La indecisión ante el fin de los estudios y la obsesión por las salidas profesionales.

cruce de carreterasAcabar el periodo universitario suele ir acompañado de incertidumbre y miedo hacia lo que nos podemos encontrar; esta sensación puede disminuir si hemos sido orientados a lo largo de nuestra etapa universitaria o al menos durante el último tramo de la carrera. La orientación completa la función docente y  puede capacitar a los estudiantes para la asunción de habilidades básicas para desenvolverse en el ámbito laboral, así como ayudar en la toma de decisiones respecto a la transición a la vida profesional.

Desde éste entrada, con este post, queremos proponeros que os animéis a enrolaros en las diferentes actividades de orientación que os ofrece vuestro centro de estudios (Gabinete de Empleo, Observatorio de Inserción Laboral, Centro de Apoyo al Estudiante), desde donde van a asesoraros a medida, en función de vuestros intereses, capacidades y preferencias pero además teniendo en cuenta las tendencias del mercado laboral y las características y novedades en los procesos de selección.

En muchas ocasiones, atendiendo a los requerimientos que muchos estudiantes suelen plantear en las sesiones de orientación, observamos que existe un interés focalizado en las salidas profesionales como pilar único en el proceso de búsqueda de empleo.

Evidentemente: conocer para lo que me habilita mi disciplina es crucial. Pero no hemos de confundir las salidas profesionales con compartimentos estancos que pertenezcan a un único plan de estudios. Obviando que no debemos incurrir en el intrusismo profesional, centrarnos en un listado de salidas profesionales asociadas a una carrera es un reduccionismo que dificulta la proyección profesional, no sólo empequeñece la trayectoria que tengo delante sino que me aleja de empleos actuales. Esto es así ya que los empleos que están surgiendo y aquellos que lo harán en un futuro próximo necesitan de una formación académica, de una disciplina, pero no de una en concreto. Esto es: precisan de un capital humano que haya asumido las premisas de la educación superior (profesionalidad; competencias digitales, sociales, humanas y científicas; herramientas para la investigación; ….) pero puedan aplicarlo sin reduccionismos temáticos.

¿Esto significa que todos podemos hacer de todo? Pues no. Hay limitaciones profesionales archiconocidas, como sabréis: ejercer de médico, arquitecto, juez o ingeniero de minas sólo se puede con la habilitación pertinente. Sin embargo eso no significa que todos los estudiantes de la facultad de medicina, arquitectura o derecho vayan encaminados a éste tipo de profesiones; pueden utilizar el elenco de competencias y aptitudes que adquirieron en la universidad para muchas otras cosas, si lo prefiriesen. Luego, no podemos hacer de todo pero sí podemos hacer muchas cosas, y se nos olvida.

Esta reflexión os invita a recapacitar sobre lo que os interese, os atraiga y a partir de ahí os enfoquéis a trabajos que lo pongan en práctica. En ocasiones parece difícil aunarlo, pero recordad: desde los servicios de orientación os pueden ayudar a verlo menos borroso.

 

Dime tú lo que quiero ser !

Esta mañana, un estudiante me ha espetado: “Dime tú lo que quiero ser! Para eso vengo! Yo no sé. No quiero estudiar.

Sorpresa!

Hacía tanto tiempo que no me daban una sorpresa tal, que me he quedado petrificado.

Le explico de qué va eso del desarrollo vocacional, que normalmente uno evoluciona en sus gustos y preferencias hacia las actividades y las profesiones en las que se llevan a cabo. Y para averiguar cuáles son sus gustos, le pregunto sobre sus hobbies e intereses, las cosas que hace en su tiempo libre, y me dice que no sabe. Le pregunto también si estudia obligado o por interés propio y me contesta que quiere ganar dinero y tener seguridad. Después de unos minutos más de conversación consigo sonsacarle que le gusta programar, pero nada más. Ya está.

Indago sobre personas que pueden haber influido en sus preferencias y continuando nuestra conversación, consigo saber que su padre es agricultor pero no quiere trabajar como él, de sol a sol a la intemperie. Supongo que en realidad se refiere a que quiere vivir con la comodidad que tiene ahora (que le da el trabajo de sus progenitores) pero sin esforzarse como su padre.

Incredulidad

Entonces le digo que puede estudiar muchas otras cosas y no necesariamente tiene que estudiar una carrera universitaria. Pero, entonces, no acepta la propuesta. Sigue queriendo que le diga yo cómo mejorar su rendimiento y me deja claro que no quiere estudiar otra cosa, que no va a proporcionarle la seguridad financiera que busca.

