-Granja-de-San-Ildefonso.aspx

                                                    Archivo:La Granja Palacio.jpg

                                                  fachada del palacio desde los jardines

El Palacio Real de La Granja de San Ildefonso es una de las residencias de la Familia Real Española.Está situado en San Ildefonso(San Ildefonso o La Granja, es un municipio y localidad española perteneciente a la provincia de Segovia),en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama,a unos 80 kilómetros de Madrid. Su nombre proviene de una antigua granja que los monjes jerónimos del monasterio segoviano de El Parral tenían aquí.

El palacio se construyó durante el reinado del rey Felipe V de España, que quedó impresionado de la belleza del lugar durante una cacería,ordenó a Teodoro Ardemans la construcción de un pequeño palacio barroco con grandes jardines. Aunque las obras comenzaron en 1721, el propio Felipe V ordenó progresivas ampliaciones del palacio. Desde entonces y hasta el reinado del rey Alfonso XIII el palacio se convertiría en la residencia de los reyes de España en verano.

El palacio sufrió un incendio el 2 de enero de 1918 que destruyó los frescos de algunas salas. En fecha posterior, se habilitaron espacios para exhibir tapices, entre ellos el Apocalisis y Los Honores, dos de las mejores series de tapices del mundo. 

En la planta baja de este palacio se exhibía la colección de esculturas de Cristina de Suecia, que esta reina, tras abdicar, había reunido en su exilio en Roma. Fueron adquiridas por Felipe V y realzadas con peanas, que aún subsisten en los espacios originales. Las esculturas fueron trasladadas en el siglo XIX al Museo del Prado y reemplazadas por reproducciones en escayola. Estos salones, decorados con estucos de falso mármol, han recobrado su belleza tras una restauración reciente.

 

planta baja,colección de esculturas de Cristina de Suecia

Son de gran interés las bóvedas pintadas al fresco, los cuadros y los muebles de los siglos XVIII y XIX. 

También destacan la Sala de Lacas, los cuadros realizados por Panini, y el museo de tapices donde se expone, entre otras, la serie del Apocalipsis, obra bruselesa del Siglo XVI. 

Los jardines son uno de los mejores ejemplos que hoy se conservan de los jardines del siglo XVIII, realizado por el arquitecto francés René Carlier; está formado con parterres y bosques pequeños delimitados con paredes de vetación formadas con carpe, y alineaciones de árboles, en especial tilos y castaños de Indias. En el siglo XIX se introdujeron nuevas especies, sobre todo coníferas como las monumentales sequoias, plantadas ante la Real Colegiata, en los jardines del Medio Punto. Archivo:Palacio La Granja22-7-2003.JPG          Real Colegiata y los árboles        Archivo:Jardines La Granja22-7-2003.JPG los jardines

Estatuas de mármo blanco, y jarrone del siglo XVIII, decoran los parterres y avenidas del jardín, que se completan con grandiosas esculturas en las fuentes, en plomo pintado imitando bronce. Destacan las de Neptuno, Apolo y Andrómeda en la amplia perspectiva de las Carreras de Caballos; la Cascada de Anfítride, ante el Palacio; y las de las Ocho Calles, el Canastillo, los Baños de Diana y la Fama. 

 

Fuente de Neptuno

Archivo:Jardines LaGranja2 22.7.2003.jpg  

Fuente de la Fama                                                                     

Fuente de las Tres Gracias

El agua que alimenta sus surtidores llega desde un gran depósito llamado El Mar, situado por encima de la zona ajardinada. Por la fuerza de la gravedad, como en el siglo XVIII, el agua de algunos surtidores alcanza los 40 metros de altura, como el de la fuente de la Fama.

 Ahora,Palacio Real de La Granja de San Ildefonso está gestionado por Patrimonio Nacional y abierto al público.

Martes, noviembre 9th, 2010

(resumen de textos en http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_Real_de_Madrid#El_edificio y http://madrid.sitiosturisticos.com/palacio-real-de-madrid/)

Se ve desde el exterior uno obra esplendoso.Sus fachadas exteriores consisten en dos partes: un zócalo almohadillado en la base y, sobre éste, se dispone un cuerpo superior de dos pisos con una serie de gigantescas pilastras de orden toscano y en la parte central así como en los ángulos salientes de las cuatro fachadas, pilares de rden compuesto, el edificio se remata con una cornisa y balaustrada. Ante la fachada principal (fachada sur), de 130 metros de largo por 33 de alto, se extiende una explanada que conforma la Plaza de Armas, similar a la del incendiado alcázar.
Al entrar dentro,descubrimos más maravillas entre cuales destacan escalera principal,sala de porcelana,comedor de gala,real capilla,habitaciones privadas,los jardines,etc..

Escalera pricipal

La escalera principal del Palacio Real es de tipo imperial y suave pendiente, con un gran descanso central que luego se divide en dos tramos que ascienden en sentido opuesto uno del otro. Sus escalones están realizados en mármol de San Pablo (Toledo), labrados cada uno en una sola pieza de cinco metros de longitud y poca altura y la balaustrada de los dos tramos superiores tiene sendos leones de mármol como adornos. Su bóveda está decorada con estucos blancos y dorados y el Triunfo de la Religión y de la Iglesia, obra de Corrado Giaquinto.

