Los celos de Juana (I)

imágenes de la película ” Juana la Loca” ( 2001)
El amor y la pasión que pareció embargar al archiduque durante los primeros tiempos de su matrimonio con Juana pronto cedieron, y él se dedicó a vivir la vida alegre y licenciosa que era connatural a los nobles y ricos de aquellas tierras, mientras que la archiduquesa, aunque se hizo a la vida de su nuevo país, nunca adoptó de corazón las costumbres tan contrarias a las austeras que había vivido con su madre y en la corte. Cierto es que para agradar a su esposo se dedicó a embellecer su cuerpo, para lo cual se entregaba a los cuidados de las esclavas que había llevado consigo, pero estos afeites y primores que Juana proporcionaba a su cuerpo, no lograron los efectos que ella deseaba, al contrario. Felipe odiaba a las esclavas y sus atenciones, pensaba quizá en que ejercitarían encantamientos y brujerías contra él, en caso de que sus pinturas, afeites y perfumes no diesen resultado.
Juana amaba a su esposo y veía como él se alejaba de ella para buscar otros alicientes, aun cuando ella estaba embarazada. Por eso, en esos momentos en que todas las mujeres reposan y abandonan un tanto la vida social, no se apartaba de él, convencida de que en cualquier ocasión, si ella no estaba presente, él aprovecharía esa circunstancia para serle infiel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.