Medidas y Consejos de Seguridad

PUERTAS DE EMERGENCIA

Una puerta de emergencia en un edificio, es como un bote salvavidas en un transatlántico, algo que hay que cuidar para que, en caso de emergencia, pueda salvar nuestra vida.

Los Vigilantes de Seguridad que custodian la Universidad de Alicante, revisan diariamente el buen estado y funcionamiento de las puertas de emergencia, de todos y cada uno de los edificios del Campus. Vigilan con especial atención, que los pasillos que conducen a las salidas de emergencia, no estén obstaculizados con muebles u otros elementos que de alguna manera, en caso de necesidad, dificultarían la salida de personas hacia el exterior.

Parece que el ser humano tiene todo controlado y no hay depredador que le hostigue, que se siente seguro ante todo. Quizás el ser humano no se sienta perseguido por grandes depredadores porque se encuentran en la selva, lejos de las grandes urbes. Pero nunca se librará de este viejo depredador, el fuego.

Desde tiempos remotos, los seres humanos han tenido en cuenta su propia seguridad, es por eso, que con estas líneas se pretende concienciar a los lectores de esta página y, sobre todo, a la Comunidad Universitaria de la UA, de que hay que mantenerse alerta ante cualquier acto que pueda alterar nuestra vida cotidiana.

A lo largo de la historia, el fuego ha sido una fuerza natural imposible de controlar. El día en que el primer homínido fue capaz de controlarlo, este se sintió poderoso, porque en realidad el fuego era un enemigo importante y dominarlo, era síntoma de poder. Hasta hace pocos siglos, es sabido, que el fuego se usaba como proyectil contra las fortalezas, por los daños irreparables que causaba.

En la actualidad el ser humano no siempre es capaz de controlar el fuego, ya que también se presenta de manera sorpresiva. Pueden ser fuerzas naturales o artificiales, las que provoquen su presencia en el momento más inesperado, por ello es necesario tomar algunas medidas de seguridad que eviten este tipo de eventualidades, y la tecnología nos brinda esa oportunidad.

1. En todos los edificios hay que mantener las puertas de emergencia libres de obstáculos y en perfecto funcionamiento.

2. No debemos permanecer en el exterior de los edificios delante de las puertas de emergencia, de repente pueden salir cientos de personas y aplastarnos.

3. No debemos dejar objetos que entorpezcan su apertura.

4. Debemos adoptar unas medidas básicas de seguridad, observando donde están las salidas de emergencia.

5. Colaborar con los Equipos de Intervención y los Vigilantes de Seguridad, ante cualquier emergencia.

6. Abandonar el edificio rápidamente cuando así se requiera.

Colaborador del blog: el VS A.E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *