Desde la época de las primeras colonizaciones el mar ha jugado un papel fundamental en el devenir histórico y cultural de Grecia. En la idiosincrasia del pueblo heleno la idea de libertad está precisamente relacionada con la íntima presencia del mar. No es por ello casual que la lengua griega posea tantos vocablos pertenecientes al campo semántico marino.

Los griegos acuñaron la palabra ὠκεανός océano, entendida como un río o masa de agua que fluía alrededor del mundo, identificado con el dios hijo de la tierra Γῆ y el cielo Οὐρανός. En su particular concepción del mundo la asociación de elementos marinos con divinidades era algo común. Ahí están, por ejemplo, Posidón, dios del elemento húmedo, capaz de desatar tempestades o hacer brotar manantiales, las nereidas, que representan las olas del mar, el río de los infiernos Aqueronte o el Escamandro de Troya que amenaza con desbordarse y ahogar al propio Aquiles.

Nuestro piélago procede de πέλαγος. El πόντος es la alta mar, οἶδμα es la rompiente de la ola, ὑγρά la humedad, ola y mar, θάλασσα agua de mar, mar.

Enormemente productiva es también ἅλς (latín sal) grano de sal, el agua salada, mar. La lista de vocablos derivados de este tema es larga. Cito algunos ejemplos:

λαδε hacia el mar / λοθεν desde el mar / λας, λατος sal (gr. moderno αλάτι) / λμυρς y λυκς salado (en gr. mod. permanece sόlo αλμυρός) / λίζω salar / ναλος no salado / λοτροφω alimentar con sal / λιας que sopla hacia el mar, favorable (dícese del viento) para embarcar / λιβδω sumergir en el mar / λιεω pescar (gr. mod. ψαρεύω)[1] / λιες pescador (gr. mod. ψαράς) / φαλος que está bajo el mar (gr. mod. υποθαλάσσιος) / νλιος marino / λιγηνς nacido en el mar / λκλυστος bañado por el mar / λκτυπος y λπληκτος batido por el mar / λπλους que nada en el mar / λιρης que surca el mar / λιναιτης habitante del mar / λπλαγκτος que va errante por el mar / λπορος que viaja por mar / λιπρφυρος teñido de púrpura del mar / λρροθος que resuena con el ruido del mar / λιφθερω destruir por naufragio / γχαλος próximo al mar / παρλιος junto al mar, costero (de donde gr. mod. παραλία paseo marítimo) / ξαλος fuera del mar / λκυών (αλς + κύω fecundar, concebir) alción, martín pescador / n. propios: μφαλος, λιρρθιος / topónimo: λπεδον

La idea de esta entrada era contaros la historia de la palabra que da nombre a este blog. Aγιαλς es la costa, litoral o ribera. Es frecuente en Homero para designar la playa donde están varadas las naves de los aqueos. Como nombre propio Egialόs designa la costa de Acaya, luego del Peloponeso.

Etimología: Chantraine[2] indica que el primer término del compuesto αἰγι procedería de αἶγες olas, según testimonio de Hesiquio (αἶγες: κύματα Δωριεῖς) o Artemidoro (αἶγες: καὶ γὰρ τὰ μεγάλα κύματα αἶγας ἐν τῇ συνήθειᾳ λέγομεν). El segundo término sería el genitivo de ἅλς y habría que pensar, pues, en la expresión ἐν αἰγὶ ἁλός.

aigialos.jpeg

La palabra tiene hoy un uso restringido. Αιγιαλός y αιγιαλίτιδα ζώνη (zona costera) forman parte de la terminología jurídica.

Se conserva, sin embargo, en su forma demótica γιαλός[3], como sinónimo de ακτή, ακρογιάλι ο παραλία. Es usual en poesía (acordaos, por ejemplo, de la famosa canción de Teodorakis Βάρκα στο γιαλό, o la letra de Στο ’πα και στο ξαναλέω que empieza: “στο γιαλό μην κατέβεις, και ο γιαλός κάνει φουρτούνα”…). A destacar el compuesto γιαλόχορτο (la planta de la posidonia), la expresión γιαλό γιαλό (a lo largo de la playa), y el dicho κάνε καλό και ρίξε το στο γιαλό equivalente de nuestro “haz el bien y no mires a quien”, es decir, echándolo al mar sin esperar recompensa.

Curiosamente, mientras acababa de preparar este post he recibido información sobre un curso monogáfico de la EOI de Barcelona enfocado precisamente al conocimiento del griego moderno a través de la cultura helena del mar y que lleva por título: “Thalassa, pelagos, ialos: 1002 maneres de parlar del mar en grec modern”.
Llástima que aquet port ens quede tan lluny!


[1] El neutro το ψάρι, του ψαριο, del gr. tardío οψάριον diminutivo de ψον (manjar, condimento, carne y pescado), substituyó al tema en vocal masculino χθύς, το χθος
[2]
Chantraine, Pierre, Dictionnaire étymologique de la langue grecque : histoire des mots (FL R2/D/L14’02/CHA/DIC)
[3]
Por aféresis del sonido vocálico átono inicial. Tendencia fonética que explica, por ejemplo, el paso de ἡμέρα a μέρα ο de οσπίτιον (del latín hospitium , que substituye a οἶκος -cf., no obstante, οίκος ανοχής casa de citas, o Λευκός Οίκος la Casa Blanca, εκδοτικός οίκος casa editorial, οικονομία economía, οικογένεια familia, οικισμός aldea, etc.-) a σπίτι.

Los comentarios no están permitidos.

www.flickr.com
Elementos de aigialos Ir a la galería de aigialos