Categories

Los girondinos

Girondinos exhibiendo cabezas cortadas.Girondinos exhibiendo cabezas cortadas.

El gran mito, es que los girondinos son los buenos y los jacobinos son los malos. Basados en la obra de Lamartin Historia de los girondinos. Los girondinos no son tan diferentes a los jacobinos, no desaparecen cuando pierden el poder, van a ser los mismos ideólogos cuando se cree el Consulado.

Ejercieron el poder en condiciones diferentes a los jacobinos. Son republicanos y revolucionarios. Saben que la revolución se debe alentar.

Los feuillants, dirigidos por Barnabe, querían la monarquía constitucional y los girondinos no.

El problema está, en que no hay un ideario homogéneo para los girondinos. Distintos pensamientos. Eran defensores del modelo liberal y republicano, eran burgueses y a diferencia de lo que podemos pensar, ellos no eran contrarios a la violencia. Tampoco es cierto que ellos defendieran la libertad, frente a los jacobinos que defendían a la igualdad.

Condorcet será quien sintetice el pensamiento girondino, en una de sus obras. En ella hace un análisis de la revolución, dice que la igualdad es la base del progreso. Habla de la igualdad de todos los hombres, pedía la abolición de la esclavitud. Criticó la Declaración de Derechos, porque no había igualdad para las mujeres, ni los esclavos.

En el proyecto de Constitución, propuesto por los girondinos y realizado por Condorcet, es bastante similar a la Constitución jacobina. Habla de los derechos para todos y único medio de alcanzar la felicidad, otro principio fundamental es alcanzar la libertad e igualdad para todos, partidario del sufragio universal.

Reforma fiscal, los impuestos son necesarios y tienen que recaer en todos los ciudadanos, pero principalmente a los que más tienen. Habla de impuestos directos. Son partidarios de una estructura federal, los jacobinos prefieren la centralización.

La otra diferencia fundamental, es la cuestión de la guerra. Otras diferencias aparecen por las circunstancias. Hay una confrontación por supervivencia política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.