La Iglesia Arciprestal de San Martín Obispo

La mayoría de edificios que conforman el patrimonio histórico y cultural de Callosa de Segura se encuentran en su casco antiguo, ubicado al pie de la Sierra de Callosa.

La Iglesia Arciprestal de San Martín Obispo es sin lugar a dudas el monumento más valioso de la ciudad desde el punto de vista histórico y cultural. No en vano, en 1980 fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional, catalogación de la que no puede presumir ningún otro elemento de la ciudad.

Esta iglesia se considera una de las obras de mayor importancia del Renacimiento español. Su construcción, tal y como la conocemos, data del siglo XVI, sin embargo, no ha sido la única construcción existente a lo largo de la historia en su emplazamiento actual.

El origen del templo se remonta al siglo XIII. En estos momentos nos encontramos en este lugar con una mezquita musulmana, que se convertirá en templo cristiano el 11 de noviembre 1265 con la llegada de las tropas cristianas y el rey Jaume I. Ese mismo día concede con la festividad de San Martín, motivo por el cual fue elegido el nombre del santo para el nuevo templo.

Entre los años 1281 y 1494 lo que tenemos es un templo de estilo gótico que se reformará para dejar paso finalmente a la iglesia actual de estilo renacentista.

La construcción de la actual iglesia de San Martín  es terminada en el año 1553 por el maestro Alonso de Arteaga, lo que se deja patente en una placa situada en la fachada original y que actualmente se encuentra en el interior del campanario.

Una de las principales señas de identidad de este importante legado histórico y artístico es que en el templo podemos distinguir la representación de varios estilos artísticos, como son el gótico, el renacentista, el barroco y el neoclásico.

En la fachada principal,  perteneciente  al gótico tardío,  podemos encontrar el escudo de Callosa y del emperador Carlos V, lo cual nos muestra la importancia histórica de aquel lugar,  dependiente por entonces de Orihuela. También en la fachada podemos leer inscripción en latín “Hic Est Domus Domini Et Porta Celi” (“Esta es la Casa de Dios y Puerta del Cielo”).

Portada_de_lesglésia_de_Sant_Martí_Callosa_de_Segura.jpg

El interior de la Iglesia merece si cabe mayor atención que el exterior, pues en él tenemos obras maestras de orfebrería de Miguel de Vera,  así como otras esculturas  y retablos.

Una de las características que más llaman la atención de la construcción es el conjunto de 18 columnas de orden corintio que sustentan las bóvedas del interior del templo. Esto unido a la igualdad de altura de las tres naves conforman un espacio diáfano y de una amplitud única. Es una iglesia que se puede enmarcar dentro del estilo de las iglesias italianas del Cinquecento.

También hay que destacar un gran número de capillas o pequeños altares que están adosados a los muros laterales del templo y que contienen imágenes de grandes artistas. Por ejemplo  el Altar del Ecce-Homo, recoge la escultura que lleva el mismo nombre y que es paseada en Semana Santa por una de las cofradías.

Como hemos dicho,  varios estilos se pueden ver plasmados en esta Iglesia.

En el siglo XVII se hace el Campanario. Se trata de de una torre barroca de treinta y siete metros de altura y siete de anchura, en cuyo interior se encuentran grandes curiosidades como la placa que antes veíamos, y que se pueden enseñar al público. Las cinco campanas son lo último que podemos visitar si subimos a la torre, cada uno de ellas tiene un nombre y distintas dimensiones.  Una vez llegamos arriba de la torre, podemos deleitarnos con las vistas de todo el municipio y las tierras de la Vega Baja.

Por otro lado, la Sacristía y la Capilla de la Comunión, datan del  siglo XVIII y son de estilo neoclásico.

Más tarde, en el siglo XVIII, se reforma el interior con una gran cúpula central y se lleva a cabo una nueva decoración de estilo rococó.

Esta iglesia renacentista supone por sus características y diversidad de estilos un modelo hasta entonces ajeno por completo al mundo valenciano y constituye un templo único en nuestra tierra,  del que pueden presumir los habitantes de Callosa de Segura.

 

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *