Lenguas oriolanas

Para poder entender mejor lo relacionado con la lengua o lenguas que se hablaban en la Orihuela medieval es necesario tener en cuenta un par de cosas en cuanto a cronología y reinos:

    • 929-1031: Orihuela pertenece al Reino de Murcia.
    • 1053-1212: Periodo en el que la ciudad va cambiando cada cierto tiempo a ser del Reino de Murcia al de Valencia.
    • Alfonso X el Sabio: Conquistó la ciudad para la Corona de Castilla en el 1242-1243.
    • Jaime II de Aragón: Conquista la ciudad a finales del siglo XIII para el Reino de Valencia (Corona de Aragón).

 

El tema de la lengua no es tan sencillo como podría parecer, ya que hay que entrelazar, entre otras cosas, repoblación (¿De dónde procedía esa gente? ¿Cuál era su idioma materno?) y política territorial (¿A qué reino pertenece? ¿Cuál es el idioma oficial de dicho reino?), pero intentaré resumirlo de manera que se entienda.

 

Los cambios lingüísticos en Orihuela se dan por la caída del reino musulmán y la llegada de gentes de otros lugares por la repoblación. La mayoría de estas nuevas gentes eran de Cataluña, Aragón y Navarra, lugares en los que se hablaban dialectos o idiomas diferentes. Es cierto que una vez ya se han asentado y pasado unos años, o incluso una generación, dejan de ser esos castellanos/catalanes/navarros que vinieron porque ya pertenecían a ese nuevo lugar que repoblaron. Las diferencias que pudieron observarse en los primeros años de la repoblación ya se habrían eliminado o quedado introducidas como algo normal en el nuevo lugar (aculturación). Esto se puede ver en los escritos de la ciudad en cada época concreta.

 

En un principio, al pasar al Reino de Castilla por la conquista de Alfonso X el Sabio, la lengua oficial fue el castellano aunque la gente que fuese a Orihuela no lo hablase o no lo tuviese como primera lengua, lo que obligó a catalanes y cualquier otra persona que hablase otro idioma a aprender el idioma oficial, por lo que nos encontramos con el bilingüismo ya en el siglo XIII. Esto pasó por la presión ejercida por los castellanos, tanto en la ciudad de Orihuela como en los alrededores.

 

Como ejemplo de lo que explico os dejo este fragmento:

“Desde nuestra perspectiva, creemos que se debe pensar en el reino de Murcia, en esos años del siglo XIII (1243-1283) como un lugar habitado por gente de distinta procedencia y, por tanto, por una población plurilingüe, que escribían y entendían el castellano y que sus escritos reflejan rasgos de otros dialectos y lenguas (aragonés y catalán) fruto quizá de la influencia de su lengua materna que, posiblemente, hablarían también. Creeemos que si la situación real era de bilingüismo (castellano/catalán) la castellanización fue progresiva en la medida que los inmigrados se integraban en la vida del reino.” (DÍEZ DE REVENGA TORRES, P.: Estudio lingüístico de documentos murcianos del siglo XIII. Universidad de Murcia, 1986. 577 p.)

 

Obviamente, una vez que Orihuela pasa a manos de Jaime II a finales del siglo XIII, cambia la lengua a usar. La ciudad se incorporó a la Corona de Aragón y el catalán pasó a ser la lengua oficial.

 

A principios del siglo XIV se dividió el territorio de Murcia en dos, una parte para los castellanos y la otra para los aragoneses, perteneciendo Orihuela a la de Aragón y por lo tanto imponiéndose el catalán y aragonés. Como el límite de esta división era parecida a la actual (provincia Murcia y Alicante) y Orihuela está muy cerca de Murcia y exitía comercio entre las dos zonas, en ambos lugares se seguían utilizando los dos idiomas, seguía existiendo el bilingüismo, solo que oficialmente se utilizaba uno en cada zona. Pero con el paso del tiempo, como solo se utilizaba esa segunda lengua para los intercambios comerciales, la no oficial cada vez se fue utilizando menos, terminó por olvidarse y al final, para entender los escritos que se enviaban de Murcia a Orihuela y viceversa se necesitaba la intervención de traductores.

 

Esto queda más que patente a a finales del siglo XIV y el XV. En esos momentos era difícil el comprender los textos oficiales que llegaban del otro lado de esa frontera por estar escritos en una lengua que se utilizaba cada vez menos. En ambos lugares tenían su propia lengua e intentaban que se utilizase lo más posible para crear cierta personalidad lingüística, cierto sentimiento de pertenencia a un lugar a través del idioma que se hablaba.

 

Se puede observar sin ningún tipo de problema que en el siglo XIV la castellanización de la zona era bastante homogénea, quedando los dialectos y otros idiomas plasmados en algunas adiciones y apostillas aisladas o en topónimos. Eso mismo fue lo que llevó a lo comentado un poco más arriba, a la necesidad de disponer de traductores para entender aquellos textos oficiales que venían del otro lado.

 

Para terminar solo haré un apunte: Os recuerdo que mi compañera tocó el tema de la expresión Orihuela catalana que viene en parte por lo que he comentado, la oficialidad del catalán en esta ciudad, tanto por pertenecer a la Corona de Aragón como por el importante contingente de población catalana que se trasladó a esas tierras, y la necesidad de crear una identidad propia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *