Convocatoria de enero: ¿ y ahora qué ?

Las bibliotecas bullen de actividad, no se encuentra un hueco libre, los restaurantes también cuentan con mesas llenas de estudiantes repasando y es que la convocatoria de exámenes de enero está a en su punto álgido. Algunos resultados ya están disponibles y no son todo lo buenos que hubieras deseado. Y piensas ¿ qué puedo hacer ?

 

Este es el caso habitual de estudiantes de Química, Derecho, ADE, Matemáticas, Arquitectura, etc. etc. que por estas fechas se presentan a primera o segunda o tercera convocatoria de asignaturas y sienten que no avanzan, sino más bien que se atascan con ellas.

Antes de sacar conclusiones exageradas te diré que como estudiante has de tener ideas sanas, motivadoras y realistas sobre cómo te ves como estudiante y cómo regulas tu trabajo de estudiante.

Cómo te ves como estudiante

  • Quizá no te has parado a pensarlo pero ¿cómo te defines como estudiante? ¿sabes lo que hay que hacer en cada tarea en particular?
  • Cuando te das cuenta, ¿cómo manejas esas ideas?, ¿qué haces para ser buen estudiante?, ¿sabes técnicas de estudio?, ¿sabes planificar?
  • Cuando te pones a estudiar, ¿sabes qué estrategia conviene aplicar según la asignatura?

Cómo regulas tu trabajo de estudiante

  • ¿Realmente identificas y seleccionas las estrategias y recursos adecuados para abordar una asignatura concreta?
  • ¿Eres realmente consciente de lo que aprendes y lo aplicas?, ¿modificas alguna estrategia según los resultados?
  • ¿Evalúas tus resultados y los pasos que has seguido para conseguirlos?, ¿tus metas fueron realistas?

¿Cómo podemos ayudarte?

Revisa entradas anteriores del blog y autoevalúate a través de nuestros cuestionarios en línea (para estudiantes de la U.A.)

Conócete a ti mismo/a:

Regula tu trabajo

¡Queremos leer tu experiencia en los comentarios, aunque sea anónimamente!

Artículo redactado por Domingo Martínez, Psicólogo del CAE

XIV Encuentro de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos

El XIV Encuentro de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos de las Universidades Españolas tendrá lugar el próximo junio de 2017

La Universidad de Córdoba será la anfitriona en su campus de Rabanales a través del Servicio de Atención a la Diversidad UCO

Programa (en confección):

9:30

Lugar:

Facultad de Ciencias de la Educación

CL San Alberto Magno, Córdoba, España

Cómo llegar

Inscripción:

Gratuíta

Enviado un correo electrónico a atencionpsicologia arroba uco.es, indicando: Nombre y Apellidos, Teléfono de contacto, Identificación de vuestro servicio

Participación:

Enviando un correo electrónico a atencionpsicologia arroba uco.es, indicando en el asunto Comunicación Encuentro, antes del 15 de mayo, aportando: Resumen, Título, Autores del mismo

Más información:

AESPPU (Asociación Española de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos)

La UA participa en Seminario Internacional de Educación Inclusiva en Chile

Os contamos nuestra experiencia sobre Tecnologías Accesibles y Educación Inclusiva en Chile tras nuestra participación en el Seminario Internacional en Educaicón Inclusiva: “De la investigación a la Praxis” celebrado en Viña del Mar, Chile con la ponencia “TIC Accesibles para el aprendizaje universal”. Además se impartió un curso de Creación de documentos electrónicos accesibles en la Universidad de Viña del Mar.

Podéis leer el artículo completo en el blog de Jose Maria Fernandez: Tecnologías Accesibles y Educación Inclusiva en Chile.

¿Dejas para luego lo que tienes que preparar para los exámenes finales?

“La próxima vez que lo vea, recuérdeme no saludarlo” Groucho Marx

Si eres de los que habitualmente dices esto a tus apuntes cuando vas a preparar los exámenes, quizá tengas un problema llamado procrastinación. Detrás de esa palabra tan malsonante se esconde una realidad bastante común entre los estudiantes, y no sólo en los estudiantes. Se trata de dejar para mañana lo que puedes hacer hoy. Una persona muy querida me decía: “El que tiene tiempo y tiempo guarda, tiempo le falta“.

Hoy no me apetece hacer esto importante, mañana lo haré que tengo tiempo…

Si piensas eso y te pone nervioso, seguramente mañana sucederá lo mismo. Encontrarás algo más urgente para hacer primero, y lo importante se quedará para el día siguiente. El nerviosismo irá en aumento. Cada vez más. Y cada vez más postergarás, retrasarás, la tarea porque te pondrá más nervioso, hasta que de alguna manera ya no puedas evitarlo y te tengas que enfrentar a ello…

¿Qué puedes hacer?

