El objetivo del estudio de las lenguas clásicas no es otro sino el de poder disfrutar leyendo a los autores griegos y latinos en su lengua original. Sin embargo, paradójicamente, nos solemos perder por el camino estudiando gramáticas tediosas que a lo sumo, y por lo general, nos capacitan para traducir frases y textos breves con la ayuda de un diccionario, como si se tratara de enigmas que descifrar.

Leemos poco latín y griego, pero escribimos menos aún. Y no hablemos ya de ejercicios acústicos. Nos habían dicho que se trataba de lenguas muertas, pero en realidad, como ocurre con cualquier otra lengua, también para aprender mejor las lenguas de Platón o Virgilio habría que potenciar el uso y la práctica oral. No se puede llegar a ser lector en una lengua no materna sin una mediana competencia lingüística en dicha lengua.

De las ventajas que para un helenista supone en este sentido conocer la lengua griega actual no hace falta que insista aquí. Ya habéis tenido ocasión de comprobarlo con algunos compañeros de clase que saben o estudian también griego moderno.

Ellos son los que con mayor comodidad siguen nuestras clases prácticas también por el tema de la pronunciación. Para que sigáis practicando la pronunciación histórica griega, aquí os dejo los enlaces a un video con el alfabeto, los diptongos y combinaciones consonánticas y una presentación acerca de la educación ateniense en la antigüedad (Como ejercicio sería interesante que intentárais primero escribir el texto, sin ayuda de la transcripción (bilingüe griego antiguo-moderno)- traducción.

Χαίρετε !

Una Respuesta a “Escuchando lenguas muertas”
  1. isabel says:

    Hola estaría interesada en contactar con alguien que traduzca lenguas muertas, tengo una grabación de un amigo que habla en un dialecto que desconozco que desearia su traducción y saber que idioma es, porque no lo reconozco como actual, muchas gracias

  2.  
www.flickr.com
Elementos de aigialos Ir a la galería de aigialos