Sala de Porcelana

La Sala de Porcelana es uno de los más hermosos ámbitos del Palacio Real, para el cual se llevó 40 años en su ornamentación y no ha tenido casi ningún retoque. Su decoración presenta grandes originalidades del tipo chinoiserie en estilo rococó y cubre una superficie de 150 metros cuadrados, lo que lo convierte en uno de los mayores salones del palacio. Este salón es utilizado para servir el café y los licores durante las cenas de gala. Su nombre se debe a que sus paredes y techo están recubiertos de placas de porcelana.

Comedor de gala

El Comedor de Gala tiene una superficie de 400 metros cuadrados y está decorado con tapices de Bruselas del siglo XVI, tibores de porcelana china del siglo XVIII y piezas de porcelana de la villa francesa de Sèvres. Una gran mesa de 80 metros de largo preside el centro de la estancia y es utilizada cuando el Rey ofrece cenas de gala a jefes de Estado extranjeros o en recepciones con gran número de asistentes.

Real Capilla

La Real Capilla del Palacio Real está situada en el centro del lado norte de la planta principal del palacio y a ella es posible acceder desde la galería que rodea el patio central. Su distribución interior es clásica: al este el altar mayor, al norte el altar del evangelio; al oeste el órgano y el atrio es el vestíbulo. Los frescos fueron pintados por Corrado Giaquinto y los ángeles del tambor por Felipe de Castro. La auténtica estrella de la Real Capilla es el órgano construido en 1778. Además de los oficios religiosos esta Capilla ha sido utilizada para funerales de la Familia Real Española y otras figuras de la realeza.

Habitaciones privadas

Las habitaciones privadas fueron utilizadas por los soberanos Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII como dormitorios y cuentan con una decoración burguesa. Actualmente no tienen uso alguno ya que los Reyes de España no ocupan el Palacio Real como su morada habitual.

Jardines

El Palacio Real está rodeado por los jardines del Campo del Moro, situados entre el edificio principal y la calle de la Virgen del Puerto y también por los jardines de la Plaza de Oriente y por último los jardines de Sabatini que son de menor extensión.

Claro,es difícil describirlo todo precioso del edificio.Siempre hay mucho más por descubrir aún.

Martes, noviembre 2nd, 2010

(citado de Wikipedia:http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_Real_de_Madrid)El Palacio Real de Madrid (también conocido como el Palacio de Oriente) es la residencia oficial de Juan Carlos I, rey de España. Está considerado el mayor palacio real de Europa Occidental en cuanto a extensión, con 135.000 m² y más de 3.418 habitaciones. Alberga un valioso patrimonio histórico-artístico, entre el que se encuentra el quinteto de los Stradivarius Palatinos , la colección más importante del mundo de estos instrumentos, así como colecciones muy relevantes de otras disciplinas artísticas.

Su construcción comenzó en 1738, según planos del arquitecto  Filipo Juvara, modificados de manera notable por su discípulo  Juan Bautista Sachetti. Francesco Sabatini se encargó de la conclusión del edificio, así como de obras secundarias de reforma, ampliación y decoración. Carlos III fue el primer monarca que habitó de forma continua el palacio.

Fue la morada habitual de los reyes de España hasta 1931. En él continuan celebrándose las principales recepciones, actos oficiales y ceremonias de Estado, si bien la residencia privada de la Familia Real es el palacio de la Zarzuela, donde los actuales monarcas se instalaron tras su matrimonio en 1962 al renunciar el rey Juan Carlos I a vivir en el Palacio Real.

El último monarca que vivió en palacio de manera continua fue Alfonso XIII, aunque Manuel Azaña, presidente de la Segunda República, también habitó en el mismo, siendo por tanto el último Jefe de Estado que lo hizo. Durante ese periodo fue conocido como Palacio Nacional. Todavía hay una sala, al lado de la Real Capilla, que se conoce por el nombre de “Despacho de Azaña”. Otra de las denominaciones empleadas para referirse al edificio es la de Palacio de Oriente; este nombre viene dado por la plaza a la que recae una de las balconadas del palacio, la plaza de Oriente, en la que también se encuentra el Teatro Real.

Martes, noviembre 2nd, 2010

(Resumen del texto en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_Real_de_Madrid)

Palacio Real de Madrid tiene su estilo Barroco-Clasicista, con una superficie de 135000 metros cuadrados,considerado el mayor en Europa Occidental.Fue iniciado en el año 1738 y fue teminado en el año 1764.

Su valor artístico se destaca por sus diversos materiales y las decoraciones imperiales,también por las pinturas de los pintores famosos,como Velázquez,Goya,Caravaggio,etc..En el palacio,guardan colecciones de importancia histórica y artística.

decoración de estilo imperio


Martes, octubre 5th, 2010

La autora,que se llama Sole,es una estudiante china.Lleva un poco más de 2 años aprendiendo el español.Al estudiar la historia española en español,se siente un poco difícil.Pero le da ganas aprenderlo bien.Espara un progreso en un futuro cercano. : )