Compras por Internet

En los últimos años las compras por Internet han aumentado de forma asombrosa y es por ello, por la celebración del Black Friday y la proximidad de las fiestas de Navidad, que la Policía Nacional nos da unas pautas a seguir para poder realizar compras online de forma segura.

  1. No introduzca su número de tarjeta en páginas web de dudosa confianza, utilice siempre su sentido común y en caso de duda no realice la transacción.
  2. Asegúrese de que sea un sitio seguro, para ello compruebe que aparece el icono de un candado en la barra de direcciones de su navegador.
  3. Verifique regularmente que los cargos recibidos en su cuenta bancaria se corresponden con las compras que ha realizado.
  4. Utilice plataformas intermedias de pago, con tarjetas pre-pago o con saldo reducido.
  5. Siempre que sea posible, establezca una doble comprobación para aprobar la transacción (un código del banco remitido a su móvil, tarjeta de coordenadas, etc.

Además de la prudencia, sentido común y desconfianza racional, estas cinco premisas permitirán realizar transacciones de forma segura.

 

2 thoughts on “Compras por Internet

  1. Sin duda alguna, los avances tecnológicos hacen posible que la comunicación entre personas, sea más rápida y fluida. Internet es una buena herramienta para la comunicación, esto ha hecho posible que los empresarios se animen a ofrecer sus productos a través de la red. Nunca mejor dicho, la red en la que como peces caemos todos, siendo “pescados” por un sistema de compra que está destruyendo el comercio tradicional, el de toda la vida. No hay nada como salir de casa, comprar en un comercio de barrio, pasear y de paso, consumir una tapa en algún bar, algo que no puede ofrecerte Internet. Además de que te relacionas con más gente, te da la posibilidad de pagar en metálico o con tarjeta, más seguro que pagar usando Internet. No nos damos cuenta, pero lo que hace internet es recluir en el hogar a una sociedad adormecida que cree que es libre. Al salir a la calle seguimos recluidos en una especia de burbuja, pues estemos donde estemos y hagamos lo que hagamos, siempre vamos mirando el teléfono móvil cuando caminamos o peor aún, cuando conducimos vehículos o trabajamos con máquinas, poniendo en riesgo nuestra seguridad y la de los demás. Internet es bueno, pero en su justa medida. Con las compras mediante Internet, la sociedad se vuelve menos solidaria consigo misma, el empresario en lugar de abrir tiendas en todas las ciudades y contratar personal, con solo un almacén y un grupo reducido de personas, puede vender tanto o más que con todo un entramado de tiendas con su correspondiente plantilla. Es como esa costumbre que estamos adoptando repostando nosotros mismos nuestro vehículo, al final surgen las gasolineras low cost sin personal que te pueda atender.

  2. Como siempre digo, la mejor seguridad es usar el sentido común. Aplicable a infinidad de situaciones cotidianas.
    Respecto a las compras online, lo primero que tengo en cuenta es la información de contacto, información legal y situación física de la empresa. Revisar que es una empresa, tiene CIF, reside en España, teléfono local o móvil nacional, etc.
    Para los pagos, pues tienes el contra reembolso (máxima confianza) también el pago con tarjeta (siempre, siempre, securizado) gestionado por plataformas independientes no por la propia tienda, Paypal, etc etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *