Las universidades públicas tienen menos dinero

Publicado la semana pasada en el periódico El País: Las universidades públicas españolas pierden 1.524 millones desde 2010. La noticia dice:

Los presupuestos de las universidades públicas españolas han caído más de 1.500 millones en los últimos cinco años hasta 8.595 millones de euros, casi una cuarta parte menos. Los campus tienen menos dinero mientras los alumnos pagan cada vez más. Los ingresos por las tasas que pagan los estudiantes se han disparado más del 20% entre 2010 y 2014, de 1.626 a 1.965 millones de euros. Son la única partida que crece sensiblemente durante el periodo de crisis.

Y se acompaña de una página con gráficos:
elpais-universidad-presupuesto

Necesitamos un lenguaje de programación mejor que JavaScript

Eso es lo que se pide en No More Javascript. Pues la verdad es que sí: JavaScript es un lenguaje que no nació para lo que es ahora.

En este sitio web dicen cosas como:

Entire Website In Javascript?!
This is one of the reasons we started this website. Google is trying to encourage developers to build websites completely in javascript using Angular.js. We were heading in the right direction with Ruby on Rails. What happened?

When has Google ever attempted to make things easier and less complicated for everyone else? They hire rocket scientists and expect everyone else to keep up!

Javascript is not an intuitive language and it has complexities that will not get more people building websites.

[Actualización 29/1/2015]

Parece que el sitio web se ha muerto, pero se puede acceder a una copia de la caché de Google:

nomorejavascript

¿Necesitamos aprender a programar?

Desde hace un tiempo, existe un movimiento que tiene objetivo que todo el mundo aprenda a programar un poco, un poquito, pero que todo el mundo aprenda. Este movimiento tiene dos objetivos claros.

Por un lado, como estamos rodeados de dispositivos electrónicos programados por todos lados, todo el mundo debería entender un poco cómo funcionan.

Por otro lado, si todo el mundo aprende a programar, es muy probable que eso fomente que más gente se interese por la programación, es muy probable que se produzca un incremento en el número de programadores y es muy probable que la informática avance mucho más rápido.

También existe gente que piensa lo contrario, que no es necesario que todo el mundo aprenda a programar por una razón sencilla, porque dentro de poco los ordenadores serán inteligentes y serán capaces de programarse solos. Si fuera verdad, sólo les tendríamos que pedir lo que queremos que hagan y ellos sabrán cómo hacerlo. ¿Lo veremos algún día? Puede ser, puede ser.

En el artículo Do we really need to learn to code? se discute todo esto.

¿Se está muriendo la web?

Un buen artículo publicado en El País: ¿Se está muriendo la web?

Unos párrafos con palabras de Tim Berners-Lee:

El primer lado de este conflicto lo encarna mejor que nadie Tim Berners-Lee, el conocido como Padre de la web. Él ha defendido desde el primer día un concepto de Internet abierto y por ello siempre ha animado a los desarrolladores 2.0 que no desechen su invento y que programen webapps (aplicaciones que incluyen en su arquitectura lenguaje HTML) en vez de apps nativas. “Si no proporcionas una URL, la gente no puede tuitear sobre ello. Si no se tuitea o no se envía por mail, no se integra en el discurso, no puede gustar o no gustar. Formar parte de la web es algo que va a ser importante”, declaraba Berners-Lee en una entrevista del año pasado en la revista Cnet.

Claro que Berners-Lee tampoco ve con buenos ojos el auge de las redes sociales, instrumentos que está transformando la web en una serie de “depósitos independientes y amurallados”, que impiden, paradójicamente, que la información fluya y se comparta, dada su propia estructura endogámica. Al ingeniero le preocupa la cantidad de datos personales que introducimos en estas redes y cree que cuantos más se introduzcan, más prisionero de éstas se es. El año pasado criticó duramente a Facebook por la iniciativa Internet.org, que Mark Zuckerberg ha puesto en marcha con el objetivo de llevar la red a países en vías de desarrollo a través de la red móvil. Para Lee, propulsor de que Internet por fin tenga una Carta Magna, esto no es más que un intento de monopolio.