Categories
Sin categoría

El concepto de “España”

Unidad con los Reyes Católicos

La mayoría de los historiadores coinciden en que España aún no existe como Estado a finales de la Edad Media. Sánchez Albornoz en España, un enigma histórico puso de manifiesto que la invasión musulmana del 711 destruyó la unidad de la Península Ibérica. La Reconquista fue obra de grupos de españoles divididos: asturianos, vascos, navarros y aragoneses, entre otros. No obstante, pese a esta división, entre las distintas comunidades subsistió a lo largo de la Reconquista un sentimiento solidario, una voluntad común. La lucha contra el Islam unió a los distintos grupos por encima de las barreras políticas o geográficas. Todos se sentían fundamentalmente “españoles” y en el siglo XV se utilizaba la palabra España para designar a toda la Península, aunque España fuera una realidad compuesta por varios reinos.

Esta nostalgia por la unidad perdida debía contar, sin embargo, con las estructuras heredadas. En el curso de los siglos, intereses humanos y políticos diferentes y a menudo opuestos, debilitaron los lazos comunitarios de los pueblos de la Península. Un paso decisivo para la unidad y la constitución de España como Estado-Nación lo constituyó el matrimonio de Fernando de Aragón con Isabel de Castilla. Se trató únicamente de una unión personal, en la que cada reino conservó sus propias instituciones, sus leyes, su administración, sus aduanas, su moneda, pero que fue capaz de acometer empresas comunes, como la conquista de Granada o una política exterior expansiva.

Sin embargo la unidad era frágil, como muestran las amenazas de ruptura que aparecieron tras la muerte de Isabel en 1504, y que Manuel Fernández Álvarez ha estudiado en La España de los Reyes Católicos. Fernando tuvo que ceder el gobierno de Castilla a Felipe el Hermoso, y muerto este, Fernando regresó a Castilla en calidad de Regente, cargo que desempeñó hasta 1516, año en que las coronas de Castilla y Aragón fueron reunidas de nuevo bajo el mismo cetro con la llegada a España de Carlos de Gante (hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso). En la práctica, los dos territorios coexistieron sin llegar a fundirse verdaderamente. La crisis de los años 1520-21 evidencia claramente el carácter personal de la unión. Las Comunidades de Castilla y las Germanías del Reino de Valencia fueron movimientos contemporáneos, tuvieron numerosos puntos en común, y, sin embargo, como han puesto de relieve tanto Joseph Pérez en Las Comunidades de Castilla, como Ricardo García Cárcel en Las Germanías de Valencia, ambos procesos se ignoraron mutuamente y no tuvieron relación alguna.

By Jesús

Estudiante de segundo ciclo de la Licenciatura de Humanidades que en sus ratos libres es bombero de profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.