En un mundo en el que cada día el consumidor se toma más tiempo, analiza lo que compra, compara en Internet o en el comercio físico, y con ello basa sus decisiones en la información, el mundo de la banca comercial sigue anclado en el sistema contrario. Es cierto, hay muchas diferencias entre elegir el ordenador que más nos conviene, unos pantalones o el hotel en donde pasar las vacaciones con una cuenta nómina, una hipoteca o un fondo de inversión, pero esto no exime de una realidad, en un banco no compramos, en la mayoría de las ocasiones nos venden.

El déficit de información desde luego no debe servir de excusa. No sabemos o al menos no debemos tampoco tratarnos cualquier enfermedad o dolencia. En este caso, vamos al médico, nos prescribe un tratamiento que finalmente compramos en una farmacia. Pero si todos conocemos la existencia de los doctores, lo que pocos conocen es la existencia de los Asesores Financieros Independientes (EAFI) cuya labor es la de asesorarnos, buscar las opciones más interesantes para nuestro dinero y no vendernos lo que más beneficio de, por ejemplo, al banco.

Continue Reading →