Esta falta de logro, ¿Es una apatía generalizada de los estudiantes? ¿Los jóvenes en general quieren ganar dinero, para su seguridad, y ya está?

Bueno, en realidad, yo también tuve esos pensamientos.

Esperanza

Puede que aún tenga yo mismo esa sensación de falta de logro más a menudo de lo que lo manifieste verbalmente. Pero rememorando, quiero creer que también tengo otros más “elevados”. En mi día a día, encuentro motivos y acciones que me indican que sí persigo metas más altas. Pero me las he tenido que trabajar.

Revivo mis conductas pasadas, mis acciones y veo que me he preocupado por ayudar a otros, por aprender, por mejorar mi trabajo, pero también por sentirme reconocido, valorado, querido y recompensado. Entonces le pregunto porqué quiere estudiar Ingeniería Informática y me dice que su hermano estudió esa carrera y eso le animó a él. Le gustaba lo que veía. Quería parecerse a su hermano. Entonces creo que comienzo a entenderle: su fracaso anterior en otra universidad, cambiar de universidad, seguir con los mismos estudios pero con un bajísimo rendimiento y tener poquísimas amistades por no decir ninguna son su mochila personal y muestra su desarraigo, su desconexión social. Su aislamiento social no es más que un grito a voces de que quiere relacionarse pero no sabe cómo ni con quién. Lo que necesita es aliento, comprensión, apego y atención. Sentirse útil, apreciado y valorado.

Como “este es un mundo de acción, no de quejas y lamentos” (leo en el Twitter de una compañera), planteo por primera vez, no trabajar el desarrollo vocacional para mejorar la motivación en los estudios. Le planteo crear un chat para hacer amigos en la residencia donde vive y se le abren los ojos de par en par!!

Le digo que es muy difícil, que tiene que administrar un sitio web, un servidor, y manejar diferentes tecnologías web, pero, milagrosamente, dice que no le importa, que se va a poner a trabajar !

¿Habré dado en el detonante de su motivación por aprender y estudiar?

Artículo redactado por Domingo Martínez, Psicólogo del CAE

Y después de las PAU, ¿qué?

¿Estudias o trabajas?

Era la frase preferida hace unos cuantos años cuando querías entablar conversación con alguien del sexo contrario. Pero el motivo por el que lo comento no es para hacer relaciones sociales. Si has llegado hasta aquí, es porque acabas de examinarte en las PAU y te estás planteando qué carrera universitaria elegir, qué profesión te gustaría ejercer en el futuro. Y te voy a ayudar a aclarte.

Índice de contenidos

El contexto

Tu personalidad

La Fantasía

Tu Proyecto Personal

La Especialización

Para saber más

El contexto

Actualmente, es tan importante como lo fue antes estar bien preparado para conseguir una salida profesional digna. Pero con la poca oferta y la alta demanda de empleo, es crucial saber bien a lo que uno se quiere dedicar.

En el contexto social que vivimos hoy día, tener una carrera universitaria parece poco, pero como alguien dijo, todos los caminos son erróneos si uno no sabe dónde va.

Tu Personalidad

Efectivamente, saber claramente lo que uno quiere, dónde quiere llegar en un futuro, es decir los intereses personales que uno tiene, son fundamentales para aclarar el camino. Al escoger una modalidad en el Bachillerato, ya hiciste una primera elección. Pero áun no es definitiva.

Eres joven, algunas experiencias que te depara el futuro inmediato te ayudarán a perfilar mejor tus preferencias hacia ciertas actividades, estudios y profesiones pero también te informarán sobre tus propias habilidades, tu forma de ser y tus motivaciones.

Ensayo y error, en el sentido de prueba para saber si te gusta, hazlo para saber si eres bueno en ello. Es un proceso vital conocerse en las propias capacidades, en la imagen personal de solvencia y de eficacia, que tiene mucha base en el ensayo y error.

Tanto tú como tus preferencias hacia estudios y profesiones estáis en permanente evolución y cambio. En formación.

  • Y disfrútalo.

La Fantasía

Es poco probable que quieras ser astronauta, si así lo fuera, seguro que tendrías claro dónde dar el siguiente paso. Pero aunque no sea ese tu caso, es conveniente conocer bien las profesiones, tener cuanta más información sea posible de ellas, mejor. Para no tener una idea fantástica de ellas. Indagar las asignaturas, sus contenidos, charlar con los profesores que las imparten y preguntar de qué van, te será de ayuda para elegir estudios.

Pero fantasea imaginándote siendo astronauta.

  • Disfrútalo.

Tu Proyecto Personal

Porque no es mi proyecto, no el que yo quiero, ni el que quieren tus seres queridos para ti. Por ese motivo, no está hecho y no te lo voy a dar.

Porque es el que tú quieres. El que tú planeas. El que tú pones en marcha. El que tú corriges. El que tú construyes.

Ese es el mejor proyecto para ti.

  • Y disfrútalo.

La Especialización

Incluso después de obtener una titulación universitaria, conviene especializarse, profundizar en conocimientos específicos del área laboral en la que nos queremos insertar. Idiomas, conocimientos informáticos, habilidades de negociación, trabajo en equipo, creatividad, etc. serán también requeridos para los mejores puestos de trabajo.

Y más allá todavía, una vez desempeñando una función, es muy posible que tengas la oportunidad de cambiar de área, de iniciar proyectos, de aprender nuevas técnicas, de abrir nuevos mercados. De explorar áreas nuevas que siempre te han llamado la atención aunque no aparecieran específicamente en el itinerario de tu formación académica. Quien sabe si estarás descubriendo un nuevo nicho laboral.

  • Y disfrútalo.

Para saber más

Asesoramiento Vocacional en la Universidad de Alicante

¿ No estás satisfecho con tus estudios ? ¿ Piensas que no son lo que esperabas ? ¿ Crees que no es lo tuyo ? ¿ No te sientes a gusto en clase ? ¿ Estás decidido a cambiar de carrera pero tus padres no lo saben ? ¿ No sabes qué otros estudios elegir ?

 


Si ese es tu caso, quizá tu elección de estudios no fuera la más acertada. En una entrada anterior hablamos de algunos consejos breves para elegir una carrera universitaria. Y en otra sobre la importancia de las creencias en nuestra decisión de elección de estudios.

Si con toda la información facilitada por los psicólogos/psicopedagogos de tu instituto, charlas de titulaciones de la UA, e información de otras fuentes, no tienes clara tu elección, quizá sea el momento de acudir a recibir Asesoramiento Vocacional por parte de los psicólogos del Centro de Apoyo al Estudiante.

Si eres estudiante de la Universidad de Alicante:

  • ¡ Solicita tu cita online ! Accede a través de la Apoyo Estudiantes en UACloud CV, introduce tu usuario y contraseña de la UA y elige Asesor Psicopedagógico, depués indica el motivo Elección de Estudios.

Si eres futuro estudiante de la Universidad de Alicante:

Curso online Competencias transversales para el desarrollo profesional

Nueva edición del curso online sobre Competencias transversales para el desarrollo profesional, organizado por el Instituto Universitario de Integración en la Comunidad y la Fundación Vodafone España. El año pasado se llevó a cabo la primera edición, subvencionada por el Ministerio de Educación, con una muy buena valoración por parte de los estudiantes que participaron.

El curso Competencias transversales para el desarrollo profesional es una acción formativa online, gratuita (subvencionada por Fundación Vodafone España) y certificada por el Instituto Universitario de Integración en la Comunidad de la Universidad de Salamanca (300 horas), sobre las competencias profesionales y habilidades para la madurez vocacional más demandadas por el mercado laboral: Liderazgo; Delegación; Gestión del tiempo; Gestión de reuniones; Saber motivar ; Desarrollo de la empatía; Asertividad; Saber dar feedback; Toma de decisiones; Comunicación oral y escucha activa; Presentaciones en público; Comunicación escrita; Gestión del estrés; Trabajo en equipo; Negociación; Conocimiento de uno mismo; Conocimiento del mundo laboral; Habilidades de búsqueda de empleo; Habilidades sobre vida independiente

El curso se desarrollará desde el 6 de mayo de 2013 hasta el 30 de octubre, de 2013 en modalidad online y bajo los principios del Diseño Universal para el Aprendizaje. Para poder optar al proceso de selección es necesario cumplimentar una solicitud antes del día 28 de abril. El número de plazas para esta edición será de 50. La información sobre el curso y el formulario de inscripción para el proceso de selección están disponibles en la página: Competencias Transversales para el Desarrollo Profesional