  1. No voy a aconsejarte que dejes de hacer eso que te alivia, tranquilo, no voy a pedirte que te prives de eso porque lo tomarías como un castigo.
  2. Al contrario, hazlo (si no es perjudicial para tu salud, ojo) e inmediatamente después, haz una porción muy sencilla, muy fácil, muy poco tiempo que te gustaría haber hecho porque es importante para ti (p.e. coger una hoja de los apuntes, leerla y señalar 3 ó 4 palabras).
  3. Repite esto varias semanas

Cuéntame tu experiencia

  • ¿Sigues la estrategia que te he descrito anteriormente?
  • ¿Has cambiado algo de esa estrategia en este tiempo?
  • ¿Has notado algún cambio?

Salud !

Artículo redactado por Domingo Martínez, Psicólogo del CAE

Dime tú lo que quiero ser !

Esta mañana, un estudiante me ha espetado: “Dime tú lo que quiero ser! Para eso vengo! Yo no sé. No quiero estudiar.

Sorpresa!

Hacía tanto tiempo que no me daban una sorpresa tal, que me he quedado petrificado.

Le explico de qué va eso del desarrollo vocacional, que normalmente uno evoluciona en sus gustos y preferencias hacia las actividades y las profesiones en las que se llevan a cabo. Y para averiguar cuáles son sus gustos, le pregunto sobre sus hobbies e intereses, las cosas que hace en su tiempo libre, y me dice que no sabe. Le pregunto también si estudia obligado o por interés propio y me contesta que quiere ganar dinero y tener seguridad. Después de unos minutos más de conversación consigo sonsacarle que le gusta programar, pero nada más. Ya está.

Indago sobre personas que pueden haber influido en sus preferencias y continuando nuestra conversación, consigo saber que su padre es agricultor pero no quiere trabajar como él, de sol a sol a la intemperie. Supongo que en realidad se refiere a que quiere vivir con la comodidad que tiene ahora (que le da el trabajo de sus progenitores) pero sin esforzarse como su padre.

Incredulidad

Entonces le digo que puede estudiar muchas otras cosas y no necesariamente tiene que estudiar una carrera universitaria. Pero, entonces, no acepta la propuesta. Sigue queriendo que le diga yo cómo mejorar su rendimiento y me deja claro que no quiere estudiar otra cosa, que no va a proporcionarle la seguridad financiera que busca.

Esta falta de logro, ¿Es una apatía generalizada de los estudiantes? ¿Los jóvenes en general quieren ganar dinero, para su seguridad, y ya está?

Bueno, en realidad, yo también tuve esos pensamientos.

Esperanza

Puede que aún tenga yo mismo esa sensación de falta de logro más a menudo de lo que lo manifieste verbalmente. Pero rememorando, quiero creer que también tengo otros más “elevados”. En mi día a día, encuentro motivos y acciones que me indican que sí persigo metas más altas. Pero me las he tenido que trabajar.

Revivo mis conductas pasadas, mis acciones y veo que me he preocupado por ayudar a otros, por aprender, por mejorar mi trabajo, pero también por sentirme reconocido, valorado, querido y recompensado. Entonces le pregunto porqué quiere estudiar Ingeniería Informática y me dice que su hermano estudió esa carrera y eso le animó a él. Le gustaba lo que veía. Quería parecerse a su hermano. Entonces creo que comienzo a entenderle: su fracaso anterior en otra universidad, cambiar de universidad, seguir con los mismos estudios pero con un bajísimo rendimiento y tener poquísimas amistades por no decir ninguna son su mochila personal y muestra su desarraigo, su desconexión social. Su aislamiento social no es más que un grito a voces de que quiere relacionarse pero no sabe cómo ni con quién. Lo que necesita es aliento, comprensión, apego y atención. Sentirse útil, apreciado y valorado.

Como “este es un mundo de acción, no de quejas y lamentos” (leo en el Twitter de una compañera), planteo por primera vez, no trabajar el desarrollo vocacional para mejorar la motivación en los estudios. Le planteo crear un chat para hacer amigos en la residencia donde vive y se le abren los ojos de par en par!!

Le digo que es muy difícil, que tiene que administrar un sitio web, un servidor, y manejar diferentes tecnologías web, pero, milagrosamente, dice que no le importa, que se va a poner a trabajar !

¿Habré dado en el detonante de su motivación por aprender y estudiar?

Artículo redactado por Domingo Martínez, Psicólogo del CAE