Moctezuma II

Os animo a conocer un poco más, al gran orador azteca, Moctezuma II.

“Yo, Moctezuma, gran orador de los aztecas, que hubo de entregar su imperio a los conquistadores”.

Moctezuma Xocoyotzin, que era hijo de Axayácatl, se convirtió contra su voluntad en sucesor de Ahuízotl como gobernante de Tenochtitlan. Podemos decir de él, que no le gustaba el contacto con las personas de su pueblo.

Cuando en 1519 recibió las primeras noticias de la llegada de gente extraña a la costa, Moctezuma II envió a investigar a un embajador que llevaba dos trajes: uno de ellos del dios Quetzalcoatl y otro del dios Tláloc. El embajador debía vestir al lider de los extraños (los españoles) con el traje del dios cuyos atributos fueran más semejantes a éste, y lo vistió con el traje de Quetzalcoatl. Al recibir la noticia, Moctezuma II, que era extremadamente supersticioso, se asustó y envió todo tipo de tesoros y presentes, para mantener alejados a los españoles, pero con esto consiguió aumentar la moral y el deseo de riqueza de los soldados.

El 8 de noviembre de 1519, Moctezuma II se encontró con Hernán Cortés, convencido de que era el dios Quetzalcoatl, ya que según la leyenda, tras haberse enfrentado a Huitzilopochtli, dios de la guerra, Quetzalcóatl habría partido hacia Oriente por el mar, haciendo la promesa de que volvería en el año azteca de Ce Acatl, fecha que casualmente correspondería al año 1519 y sobre todo, con la llegada de los españoles. La actitud de Moctezuma II ha sido objeto de numerosas especulaciones. Sólo aquellos que demostraban valentía en combate, podían llegar a ser Tlatoani (Gran Sacerdotes, como Reyes o Emperadores) y, sin embargo, los actos que la historia cuenta de Moctezuma II son de un lider atemorizado. Moctezuma II cedió a todas las peticiones de Hernán Cortés puesto que no pudo reunir un ejército lo bastante grande como para poder vencer a los españoles.

Pero Hernán Cortés, no se sentía satisfecho con las ofrendas concedidas, porque sabía que sus vidas tanto la suya como la de sus hombres  dependían totalmente de la voluntad del emperador. Así pues,  hizo prisionero a Moctezuma  pero lo mantuvo con una posición simbólica en el trono, y él y sus hombres, caballos, y más de 3000 aliados Tlaxcaltecas fueron asentados en el grandioso palacio de Axayácatl. A continuación de lo sucedido, las imágenes de los dioses aztecas fueron derribadas y sustituidas por imágenes cristianas y se eliminó el sacrificio humano. A los españoles se les dieron grandes cantidades de presentes y también el  penacho de Moctezuma. Moctezuma II consintió ser bautizado y declarado súbdito de España, donde todavía viven sus descendientes, los condes de Miravalle.

La tensión del pueblo ante la opresión española, va aumentando con el tiempo, hasta que en Junio de 1520, estallaría, y se formaría una revuelta, que dio lugar a violentas confrontaciones durante varios días. Cortés intentaría usar al emperador para calmar al pueblo y conseguir salir de la ciudad. Pero cuando Moctezuma se dirigió al pueblo, la rabia de toda la  multitud hizo que la gente lo apedreara, causándole la muerte. Aunque hay muchas otras versiones, que nos hacen mención a que Moctezuma y otros nobles aztecas sucumbieron bajo las espadas españolas.

Finalmente, los españoles tendrían que huir de Tenochtitlán el 30 de Junio de 1520, fecha que pasaría a la historia conocida como:  “La Noche Triste”.

Moctezuma pensó que Hernán Cortés, era el dios, por una profecía muy antigua que decía así:

La profecía de las señales:

Cuenta la leyenda, que los diez años anteriores a la llegada de los españoles, se sucederían ocho señales, que profetizaron el fin del imperio azteca. Las señales eran:

  • Una columna de fuego que apareció en el cielo nocturno (posiblemente un cometa).
  • Un cometa que apareció en el cielo durante el día.
  • El templo de Huitzilopochtli fue arrasado por el fuego.
  • Un rayo cayó en el templo de Tzonmolco.
  • Tenochtitlan se inundó.
  • Gentes extrañas, con un cuerpo y varias cabezas, se verían rondando la ciudad.
  • Se escuchó a una plañidera dirigir un canto fúnebre a los aztecas.
  • Se cazó un extraño pájaro. Cuando Moctezuma miró en sus pupilas, pudo ver hombres desconocidos desembarcando en la costa.

6 Responses to Moctezuma II

  1. jessica says:

    es histirial y me divierte

  2. Seu site foi-me recomendado pelo meu pai e eu estou feliz porque ele me falou sobre isso.

  3. gabriel omar says:

    tan buenas las leyendas

  4. Victor Manuel says:

    Muy buen artículo

  5. Michel says:

    Gracias para este documento!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>